¡Hola, Weloversizes!

Recientemente me he dado una paseo por Shein para ir preparando la temporada y he acertado de pleno. ¡Estoy encantada! Hay que estar un poco pendiente a los comentarios para hacerse a la idea de cómo talla (grande, pequeña, como indican las tallas…), pero esta vez me ha salido una compra redonda.

Me preocupé un poco porque, primero, me llegó un paquete en el que no estaba todo lo que había pedido y, a los pocos días, ya me llegó todo lo demás. Luego, vi en la página que es porque, a veces, tienen las prendas en diferentes almacenes. Más allá de eso, ningún problema. Un poco de plancha (siempre viene muy arrugado) y paso a enseñaros.

Vestido rojo. 

Me encanta. La verdad es que con lo sencillo que es, viste muchísimo. No es un tela excesivamente gruesa, pero no transparenta nada. El volante de la manga sigue hacia la espalda haciendo un escote muy bonito. El rojo se sale de lo habitual; tira a cereza, lo que le hace más especial. Me parece muy versátil; según el complemento que le pongas puedes ir vestida para un montón de ocasiones.


Vestido de flores.

Muy ligero, ideal para veranito. Lleva el escote cruzado y cinturón, lo que hace que se adapte muy bien al contorno. Las mangas son al bies y le dan mucha gracia. La parte baja de la falda lleva una pieza a modo de volante, que con un zapato alto tiene que tener un movimiento… Lo veo para usar a diario, pero si se le mete un tacón y un bolsito de mano queda perfecto para esas ocasiones que siempre surgen en verano.

Blusa roja.

Es muy vaporosa, con unas mangas amplísimas. Un acierto. Tiene un cinturón que cruza el frente de la blusa haciendo una figura muy bonita. Quizás, tenga que modificar el botón que lleva en el escote, pero por lo demás… ¡Chulísima! No es tan granate como en las fotos de la página. Es más un color guinda. Me parece muy adecuada para ir a trabajar trabajo; viste mucho, sin ir demasiado agobiada y eso, en verano, se agradece muchísimo.

Chaqueta negra.

Ya la pedí una vez, pero la devolví porque tallaba muy grande, así que esta vez apunté un poquito mejor y acerté. Se ciñe un poco bajo el pecho y, luego, baja abierta. Hace una forma muy bonita. Si le tengo que poner un pero es al botón. No me hace mucha gracia, pero eso tiene fácil remedio. La tela no es rígida, como acostumbramos a ver en este tipo de prensa, pero igual, si lo fuera, no tendría un vuelo tan bonito. Le veo un motón de posibilidades: para ir a trabajar, con vaqueros, para salir, sobre el vestido rojo…

Lucía Mora Prados.