Sex & Love

Follodrama: dramas de Tinder rural

Me he animado a contar mi último follodrama que tiene a mis amigas meándose de la risa y a mi como el emoji del monito ????????????:
Mira que el Tinder me ha traído sorpresas pero esta es que se lleva la palma.
Todo empezó estas navidades cuando me volví al pueblo por las vacaciones de Navidad. Mis amigas estaban trabajando (todas vivimos ya lejos de la aldea) y era la única por allí con mis padres y todos mis tíos y primos empeñados en que con mis 24 se me va a pasar el arroz. Total que de puro aburrimiento decidí investigar en Tinder si había algún espécimen masculino que pudiera valer la pena, y lo había, vaya si lo había. Empezamos a hablar y me gustó así que le di mi número y estuve un par de días sólo hablando con el. Era del pueblo de al lado así que medio en broma le dije que tenía que demostrarme cuando quedáramos que no todos los de ese pueblo eran estrellitas de mar con miedo a bajar al pilón, haciendo referencia a mi primer novio que también era de allí.
giphy
Quedamos nos tomamos unas cerves, dimos un paseo tonteando mientras nos liábamos  y después subimos a su piso, donde procedió a demostrarme que no tenía nada que ver nada con aquel señor ex mío. Vaya empotrador que me folló contra la puerta nada más entrar del calentón, me comió el chichi como un dios mientras se recuperaba y luego me volvió a dar lo mío ya en la cama. Yo me fui a mi casa contenta como unas castañuelas pensando que había encontrado entretenimiento para las navidades y lo mismo hasta excusa para volver al pueblo más seguido.
Quedamos un par de días después ya directamente en su casa y nos pasamos la tarde entre las sábanas, me advirtió que se pasaría después de cenar su hermano por casa para recoger unas cosas pero que me quedara a pasar la noche que sería sólo un segundo. Yo después del quinto orgasmo  (sí señor@s 5), más que ganas de sexo lo que tenía era hambre así que en mi sensualidad postorgásmica me creí pornochacha, me puse su delantal encima del tanga y me ofrecí a cocinarnos la cena.
giphy (1)
Debí ser un espectáculo interesante porque se vino a abrazarme por detrás todo morcillón y en un arrebato comencé a chupársela en la cocina. Y sí, en ese momento entró el hermano pillándonos en plena faena, y ese momento fue en el que le vi la cara y descubrí que ERA MI EX y venía con su novia.
Yo quería que el suelo me tragara o desaparecer haciendo la croqueta, sobre todo cuando vi como se miraban los dos hermanos y la cara de reconocimiento con la que me miró cuando se dio cuenta de que el tío a resarcir con sus proezas sexuales era su propio hermano. Lo único que sé es que salí corriendo hacia la habitación, me vestí y huí sin mirar atrás.
Hablamos después de todo pero se hizo muy akward y me quedé sin príncipe de Navidad.
Moraleja: aunque pasen 6 años y la gente cambie mucho, asegúrate en los pueblos de que tus maromos no están relacionados para evitar situaciones de lo más incomodas.

Firmado: Miss F

Envíanos tus follodramas y tus Tinder sorpresa a info@weloversize.com

Compartir:

Login