Sex & Love

WeLoverTerapia: mi novio confunde faltas de respeto con celos

Hace un par de días me llegó un mail de una lectora de WeLoversize contándome un problema y pidiéndome mi opinión imparcial. Cómo me parecía que el tema tenía mucha “chicha” y más de una lectora se podía sentir identificada, le pedí su consentimiento para publicar el e-mail y escribir aquí mi opinión.

El e-mail decía tal que así:

Te comento la situación…

Tanto mi novio como yo somos mayorcitos, tenemos treinta y pocos. Y bueno, el resto de nuestros amigos igual. Lo digo porque visto desde fuera puede parecer algo de críos y es que yo ya me he rayado pensando que es una tontería porque eso es lo que dice mi novio. A ver…

Hace un mes o así una chica empezó a salir con el grupo porque era amiga de uno. Es una chica maja y divertida, pero hay un problema y es el siguiente. Le mete fichas descaradas a todos los del grupo. Al principio yo no dije nada porque pensé que igual eran imaginaciones mías, pero es que ha llegado un punto súper bestia. Lo comenté con una del grupo y me dijo que todas se habían dado cuenta, que algunas lo habían hablado con sus respectivos novios y bueno, yo hice lo mismo.

Para que os imaginéis el percal os pongo algunos ejemplos:

– Estamos de fiesta y de repente se acerca a uno de los tíos y le planta un lametazo en el cuello.

– Vamos a tomar algo y se sienta encima de uno de los tíos y empieza a restregar el culo.

– Sin venir a cuento agarró de las manos a uno de los chicos, las puso en sus tetas y le preguntó “¿Qué tal me queda este sujetador?”

Más todos los comentarios inapropiados como “tú tienes que comer el coño de miedo, tienes cara” o piropos también bastante incómodos. O el dar picos a los chicos. Yo que sé, cosas de ese palo.

Os he puesto los ejemplos más bestias de las últimas veces que salimos, porque al principio era más sutil.

La cosa es que yo lo hablé con mi novio y me dijo lo mismo que el resto de los novios de mis amigas: que era verdad pero que qué iba a hacer. Que ellos no pueden hacer nada porque es la manera de ser de ella, que igual somos celosas y que si tanto nos molesta lo hablemos nosotras.

A mí me da palo hablarlo con ella porque realmente no es a mí a la que está violentando, sino a mi novio, y no quiero quedar de celosa. Y yo que sé, ya no sé ni qué hacer. A ver, es obvio que me molesta, pero lo que me jode es que mi novio “invisibilice” mis sentimientos y como que los justifique diciendo que son celos. Yo sé que él los cuernos no me los va a poner, al menos no con esta chica porque sería de tontos, pero es que me parece una falta de respeto todo.

¿Tú qué opinas?”

Teniendo en cuenta lo que me cuentas, se me ocurre la siguiente explicación:

  1. Vuestros novios confunden celos y sentirse ninguneada.

Es fácil pensar “es que en tu situación cualquiera sentiría celos”, pero más que celos lo que me parece es que estáis indignadas por una falta de respeto enorme. ¡Y con razón!

Es evidente que a ella no le tenéis que pedir explicaciones porque está soltera y no os las debe. Además, tampoco es vuestra amiga porque la acabáis de conocer como quien dice, así que no os debe ningún tipo de “lealtad” en ese sentido. Son ellos los que tendrían que justificar esa falta de educación tan grande.

Una cosa es ser cariñoso con una chica a la que acabas de conocer y otra mostrar actitudes claramente “de pareja” sabiendo que eso molesta a tu novia.

  1. A vuestros chicos les gusta gustar.

Vaya, que les mola que una chica les tire la caña y vaya detrás de ellos y por eso no quieren pararle los pies.

  1. Para que esta situación no acabe, os tachan de “celosas”.

En vez de reconocer que tienen un problema en su ego masculino y que por eso disfrutan cuando una chica (chica que probablemente ni les atraiga) les sube la autoestima, os hacen sentir a vosotras inseguras. Es una manera de tirar balones fuera. Así evitan que les deis la chapa más a ellos y también evitan que habléis con ella, porque hagáis lo que hagáis quedaríais como unas “novias celosas”.

Además, dejándoos a vosotras la responsabilidad de gestionar la situación y hablar con la chica, lo único que están logrando es perpetuar el estereotipo machista de que “somos muy malas entre nosotras y siempre acabamos discutiendo”.

¿Vosotras qué opináis del e-mail de esta chica? ¿Cómo reaccionarías en su situación?

Autora: Marina Pinilla, psicóloga  especializada en Psicología de la Salud e Intervención en Trastornos Mentales y del Comportamiento.

Redes sociales: @ManriMandarina

Compartir:

Login