Moda

Queridos tacones

‘¿Vas a estrenar esos tacones para ir a trabajar? ¿Estás segura? Porque luego no te voy a ir a buscar’. Creo que es de las preguntas que más se han repetido a lo largo de la relación con mi pareja. Porque sí, a todas en algún momento se nos ha metido entre ceja y ceja comprarnos unos señores taconazos, aunque sepamos que no vamos a llegar a la vuelta de la esquina, pero los compramos.

En la tienda todo son buenos propósitos: me los pondré para ir a tal cena, para la boda de Pepita, para ir al evento de tal… claro, claro. Mucho peor es mirar zapatos online, todos los ves ponibles, todos los ves comodísimos. Y vas pensando ‘Si esa modelo de metro ochenta los lleva con tanta ligereza, ¿por qué yo, con mi metro sesenta y siete, no voy a poder llevarlos?’. Pobre inocente, no te planteas que cuando vuelves a tu casa con tus tacones o cuando te llega el amigo de Seur (al que ya tienes la confianza de llamar por su nombre e invitarle a desayunar) y te los vuelves a probar, la cosa cambia. ‘¡Pero bueno! ¿Quién ha cambiado los zapatos? !En la tienda no me dolían así! ¡En Asos eran preciosos y no parecía que iba a estar subida en las Torres Kio!’.

No hay dolor, no hay dolor, no puede haberlo, y si lo hay vamos corriendo a la farmacia a comprar todo el arsenal de tiritas, almohadillas y antirozaduras. ¿Que te tuerces un tobillo? NO HAY DOLOR. ¿Que pareces Chiquito andando? NO HAY DOLOR. ¿Que tienes que salir de fiesta con un bolso más grande que tú para poder llevar calzado de repuesto? NO HAY DOLOR. No amigas, no lo hay, porque el poder que te dan unos tacones bien merece todo lo anterior descrito.

Si como yo eres una amante de los tacones, pero sólo te los puedes poner cuando te llevan en coche o cuando estás limpiando por casa, seguro que aprecias estas maravillas y entenderás el por qué de mi pensamiento: no sé ni cuándo ni cómo, pero los quiero aunque sea para adornar el vestidor.

wedgesasos

Superior: Asos       Inferior: Zara

Mientras me decido a si prefiero caerme de un quinto piso o ser un poco más realista, me conformo con estas otras que entran dentro de mis posibilidades para hacer algo más que dar dos pasos. El color me parece precioso, y esta temporada me está dando por las cosas de color rosa (de momento ya tengo un bolso jiji).

sandaliasflores
Aunque no me importaría cualquiera de estas otras cuatro opciones… Sobretodo las metalizadas, ¡me tientan mucho!.

weloversizesandals Metalizadas y rojas: Office UK

Blancas y negras: River Island

Compartir:

Login