ATENCIÓN NOVIAS!

Si te casas en breves o te has casado hace poco, nos encantaría que nos contases tu historia a la hora de encontrar vestido. ¿Fue muy complicado para ti? ¿A qué tiendas fuiste? ¿Tuviste alguna experiencia desagradable?

Envíanos a info@weloversize.com tu experiencia y fotos si es que las tienes. Con las mejores haremos un post para que podáis leer todas

Hola!!!!
Os cuento un poquito mi experiencia. La verdad es que fue todo sobre ruedas y no puedo decir nada malo sobre lo que fue la elección y posteriores pruebas.
Me casé en mayo del año pasado (parece ayer oiga) y el vestido lo elegí en noviembre.  Tuve que aguantar algún comentario de «perocomolodejasparatantarde» o «veteamiltiendashastaquelloresporelvestido» Venga hombre que una no lloro ni con Bambi .
Bueno al lío. Fui  a una única tienda en Vitoria (Borgia Novias) y me probé 7 vestidos. Me quedé con el primero, creo que los demás me probé pues por si acaso, pero qué va… el primero era casi perfecto.
Las dos chicas un auténtico encanto. Hubo una afinidad tremenda desde el primer momento y se portaron genial.  Me tomaron chorrocientas medidas y les comenté los detallitos que quería poner en el vestido (manga tres cuartos, escote encaje y cinturón rojo) y obraron el milagro.
Tuve muchas pruebas puesto que no acertabamos bien con el ajuste del pecho y el de la cintura hasta que por fin quedó como un guante. Lo normal suelen ser tres pruebas, pues conmigo hicieron el triple.
No fueron dos dependientas más, fueron compañeras, fueron confidentes y sobre todo fueron más que profesionales.  Me hicieron sentir como única, no una más en la agenda. Y eso hizo que el vestido fuera único y espectacular.
Saludos!!!

Hola chicas!!!

En primer lugar no quiero dejar pasar la oportunidad de deciros lo cracks que sois y lo que mola que convirtáis en natural, lo que ya de por sí lo es. ¡Nosotras y nuestros cuerpazos! Enganchadísima al foro estoy también. Menudos culebrones se montan.
Mi experiencia, la verdad, fue cero complicada o traumática. Aunque debo decir que me liasteis bastante (sí, vosotras, malditas). Mi idea no era ir de novia. No me veía yo con vestidazo y más teniendo en cuenta que aunque trabajo en aceptarme, sigo sin haberlo conseguido al 100%. Yo vestido en plan pin up y poco más. Total, que un día colgasteis un post de estos de vestidos de novia en el que habíais ido y pensé, bah, yo de novia no voy a ir, pero engancho a mi hermana y a una buena amigui y nos vamos a jugar a ser protas del programa ese del Divinity.
¡Ay amiga! ¿Para qué queremos más? Después de sacarme 3 vestidos que me entraban pero con los que me veía horrible, me pillaron el rollito y aparecieron con la maravilla con la que me casé. Un vestidazo blanco y negro que encargué ese mismo día. Fin de mi búsqueda que no había ni empezado.
La tienda no sé si será más cara, menos, o qué. Pero me trataron genial, nos dieron cava (a nosotras eso de que nos alcoholicen siempre nos da el puntito positivo), y encontraron el vestido con el que me sentí primero y principalmente MUY YO, como que me casqué una cresta y todo. Y segundo, muy novia. Y mi padre que no daba un duro por mi atuendo, encantado jaja (a mi ya señor marido es que todo le parece bien en este sentido, angelito mío)
Así que GRACIAS otra vez. Ahí van un par de fotitos.
Besazo enorme!!!

Hola chicas!!

Me casé el 4 de agosto de 2018 y contaros que iba con mil miedos a buscar mi vestido de novia… En tallaje normal uso una 50-52 y pensé que no iba a poder encontrar nada para mi ( mucho pecho, mucho brazo, mucho culo y para rematar muslona y poca cintura).
He decidido escribiros porque no pude estar más equivocada, sólo hace falta buscar buenos profesionales.
Comencé mi búsqueda de vestido en Octubre de 2017, con suficiente tiempo para digerir el susto. En la primera tienda, multimarca, pretendían que me comprara el vestido bajo catálogo, no pude probarme ningún vestido, se limitaron a colgarme un vestido del cuello, colgado de la percha, sin quitarme la ropa de la calle y me decían: » ¿Ves? Este estilo es el que te queda bien pues ahora es elegir el que te guste del catálogo y pedirlo con tus medidas». Mi cara de horror lo decía todo. ¿Cómo podían decirme que me quedaba bien un vestido así? Colgado por la percha en mi cuello cual perchero? Mi padre me animaba convencido de que iba a ser así en todas las tiendas pero no lo acepté y me fui de la tienda. Ese día en casa me harté de llorar y aunque me quiero,  situaciones así hacen que dudes de todo.
Al día siguiente, sin ninguna esperanza, acudí a la cita que tenía en otra tienda multimarca. Ya cabizbaja, le dije que a ver si tenían algo para poder probarme. Y qué decir? La dependienta apoyo su mano en mi brazo y me dijo, no te preocupes, vamos a encontrar tu vestido y vas a poder probarte un montón. Os juro que esas palabras y esa mano en mi brazo me hicieron sentir  segura y recupere la confianza, estaba en buenas manos.
Me acercó un catálogo para conocer mis gustos y le enseñé lo que me gustaba. Me metió en el probador y trajo 4 vestidos. Me pude probar los 4, no acababan de abrocharme la espalda pero te los preparan de tal forma que te ves con ellos preciosa. Pero no eran mis vestidos, no acababan de convencerme y me dijo, estate tranquila, sé de un vestido que no has elegido de St Patrick ( modelo Maimara) pero que te tiene que quedar perfecto. Y tan perfecto! Me miré en el espejo y no pude pronunciar palabra, sólo esperaba que se abriera la cortina y mi madre y mi padre dieran el visto bueno. La sonrisa de mi padre me hizo llorar sin parar, era mi vestido y la dependienta me abrazó y me dijo, lo ves? Te dije que lo encontrarías! Todas venís igual y tenéis el mismo derecho a estar guapas el día de vuestra boda!
Os puedo decir que le agradeceré siempre a aquella señora su trato, su amabilidad y su manera de empatizar conmigo… Estuvimos hablando mucho rato de los problemas que, en algunas tiendas, ponen a las chicas de talla grande incluso talla pequeña y no lo entendía.
Está claro que no pueden tener todos los modelos en todas las tallas, no les entrarían en los almacenes pero, al menos, de los más demandados o más genéricos si deberían tener.
Así que a todas las novias de tallas grandes, medias y pequeñas, no dejéis que nadie os haga perder vuestra confianza, que os quiten la ilusión de ir vestidas de novia. En algún lugar os espera vuestro vestido ideal, solo hay que ponerse en manos de buenos profesionales.
Os adjunto alguna fotillo de mi vestido! Y gracias chicas por la gran labor que hacéis!

Aquí tienes las novias anteriores