Lifestyle

Opinión: Probamos Aspirador Conga EcoExtreme de CECOTEC que arrasa a precio low cost

Existen infinidad de detalles que son claros indicadores de que nos hacemos mayores. Preferir una noche de sofa-peli-manta en lugar de salir de juerga hasta las tantas, ir a Ikea y disfrutar como una enana en un parque de atracciones, o celebrar como una loca cuando al fin das con un aspirador que cumple tus expectativas.

Sí amigas, este ha sido mi caso y lo digo con mucha dignidad: he encontrado el aspirador que me acompañará de por vida. Y de veras puedo asegurar que no ha sido tarea fácil. Han sido muchos años de luchar con incomodísimas máquinas que no hacían más que volverme loca cada vez que quería dejar mi casa como una patena.

Yo era de aquellas personas que directamente odiaba solo el hecho de pensar en pasar el aspirador. Entre otras cosas porque contaba con un aparatejo que desprendía un calor insoportable cada vez que lo ponía en marcha. Tras pocos minutos de tirar de aquel muerto te sentías como un oso asfixiado en sudor, agotada por darle al brazo y cagándote en el que había inventado semejante máquina del demonio. Si es que encima, tuvieron los huevos de incorporar un botoncillo que en teoría – y solo en teoría – silenciaba cualquier sonido del aspirador, y eso era más mentira que el bulo de Ricky Martin, el perrete y la mermelada.

Y entonces llegó a mí, en forma de caja alargada, la Conga EcoExtreme de Cecotec. ¡Ay señoras! Si es que ya antes de desempaquetarla vi el cielo abierto. Podía cargar con aquel paquete sin ningún tipo de problema por lo que, una de dos, o me habían tangado y venía vacío o realmente tenía entre mis manos un aspirador ligero como una pluma.

Nada más abrirlo descubrí un pequeño set de piezas que convierten a la Conga en una aspiradora hiper funcional. Su depósito con filtro sin bolsa, su mango de ‘quita y pon‘, su base de aspiración y un componente específico para llegar a pequeños recovecos (como por ejemplo las ranuras de los radiadores). Me dispuse a leer el manual y en seguida fui consciente de lo sencilla e intuitiva que es esta aspiradora.

Tiene diferentes botones que ayudan a abrir sus compartimentos y filtros, de manera que mantenerla a punto es la mar de fácil y rápido. Decidí comenzar a montarla con su pie y su tubo, esperando que algo tan ligero estuviese a la altura de un piso con niños incorporados. Sin necesidad de encorvar mi espalda, empujando el mango incluso con un dedo, recorrí el pasillo para observar cómo la Conga cumplía por completo con lo que yo buscaba. Además, su cable de casi cinco metros permite suficiente libertad. Sin sudores, moviéndome cómodamente, terminé la tarea casi sin despeinarme.

Al terminar, abrí la boquilla delantera y me deshice de todo el polvo acumulado (que parecía menos, la verdad, ¡qué horror!). Coloqué de nuevo el cable y guardé a mi nueva mejor amiga junto a un mueble, ocupando apenas espacio. Era para darle un abrazo y un beso, pero tampoco vamos a pasarnos, ¿no?

Lo mejor vino después. Como buena emprendedora junto con mi pareja, intentamos sobrevivir con nuestro propio negocio y esto conlleva, además de mucho trabajo, mantener limpio un local de 140 metros cuadrados ¡qué se dice pronto! Así que en cuestión de segundos desmonté la Conga, la metí en una bolsa, y allí que nos fuimos las dos a currar. Esta aspiradora puede con todo, ya os lo digo, incluso con la mugre que pueden producir treinta adolescentes en una tarde de juegos.

¿RECOMIENDO LA CONGA DE CECOTEC?

Por supuesto, es cómoda, práctica y súper eficiente.

¿Y LA VALORACIÓN CALIDAD/PRECIO?

Pues genial. Actualmente hay un amplísimo catálogo de aspiradores, desde los más baratitos a máquinas mucho más caras. La Conga es de lo más económico del mercado y hace perfectamente su trabajo, ¿qué más le podemos pedir?

Si te ha gustado puedes comprarla en este enlace.

 

Post NO patrocinado. La compramos y pedimos a una colaboradora que la probase porque nos lo sugeristeis :)

Mi Instagram: @albadelimon

Compartir:

Login