Querido diario

No puedo parar de engordar

Según estoy escribiendo esto seguro que peso ya algunos gramos más que la última vez que me subí a la báscula y es que hace unos meses que no puedo parar de engordar.

No me alimento peor que antes (mi vida como gordibuena me obliga a cuidarme para que el peso no se me vaya de las manos) pero sí en más cantidad. Me levanto pensando en desayunar, y mientras me como mis tostadas con tomate ya estoy pensando en lo que me voy a preparar para media mañana. Así sucesivamente, siempre pensando en comida. Y mientras me zampo el plato de ensalada con pollo que me toca a las 2 de la tarde, mi mente ya divaga sobre lo escaso que es el plato y el hambre que voy a tener dentro de un par de horas. Estoy obsesionada.

No-quieras-saberlo

Mi relación con la comida nunca ha sido muy estable, pero desde hace unos meses y debido a problemas familiares, la ansiedad se ha multiplicado x1000 y soy incapaz de controlarla. La comida es lo único que me motiva, y pensar en saborear cosas ricas me alivia temporalmente.

Me propongo reducir cantidades y controlar lo que como casi cada día. La motivación me dura unas horas, hasta que recuerdo mis problemas y me dejo llevar por frases del tipo ‘si es que te lo mereces, tampoco estás tan gorda, por hoy no pasa nada, ya mañana empiezas‘. Todos los días empiezo la dieta, y todos los días la rompo, con la frustración que eso supone y la sensación de fracasada que voy acumulando.

Tengo miedo de que esto vaya a más, así que estoy escribiendo estas palabras no solo como desahogo, sino también como primer paso de una terapia que acabo de empezar y que espero pronto de sus frutos. He llegado al punto en el que sé que sola no voy a poder y he pedido ayuda a un profesional. Me ha costado dar el paso pero ya estoy en el camino y si tú crees que no controlas lo que comes, sino que es la comida la que te controla a ti, quizás también sea el momento de decirlo en alto y romper con todo.

Espero que me veáis pronto por aquí con buenas noticias. ¡Vamos a por ello!

My new life

Compartir:

Login