Querido diario

Cuando todos saben que estás gorda menos tú

¿Será verdad eso de que tener pareja engorda? En mi caso, no sé si serían esas tardes en el Burger King, o de heladería con mi chico, o si fue culpa tal vez de esas comidas basura que ofrece la cafetería de la facultad cuando muy a tu pesar, no puedes salir de ahí. O tal vez sería mi metabolismo cabrón. El caso es que, sea quien sea el culpable, he engordado.

Pero no viene de ahora. Resulta que llevaba tiempo estando más gorda de la cuenta…¡y no lo sabía!

giphy (2)

Tengo la ”suerte” de tener las carnes duras y bien puestas. Tengo curvas muy proporcionadas que hacen que mis kilos de más no se me amontonen en un lugar concreto. Debe ser por eso que no me creí lo que vi en la báscula. Yo, con mi metro cincuenta y siete de estatura, mis curvas perfectamente situadas justo donde deben estar y mi escasez absoluta de michelines, ahí me encontraba con mis recién estrenados 91 kilazos.

”¿Pero esto que eeeeees? ¿Cómo he podido llegar hasta aquí?¿Dónde están estos kilos? ¡Si no se ven!”

Esas y otras cosas se me pasaron por la cabeza nada más vi ese ticket. Realmente, no podía entender que cada día esté llevando todos esos kilos. A veces me miro y sigo sin poder creérmelo. Mi cuerpo nunca ha sido delgado. He tenido sobrepeso toda la vida, y un cuerpo al que no se le han notado los huesos, pero acorde a mis (no tan buenos) hábitos de vida.

Ahora soy consciente de que tengo obesidad. Mi poca estatura no podrá soportar tantos kilos sin sufrir consecuencias. Pero me sigue pareciendo todo demasiado raro, soy obesa, pero no tengo un cuerpo obeso. Ni siquiera he tenido dolores ni ninguna complicación relacionada con un exceso de peso. No entiendo como puedo tener obesidad si mi cuerpo lo máximo que transmite a simple vista son 80 kilos o menos.

giphy (3)

¿Os ha pasado algo así alguna vez? ¿Estoy exagerando? Me encantaría leer vuestros comentarios y que debatiéramos un ratito. Un saludo y a cuidarse, no vaya a ser que os deis un susto cómo el mío ;P

Autora: Mari Ángeles Utrera Martínez

Compartir:

Login