Lifestyle

10 Razones por las que odio salir de fiesta

Desde siempre he sido un poco antigua, no porque me gusten los trajes del siglo XV ni mucho menos, sino porque a mí me dices de salir un sábado <inserte aquí cualquier otro día> a partir de las 12.00 am y soy como Cenicienta, me convierto en calabaza. Vamos que me achanto y no hay quien me saque de casa. Soy VIEJOVEN.

Una putada, hablando mal, porque mi generación, conocida como la generación botellón no concibe una vida sin fiestas y alcohol. Peeeero como aceptarse y quererse tal cual eres siempre es lo primero, aquí os dejo 11 razonas por las que odiar salir de fiesta, por si algun@ quiere unirse al club:

1. Te gastas un dineral. Que si taxis, bebida, entrada…

giphy

2. Los tacones. Y sé que me diréis que existen botines y sandalias monísimas sin tacón, pero aquí una servidora siempre acaba pecando y pensando que esa noche los podrá soportar. ERROR.

3. Sudas, pero vamos, muchísimo. En verano y en invierno. Yo creo que a nadie se le ocurre ir a una discoteca-pub con un suéter de cuello vuelto ni aunque sea 19 de diciembre.

giphy (1)

4. Falta de espacio vital, agobio, manos que tocan tu culo y no sabes de donde proceden. Algún list@ que enciende un cigarro y acaba quemándote. Por supuesto no podía faltar el/la que te tira la copa encima y te deja pegajosa toda la noche.

5. La verdadera odisea que supone ir al baño y la laaaaaaaaaaarga cola que se forma en el de mujeres. Juro que no puedo entenderlo. El estado del baño no hace falta que lo comente.

6. Los “intentos” de ligoteo. Desde el típico: “Tienes un cigarro” o “Yo a ti te conozco” hasta (y juro que me lo han dicho) “Tienes un grano en la frente pero no pasa nada, a mí me gusta”… ¿Hola? Hombres del mundo, la primera frase que intercambias con una mujer no puede ser esa.

giphy (2)

7. Al volver pareces una versión desmejorada del Joker. Básicamente supongo que será por todo lo que sudas, pero eso no quita que al mirarte en el espejo te preguntes como es que el taxista ha parado y no ha intentado desexorcizarte.

8. El típico amigo que se bebe hasta el agua de los floreros y acaba cayéndose porque no ve un escalón o intentando hacer acrobacias como si trabajara en el circo del Sol o vomitando como si no hubiera un mañana. Sobre ti, por supuesto.

9. Naturalmente cuando se despierte te llamará dolorido y preocupado por la cantidad de heridas-hematomas que tiene y que no recuerda haberse hecho.

10. Al día siguiente como mínimo te despiertas a las 12.00 pm, por supuesto es un día perdido, porque lo único que haces es marmitar del sofá a la cama.

Resaca.

De repente un pitidito en el móvil te descubre que tus queridos amigos han subido fotos al Facebook, y menudas fotos… Pepper (American Horror History) a tu lado podría presentarse a Miss Universo y ganar.

¡Qué bien que se queda uno en casa sin salir!

Sonia P.

Compartir:

Login