Querido diario

33 cosas que aprendí a mis 33

Podría decir que ya tengo una edad como para haber aprendido algo y, efectivamente, tengo una edad, 33. Lo que te hacen decir los médicos cuando te meten el dichoso palito en la boca. La edad de cristo, que me dice todo el mundo. O la edad a la que murió Bruce Lee, que como soy atea, me gusta más. A mí, espero que me queden muchos años más que al chino en cuestión.

Pues a mis 32 veranos (la mia mamma siempre me dice que me falta uno) he aprendido unas cuantas cosas que, haciendo limpieza ayer, encontré escritas en una libreta de esas que siempre llevo en el bolso y, cuando estoy “inspirada”, aburrida o simplemente quiero, garabateo con escritos. Siempre me he creído muy Neruda, ya ves tú.

(He añadido una más, porque la lista del cuaderno era de los 32, pero como es la última, en esencia, es lo mismo).

  1. Todo pasa. Lo bueno y lo malo, nunca dura para siempre. Para una persona impaciente como yo, es una mierda.
  2. Todo llega. No seas impaciente, no te servirá de nada.
  3. Procura no ser impaciente (estoy en ello, en realidad no lo he terminado de aprender todavía). Nada más que añadir, señoría.
  4. Di que no. Aprende a decir que no, a veces está bien decir que no. Y no es no.
  5. Di que sí. Apúntate a un bombardeo.
  6. Nunca hay dos veces para vivir lo mismo. Disfruta todos los momentos que te brinda la vida, porque nunca van a volver a repetirse, o al menos no de la misma forma.
  7. No toleres mentiras. Si te han mentido una vez, probablemente vuelvan a hacerlo.
  8. No mientas. Hacer una cosa mal es perdonable, una mentira no. Es mejor arrepentirte de algo que has hecho mal que ocultarlo y perder la confianza de alguien que quieres para siempre.
  9. Todo el mundo comete errores, tú también. Equivocarse es una de las cosas más humanas que existen, aprende y saca el lado bueno de tu error, siempre lo hay.
  10. Quiere bien. Cuida a la gente que te quiere y que te arropa, no hay nada mejor que demostrar el cariño a tus seres queridos. ¡No seas raspa!
  11. TOCA. Abraza (pero fuerte, nada de mierdas), besa y da la mano, cógete fuerte. El tiempo pasa y arrepentirse de no haber demostrado amor es lo peor que te puede ocurrir. (léase teniendo en cuenta el punto 4).
  12. Sufrirás perdidas. Perderás a gente que quieres, que quieres mucho y tendrás miedo hasta de olvidarte de sus caras. A mí me pasa con mi abuela a diario, no existe día en el calendario que no intente acordarme de su cara (con cada una de sus arrugas, sus ojos azules, su pelo fuerte con cero canas) pero cada día la recuerdo peor, eso solía generarme mucha frustración, pero he aprendido que basta con que me acuerde de ella, porque para acordarme de su cara ya están las fotos. Lo del olor es lo que llevo peor .
  13. Quiérete. Tú eres la persona más importante de tu vida. Consiéntete.
  14. El amor no todo lo puede. Elige con el corazón, pero deja hablar a tu cabeza. El Diario de Noah es una peli, como Jurassic Park o como la matanza de Texas. Pero… Se romá[email protected] y detallista. A nadie le amarga un dulce, y serlo llena el alma y el corazón.
  15. Si alguien te quiere, de verdad, no te hará ir detrás, no te dejará sufrir, te cuidará, tendrá detalles contigo y estará en tu página. No porque lo tenga que hacer, sino porque quiere hacerlo. Si se fuerza, no es amor. Si duele, no es amor. Si no tiene tiempo para ti, no es amor. Si te da la mano y va a tu lado, es amor, ni delante ni detrás, a tu lado.
  16. La persona que buscas está en cualquier lado, no la busques. Hasta en el lugar que siempre detestaste (no todo en la vida son Tinder sorpresas, también hay gente bonica en las apps)
