Lifestyle

New York, New York part II

Si os enganchó la primera parte, no os perdáis lo que viene ahora. Lo primero, vamos a dejar caer algunos mitos.

Magnolia Bakery no es la mejor tienda de cupcakes de NY. Vale, Carrie Bradshaw es poderosa y mediática, y la primera vez que pasas por delante te da igual esperar los 20 minutos de cola que hay para comprarse un pastelito a precio prohibitivo. Pero una vez hecha la gracia, y si te pones a buscar un poco por el Village,  te encontrarás (Oh my god!) con Sugar Sweet Sunshine (126 Rivington St NY). Mucho más baratos y MUCHO más  buenos, creedme, una auténtica pasada. Aparte que las chicas, todas afroamericanas, eran un amor, súper atentas y simpáticas.

Aprovechad para dar una vuelta por el barrio, según los que lo conocieron años ha, es de los pocos sitios céntricos de Manhattan que sigue manteniendo su esencia y no ha sido invadida por la modernidad y el pijerío imperantes (inevitable por otro lado. Ahora New York mola, pero hace 20 años daba miedo viajar a la ciudad dónde más heroinómanos había por metro cuadrado. No olvidemos que Times Square en los noventa era un bulevar de prostitutas, lleno de cines X donde se intercalaban cine porno con pelis de Bruce Lee). Que sí, que a todos nos encanta ir a Macy’s y ver las tiendas de la Quinta Avenida, pero tiene mucha más gracia ver la NY de verdad. Y que una tipa con aros dorados gigantes que parece sacada de un vídeo de Christina Aguilera te diga en plena calle que le mola tu rollo, vamos, es para morirse de felicidad

Desayunar un bagel frente al Hudson. Vas a Wall Street, te compras un café en una de las 10 caravanas-puestos ambulantes que hay por la zona, haces lo propio con el bagel recién hecho, coges tu bolsita y andas un par de manzanas hacia el este. Te sientas en un escalón del paseo que da al río y listo. Momento perfecto por 3$.

new york cupcakes

Tiendas amigas Loversize. Lo estabais deseando.

A ver, realmente en cuestión de ropa es muy fácil encontrar algo que te quede bien en una tienda normal, si eres una talla 44 como yo, o más bien diría que hasta la 48 casi que no hay problema. Las americanas son bastante más grandes en todos los aspectos que las europeas, y lo que aquí es una XL allí es una M. Sin exagerar. Por ejemplo, me compré un montón de ropa en Urban Outfitters (hay uno casi en cada esquina, rollo Zara), tirada de precio y casi toda de la M. Realmente te hace muy feliz ir a cualquier sitio y encontrar ropa bonita, de tendencia y de tu talla. Qué ganas de que llegue a Barcelona, espero que mantengan el tallaje estadounidense ¡Por favor!

De todas formas, aunque en la mayoría de tiendas, incluso en Macy’s, vas a encontrar algo bonito y de tu talla (¡Incluso vaqueros Levi’s!), aquí tenéis un enlace para ir a tiendas un poco más especializadas https://www.timeout.com/newyork/shopping/plus-size-shopping-guide-to-nyc. Realmente, estas tiendas son un poco clasiconas (muy del gusto de la señora americana de a pie), así que mi consejo es rebuscar en cualquier tienda que te entre por los ojos, porque algo hay siempre.

En NY es genial ir de tiendas vintage, tengo la extraña sensación de que la ropa de antaño queda mejor a las chicas como nosotras. Será que las mujeres de antaño eran más redonditas o yo que sé, pero encuentras verdaderas joyas por nada y menos. Muy recomendable la tienda de Patricia Field (306 Bowery NY), la estilista de Sex in the City. Tenían unas cosas súper locas, también de todas las tallas y aunque puede dar miedo entrar por el precio, he de decir que está todo bastante asequible, aunque hay que tener muchos ovarios para colocarse las prendas. No tengáis miedo, el crop-top también puede quedarnos de lujo, sólo hay que combinarlo con una falda de cintura alta con mucho vuelo.

IMG_8539

Para acabar, y para las amantes del mundo crafty como yo, indispensable ir a Purlbee (459 Broome St NY) en el Soho, las fotos lo dicen todo. Hay una de las chicas que es latina y os puede dar mil consejos sobre lo queráis preguntarle. Además venden libros, revistas y patrones de todas las tallas. Si no sois mañosas siempre puede una recurrir a la madre o abuela de turno.

We-Love-NY

Nada más. Bueno sí, que vayáis ahorrando porque sé que tenéis unas ganas locas de ir a arrasar con todo. Yo también, que conste en acta.

Compartir:

Login