Querido diario

Por qué no podemos pedir el cierre del canal de la «youtuber anoréxica»

Sois muchas las que nos habéis escrito pidiéndonos que hablásemos sobre la petición de cierre del canal de Eugenia Cooney, la «youtuber anoréxica» como han decidido llamarla muchos medios. Y la verdad que no podemos pedir el cierre de su canal, sencillamente, porque somos incapaces de saber cómo afrontar este tema.

Llevamos varios días hablando de ella entre nosotras y todas tenemos muchas opiniones, pero coincidimos en lo mismo, no nos vemos capacitadas para decidir tan a la ligera si hay que cerrarlo y nos alucina la capacidad de juzgar tan rápida que tiene la gente.

Y es que no sabemos realmente qué pasa con Eugenia. Si atendemos a los vídeos de su canal, ella ha desmentido tener una enfermedad, incluso su madre parece ser que también lo ha desmentido. Pero la verdad que viéndola cuesta creerlo, más aun viendo su evolución desde que abrió el canal. Ya era muy delgada, pero ahora está en un límite más que sospechoso. Así que quién sabe si realmente está negándose a ella misma que está enferma, tal vez quiera ocultarlo o simplemente ha decidido no hablar de ello en público y prefiere negarlo, pensando que le van a dejar en paz. Esto no podremos saberlo hasta que ella nos lo cuente.

De momento, dice que no tiene ninguna enfermedad y ha pedido perdón a aquellos que haya podido molestar. Además, de subrayar que ella no está pidiendo a nadie que sea como ella y ha recordado como lleva años recibiendo insultos por su delgadez en todos sus vídeos.

Desde luego, si está enferma lo primero que queremos es que encuentre el camino a recuperar la salud, que sea consciente de su problema, no lo niegue, y que la gente de su alrededor le ayude a superarlo, pero eso no quiere decir que pensemos que mientras tanto deba esconderse en un agujero (¿os suena no?). Si está enferma y este canal en el que se expresa y solo habla de maquillaje y ropa es su vía de escape, quiénes somos para prohibirle que lo haga. Recordemos que Eugenia no habla de dietas, ni de su peso, ni de sus rutinas de comida o ejercicio. No se puede decir de ninguna manera que haga apología de nada, ni sea un canal pro ANA y MÍA. Si así fuese, seríamos las primeras en llamar la atención sobre ello.

En esta vida, no podemos tomar siempre decisiones drásticas y hacer juicios rápidos, nos falta mucha información para poder decidir si Eugenia Cooney, una chica probablemente anoréxica, enferma, pero que nunca habla de ello, no puede seguir hablando de sus cosas, mientras no esté incitando explícitamente a nada.

No es lo mismo el canal de Eugenia, que una pasarela en la que solo se admiten modelos MUY delgadas, Eugenia no está imponiendo cánones, ni diciéndole a nadie que ella es el ideal de belleza, ni decidiendo cómo se debe vestir una mujer. No le dice a nadie que tiene que aspirar a ser como ella, ni nadie le está obligando a estar así de delgada para mantener su canal de Youtube (al menos, que sepamos).

Sin embargo, ¿nos preocupa su aspecto y que haya niñas que sí la vean como deseable? Claro que sí, pero no nos sentimos capacitadas de juzgar y prohibir tan rápido a alguien que se esconda en un agujero porque esté enferma.

Compartir:

Login