Respuesta a: De cómo las mentiras, al final, tienen las patas muy cortas …

Marguerite
Invitado
Marguerite a #303325

A todas las que se rasgan las vestiduras con la conspiranoia y la LOPD, os recuerdo que él no le contó más que mentiras, aquí el que ha obrado mal es él, ella ha hecho lo que tenía que hacer para salir de una situación en la que estaba siendo víctima de luz de gas. El titular de un coche se puede saber con solicitar un informe por matrícula a la DGT, es perfectamente legal. El resto de información que obtuvo con Google es pública y fácilmente accesible. Ella no ha hecho nada malo, él es un cabrón, fin de la historia.

Lili, te animo a que pases página y no te vuelvas a fiar de un tío que te da tantas señales de que las cosas no cuadran. Aprende de la experiencia y sigue con tu vida, seguro que te va bien.