Mi bebé lloró 3 horas en un avión y esto fue lo que pasó