Sex & Love

El amor placebo o cuando no sabes tener el corazón vacío

Estar enamorado es una de las mejores sensaciones que existen. Da igual si es correspondido, platónico, posible o irreal, estar enamorado es lo más. Pero claro, si llevas mucho tiempo sin encontrar a alguien que te produzca ese ‘je ne sais quois’…

Admito que soy una de esas personas que siempre piensa en alguien, ya sea por un sentimiento real o por un amor placebo, vamos, que te gusta mucho alguien a quien probablemente no recuerdas con claridad o ni si quiera conoces bien. Pero oye, si eres como yo, no puedes tener el corazoncito vacío, aunque en lo más profundo sabes que eso no va a ningún lado. Y si eres como yo tampoco quieres que vaya a ningún lado, en fin, he usado de amor-placebo a auténticos capullos. Me ha costado mucho tiempo entender por qué hacía algo así, me fijaba en personas con los que jamás iba a pasar nada o pensaba en gente del pasado que ya ni me interesaba.

Lo hago porque necesito creer que puedo volver a enamorarme. Así de sencillo. Me da mucho miedo no volver a sentirme así.  

Es normal que empieces a darle vueltas a las cosas. Durante mucho tiempo pensé que lo que realmente quería era una pareja, ya sabéis, alguien con quien comer pizza, ver pelis y arrastrar al Ikea. Peeeero… claro, aquí vienen los problemillas de cada uno. ¿Qué os voy a contar de malas experiencias?, heridas sin cicatrizar, gente que desaparece, relaciones tóxicas, falta de tiempo o que te dé pereza máxima… Así que, después de mucho pensarlo, he llegado a una conclusión, no echo de menos una pareja, ni a alguien en concreto, ni si quiera las cosas románticas o de novios, solo el sentimiento. Echo de menos estar enamorada. Así que tengo esos “placebos” que me ayudan a recordar que aun puedo sentir, aunque sea un poco. Dejan las brasas para que el fuego no se apague del todo. Sin esos placebos me puedo llegar a sentir muy vacía, y lo que es peor, llego a pensar que nunca jamás volveré a enamorarme.

A día de hoy sigo sin tener claro cómo solucionar este, no puedo creer que vaya a usar esta expresión, “estar enamorada del amor”…

 

Pero poco a poco empiezo a darme cuenta de que quizá pueda volver a enamorarme, será cuestión de tiempo, de encontrar a alguien o de cambiar de etapa vital, probablemente todo junto. Así que, si estáis o sois como yo, dejad de pensar tanto en lo que no sentís y pensad en lo que sí. Sentimos demasiadas cosas bonitas, intensas, felices, tristes, malas, extrañas, poderosas e interesantes como para estar perdiendo en el tiempo en lo que aun no sentimos, ¿no os parece?

 

Helen Beta.

 

Envíanos tus textos a [email protected]

Compartir:

Login