Querido diario

Querido Iroquois 3

Me acabo de enterar de que la culpa de mi sobrepeso puede ser tuya en parte, muchísimas gracias colegui. Los que te han descubierto son unos señores científicos de Sevilla y Chicago (de donde podrían sacar una nueva secuela de “Tu a Bostón y yo a California” pero en plan transatlántico), así que incrimínales a ellos que te hayan hecho público y convertido en uno de los genes más malvados de la historia de la genética. La noticia  salió ayer en El País, yo no entiendo la mitad de lo que me cuentan porque soy muy de letras pero vamos,  parece que quieren seguir estudiándote para conseguir el milagro (introducir aquí el sonido de los monjes de silos cantando). Así que ojito querido, que se te puede acabar la fiesta.

pequeña miss

Lo que me parece mal es que manejes los hilos desde la confortabilidad de tu casa, en el hipotálamo, desviando la atención a tus subordinados. Es que macho, Iroquois, ni que fueras miembro de la familia Corleone. Los señores científicos han hecho pruebas en ratones y han llegado a la conclusión de que por tu causa un ratón puede ser un 30% más gordo habiendo sido alimentado exactamente igual que sus otros compañeros ratones. Un 30% es mucho, amigo Iroquois, y exijo una disculpa. Eso sí, ahora, cuando se metan conmigo, podré decir que tengo un gen rebelde.

Ya dejo de darte el coñazo, pero no olvido.

Atentamente,

Betty.

PD: Lo más guay es que puede que la gordura dependa de una mutación genética. Entonces ¿soy una mutante? (¡bieeeeeen!) Si es así me pido ser una especie de Mística con sobrepeso. ¿Qué chica mutante queréis ser vosotras?

gorda gato botero

Compartir:

Login