  17. Las relaciones con las personas son un “quid pro quo”. Si te portas bien con alguien deberías recibir lo mismo. Como no siempre sucede, tienes derecho de admisión, la vida es demasiado corta como para perderla con personas tóxicas.
  18. Lucha y no te rindas. Lucha por la gente que quieres, por tu relación de pareja, por tu familia, por tu trabajo, por tus sueños. Lucha. Cáete, permítete estar en el suelo un ratito, y levántate más fuerte. Nada que merezca la pena de verdad es fácil, nada.
  19. Cuida a tus amigos de verdad, esos a los que puedes contar con los dedos de una mano. Hay gente que no encuentra jamás un buen amigo, si eres afortunado, no lo pierdas por nada del mundo.
  20. “Disfruta de las pequeñas cosas, porque tal vez un día vuelvas la vista atrás y te des cuenta de que eran las cosas grandes.” Que esto no lo digo yo señ[email protected], que lo decía un tal Antoine de Saint-Exupéry en un libro, el principito.  Y, oye, 140 millones de copias vendidas… no esperes para estrenar ese vestido, no es pronto para dar ese beso, nunca es tarde para aprender a patinar…
  21. PRUÉBALO. No puedes saber si te gusta si no lo has probado. Da igual que sea un guiso de riñones o un salto en paracaídas ¡Lánzate!
  22. Lee. Solo hazlo. Poesía, novela, ensayo, el periódico, una revista o mi blog.
  23. VIAJA, VIAJA, VIAJA. Las mejores cosas de la vida pasan cuando estas viajando. Y vete a África, hazme el favor…
  24. Escucha música, llénate de acordes y, si puedes, aprende a tocar un instrumento.
  25. Lo que no te mata, te hace fuerte. Y…
  26. Eres más fuerte de lo que crees. Te lo digo yo, que he podido con un alíen en sentido literal y con más de uno en figurado.
  27. Llora, si lo necesitas lloraY que no te importe mostrarte vulnerable, descubrirás que hay muchas manos dispuestas a limpiar tus lágrimas. Ser vulnerable no es ser débil.
  28. El trabajo jamás te abrazará, ni te besará, ni te dirá te quiero. Cumple, se responsable, y pon todo de tu parte. Pero nunca sacrifiques el resto de tu vida por él. Relativiza.
  29. Se generoso. No necesitas todo lo que crees que necesitas, comparte. Y se humilde.
  30. No pares nunca de aprender. Y valora a todo el mundo, pues hasta quien no crees tiene algo que enseñarte.
  31. Se bueno, pero de verdad. No se trata de poner siempre la otra mejilla, pero el ojo por ojo lo único que hace es dejar al mundo ciego. El rencor, la venganza, la ira, son sentimientos que no generan más que malestar y, amigo, la vida es muy corta como para llenarte de ellos.
  32. Ten un animal y, sobre todo, quiérelo. Verás la vida con otros ojos, serás mucho más feliz.
  33. Y VIVE JODER VIVE. No pierdas ni un solo segundo de este regalo, porque no va a volver. Y si, lo vas a pasar mal, pero que sea poquito rato. Pero también lo vas a pasar en grande, porque la vida es una montaña rusa y, [email protected], las montañas rusas están en parques de atracciones, un lugar lleno de risas y sonrisas, así que la vida, no puede ser más que buena, pero eso solo depende de uno mismo. 

Vive, joder, vive.

Y si algo no te gusta, cámbialo.

Y si algo te da miedo, supéralo.

Y si algo te enamora, agárralo.

Tengo que, nunca es un buen comienzo. No
hagas nada que empiece por estas palabras.

Quiero/amo/me flipa/voy/puedo, es la mejor
manera para construir tus frases, tus días
y toda tu vida

 

El poema es de Patricia Benito, pero resume bien estas 33 cosas que aprendí a mis 33.

 

LOLA MENTO

Drama Queen, Veterinaria, Wanderluster enfermiza, Bebedora de vino y vermú, comedora de guisantes y croquetas, Rockera pero flamenca. Siempre siempre siempre con labios rojos.

Compartir:

Login