Ya hemos hablado sobre lo que nos encantan las ilustraciones de Frances Cannon; no nos extraña que cada vez tenga más seguidores en Instagram teniendo en cuenta que su capacidad para transmitir las emociones e inseguridades femeninas con unos cuantos trazos es sobrecogedora. Pero es que el activismo de esta mujer no acaba ahí, porque el amor propio es algo que celebrar y tener presente todos los días de nuestras vidas.

Sweet art friend @heygemmaflack giving me the gift of a gorgeous tattoo ????

Una foto publicada por Frances Cannon (@frances_cannon) el

Por eso, lo que empezó siendo un tatuaje personal y un recordatorio diario de su proceso de aceptación, se ha convertido en una especie de tinta de guerra en las pieles de quienes se han unido al movimiento del amor propio por todo el mundo. En ningún momento Cannon supuso que iba a tener tanta acogida cuando empezó con esta iniciativa a princpios de 2016, pero cada día llegan a su cuenta de Instagram (bajo el hashtag #SelfLoveClub) nuevas fotografías de, mayoritariamente, mujeres que se suman a este movimiento de empoderamiento. Mujeres que deciden tatuarse, algunas como terapia, otras por orgullo de sí mismas, incluso las hay que aprovechan las marcas de sus antiguos tormentos, para no olvidar lo importante que es quererse y cuidarse. ¿Bonito, verdad? Personas diferentes, unidas por una causa común y que deciden utilizar sus propios cuerpos como elemento de acción, como si de lienzos se tratara, para reivindicar el amor, la confianza y el respeto por una misma.

Self Love Club es un eslogan más que contundente: vincula la autoaceptación  y el apoyo colectivo y tiene como objetivo crear una red de personas con sensibilidades body positive y feministas. Las reglas para pertenecer al club son claritas:

  1. Siempre debes ser [email protected], [email protected], [email protected] y [email protected] contigo mismo.
  2. Siempre debes ser [email protected], [email protected], [email protected] y [email protected] con los demás.
  3. Debes estar [email protected] de tu cuerpo y debes cuidar tu salud mental.

Si os digo la verdad, yo muy amiga de los tatuajes no soy; pero me parece muy romántica la idea de marcar tu piel por una cosa tan fundamental como es tomar consciencia de lo que eres (no de lo que deberías ser) y aceptarte. Básicamente, empezar a construir una sociedad en base a unos nuevos valores que sean representativos de la diversidad. Ser más libres. (Me he puesto muy mesiánica ahí…).

La foto destacada es de la cuenta de Instagram de France Cannon.