Querido diario

El día en el que entendí que no todo me pasaba por gorda

Yo el día que me di cuenta de que no tengo que estar delgada para tener éxito en la vida comprendí que eso era un descubrimiento y no lo de Cristobal Colón.

giphy (2)

Y no es que a mi me hayan educado así o que alguien me dijese esas palabras exactas, pero es la sociedad esta en la que vivimos. Sí sí, la del siglo XXI. Avances impensables en la tecnología, pero ¿y en el mundo humano? ¿En el mundo femenino? ¿En el mundo de las gordas?

Imposible se me hacía a mí lo de tener éxito tanto profesional como personal teniendo una talla superior a la media.

  • Que iba a una entrevista de trabajo de la que salí contenta pero que al final no he conseguido… ¡Es porque estoy gorda!
  • Que no consigo novio… Claro, ¡es que estoy gorda!
  • Que le gusto a un chico… Pero ¿qué le pasa a este? ¿No ve que estoy gorda?
  • Que voy caminando por el metro y alguna chica me mira de reojo… Lo entiendo, ¡es que estoy gorda!
  • Que nunca voy tan mona como me gustaría… Normal, ¡las tiendas no tienen tallas para gordas!

Y así te pasas los días. Pensando en tu venganza… Ya verán, ya verán todos cuando adelgace.

¡Qué idiotez la mía por haber vivido durante veintimuchos años con esa idea tan ridícula! Hasta que de repente un click mental, una epifanía: ¡Pero si no sólo soy la caña de España, además estoy toa buena!

El trabajo que no he conseguido… En realidad, ¿lo quería? ¡Qué lo iba a querer! Ni se se le acerca al trabajo de mis sueños.

Que no tengo novio… Claro, no voy a coger al primero que aparezca. Bendita la suerte de mi futuro marido por haber esperado a que apareciese él para disfrutar de todas mis curvas. Y eso si aparece, que si me quedo soltera toda mi vida también me vale. ¡Eso sí que es un éxito y no lo de casarse ocho veces como Elizabeth Taylor!

giphy

Que le gusto a un chico… Normal. Ya voy por ahí rompiendo corazones otra vez. Me lo merezco, por buenorra.

Que alguien me mira de reojo… Estará admirando mi culo. Yo también lo admiraría. Al fin y al cabo es el 80% de mi cuerpo.

giphy (1)

Que en las tiendas no hay ropa que me guste… A ver chica, ¡que vives en la era digital! Será que no hay blogueras gordibuenas que no sólo te sirven de inspiración, sino que también te dicen dónde puedes comprar esos conjuntos divinos.

¡Ya podía haber hecho este descubrimiento antes! Que mi cuerpo lo que me hace es más fuerte y no más débil. Fue una epifanía en toda regla. Que me tuve que sentar y todo. Que me tuve que pedir una pizza porque me daba miedo perder mis curvas.

Lucía López

Compartir:

Login