Tras muuuuuchas citas de Tinder y muuuchos polvos, he decidido recopilar toda mi sabiduría para ayudar a jóvenes e inexpertas chicas que están empezando a usar esta maravillosa app. A lo mejor estás pensando “y esta chica de qué nos va a dar consejos si no ha encontrado el amor”, y yo te diré “es que no busco el amor, busco follar”. Así que, resuelta esta duda, prosigo.

Cuando empecé a hablar con tíos vía Tinder una de las grandes dudas que tenía era si dar o no mi número. Siendo sincera, casi siempre me arriesgaba y me llevaba un palo enorme, pero es que hablar por ahí me parece super impersonal y frío. ¿No os da la impresión de que la otra persona está diciéndole lo mismo que a ti a otras cuatro tías? A mí sí, y si bien no quiero un príncipe, tampoco un tío que pasa de mi culo.

Pros de dar tu WhatsApp:

  • Es más directo.
  • Le demuestras a la otra persona que sí estás interesada.

Contras de dar tu WhatsApp:

  • El tío puede estar como las maracas de Machín o, en otras palabras, como una puta cabra. Y oye, no sé tú, pero a mí no me gusta dar mi número a peña turbia. De la experiencia se aprende.

¿Entonces cuándo narices doy mi número o le pido el suyo?

Hay tíos que en la primera conversación ya te sueltan eso de “uy es que me va mal la aplicación, mejor hablamos por WhatsApp”. MENTIRA. Y así de primeras a mí no me gusta andar dando mi número porque no conozco a la otra persona. Esto también depende mucho de lo que busques en la persona, porque si quieres un polvo de una noche tampoco te importa mucho saber dónde se crió, cuáles son sus ambiciones o qué es lo que le gusta para desayunar (salvo que la respuesta sea «tu coño»). En estos casos tampoco es que te haga mucha falta andar dándole tu número, con darle tu dirección basta y sobra.

Sin duda el mejor consejo que os puedo dar es hazlo cuando estés cómoda y te apetezca. Si es al minuto 1 guay. Lo peor que puede pasarte (y que por desgracia me ha pasado) es que sea un tío muy pesado que no sabe aceptar el rechazo y te abrasa a llamadas. Por suerte siempre se pueden bloquear los números de teléfono.

Aun así yo creo que es mejor esperar y mantener como mínimo dos conversaciones en las que estés cómoda para conocerle un poquito mejor y estar segura de que no es un psicópata que tiene a su madre congelada en el frigorífico. Que sí, que cada una haga lo que le salga del higo, pero es un coñazo que un tío chungo tenga tu número o, peor aún, agregar a alguien en WhatsApp y darte cuenta a las dos horas de que no tenéis nada en común.

¿Tú eres de las que dan el número en seguida o de las que necesita semanas para estar segura?