Querido diario

Cómo una mascota te puede salvar la vida

A ver, calma. No estoy diciendo que tu perro sea Superdog, ni que tu periquito testifique a tu favor en un juicio. Tampoco voy a decir que si no tienes mascota (ni quieres tener) te vayas a morir en tres semanas. Lo que pretendo explicarte es que tener un animal tiene muchos beneficios.

Tener una mascota y, sobre todo, establecer un vínculo con ella, es de lo más bonito del mundo. Tienes un compañero de vida, un amigo que no te juzga ni te da chupitos de Jägermeister a las cinco de la mañana, es alguien con quien hablar y que no te va a decir “No te rayes, tía” (por favor, que a mí me dicen eso y me rayo el triple)…

Te voy a plantear mi caso. Estuve estudiando cinco años fuera de casa (veterinaria, you know), y vivía sooola, en un piso para una persona sooola, y no tenía a nadie porque estaba sooola… (Nah, estoy dramatizando.) No es que lo pasase mal, y además con lo diminuto que era el piso y las horas que echaba en la uni tampoco habría podido tener un animal (ni dejaban tener, además). Pero llegar a casa agotada y que lo único que me recibiese fuese mi planta (DEP) y una pila de platos sucios… Sí, necesitaba a mis gatos. Y entre lo sola (solita en la habitación) que estaba y todo el estrés, mi salud acabó mermando un poco. Ahora que tengo la carrera y a mis gatos he recuperado pelo, color de piel y estilo. #TrueStory

Tal que así estaba yo durante las vacaciones, pero sin lo psicodélico

¡Pero hay muchos más motivos por los que una mascota te puede salvar la vida!

Otra de las listas de Cris. Hoy… Motivos

  • Tu mascota no te juzga. Ya lo decía antes. Y sí, todos hemos visto la típica foto del perro con mirada suspicaz, pero por lo general, tu animal no te juzgará. Le va a dar igual cómo seas físicamente (todos tendríamos que ser así), lo que hagas con tu dinero o la cantidad enfermiza de productos de papelería que almacenes. Es tu amigo incondicional.
  • El amor que das se te devuelve magnificado. Ojo aquí porque la forma de demostrarlo dependerá del tipo de animal. Un perro va a ser ultraefusivo y todo emoción, y un gato ya si eso te lo comentará cuando tenga un hueco, pero cuando ronronea… Te devuelve a la vida. Te resucita. Y lo monas que son las ratas cuando se te acurrucan al lado y cierran los ojillos… A mí me encantan, son mejor mascota de lo que muchos piensan.
  • Hay beneficios para la salud. Hablo en serio, esto es 100% real no fake (típico que dices esto y parece más fake que nunca). Me explico: si estás a gusto con tu mascota, aunque tengas un día de putos nervios te relajará estar con tu mejor amigo. Eso implica que bajan tus niveles de cortisol (la hormona del estrés) y de pulsaciones, el cerebro se tranquiliza… Vamos, que tienes al monitor de meditación en casa, y rebajar el estrés siempre es bueno para la salud. No hay más preguntas, Señoría.

  • Buen karma pa ti. Vamos, le estás dando una buena vida a un animal, eso sube puntos del karma como ayudar a las abuelitas a cruzar la calle. Pero ayudar a las abuelitas también está muy bien, ¿eh? Y colaborar con protectoras de animales también.
  • La mascota te acompaña cuando nadie más lo hace. Y me refiero a esos momentos de bajona monumental, cuando estás de resacón en casa, cuando estás viendo la típica película moñas de Navidad y sabes que no te va a pasar nada de eso y te echas a llorar… Ahí está tu best friend de cuatro patas (o las que tenga, bien puede ser un loro), a tu lado, pensando qué puñetas haces pero sin plantearse dejarte sola. Te quiere. Y estará contigo hasta el final.

Por todo esto y por mucho más, una mascota es maravillosa y puede ayudarte a que te sientas mejor en este lugar llamado mundo.

¡Cuéntame! ¿Se te ocurren más motivos? ¿Tu mascota te ha salvado la vida de alguna forma?

 

Imagen destacada

Compartir:

Login