Querido diario

Mima tu mente, es muy poderosa

Siempre hemos oído eso de “mente sana en cuerpo sano”, pero mantener nuestra mente saludable es más complicado que hacer deporte para estar en forma. La mente es el arma más poderosa que tenemos a nuestro alcance, y aprender a usarla correctamente es un trabajo muy duro. ¿Cuántas veces has dejado de hacer algo porque tu mente te ha dicho que no lo hagas, aunque te apetecía muchísimo? ¿Cuántas veces ha condicionado que te atrevas a hacer cosas nuevas? ¿Cuántas veces te has juzgado a ti misma por algo que habías hecho y que no tenía absolutamente nada de malo? Podemos llegar a ser nuestro peor verdugo.

Depende de cómo la alimentemos, puede ser nuestra peor enemiga o nuestra mejor aliada. No voy a mentir y decir que podemos mantenerla equilibrada durante toda nuestra vida, porque las situaciones que nos van surgiendo le afectan directamente a ella. Cualquier pequeño acontecimiento surte efecto en su funcionamiento, pero depende de nosotros el responder de una forma u otra ante los problemas. Ahí es donde la mente tiene un papel primordial, en nuestra actitud ante la vida.

metodo curly girl cowash

Aprender a llevarse bien con ella, y mimarla para que se mantenga fuerte, es un trabajo diario. Debemos hacernos su amiga, porque vamos a convivir con ella siempre. No pasa nada si tenemos días malos, a todos nos pasa, pero no podemos hacer de eso una costumbre. Tenemos que saber reponernos de las malas experiencias, para crecer y madurar, para no ponernos límites a nosotros mismos. Con el paso del tiempo, y con la madurez en el estado de nuestra mente, nos sorprende nuestra reacción a problemas que habíamos tenido anteriormente y que no supimos cómo resolver bien, y que ahora nos parece algo muy simple. La clave de todo es quererse mucho. Quererse, respetarse y ser tolerante es la mejor forma de mantenerla sana.

Nadie es perfecto, nadie está bien todo el tiempo, pero sí puedes ser positivo ante la vida. Si eres positivo, todo lo que te pase, aunque no sea tan bueno, tendrá una parte de la que aprender. De cualquier experiencia puedes sacar algo bueno que te ayude a no volverte a equivocar. Transforma pensamientos negativos o derrotistas en momentos en los que puedes conocerte mejor y valorarte más. No te preocupes si no eres la misma que ayer, tampoco serás la misma que mañana. Crecerás y verás las cosas de otra forma, tu mente se hace fuerte y empiezas relativizar los problemas.

Cultívala para que sea un lugar bonito en el que todos tus sueños florezcan sin que las tormentas puedan estropearlos. Tus pensamientos, si tienen que condicionar tus acciones, que sean siempre para animarte a ser valiente, no para frenarte de disfrutar de tu vida. Escúchate y conócete, y tú mismo serás la mejor compañía que podrías desear.

Compartir:

Login