Su cara al abrir el garaje

Posted In: Autoestima

  • Citrix
    Citrix on #212114

    Hace tiempo me comprometí a contaros una historia de esas truculentas con señoro de por medio. Señoro depredador mentiroso e infiel. ¿Y por qué hoy? porque han pasado 5 años y tengo novedades jaja. Vayamos a ello. Aviso, es largo. Ya que me pongo, me pongo.
    Hace unos años yo estaba mal, muy mal. Mi padre acababa de fallecer, mi madre estuvo a punto de seguirle unos meses después. Todo lo que podía salir mal, salía mal (me estafaron, me intentaron hacer chantaje, etc). Ya sabéis, tu mundo ha cambiado, tienes una sensación brutal de irrealidad, tristeza, te sientes extraña porque no entiendes por qué la vida te está pegando tantos palos y crees incluso que es tu culpa (¿hola?). Total, cuando no andas muy fina de ánimo os habrá pasado: vuestro ojo tampoco anda fino. Yo que siempre me había fijado en chicos normales, de repente me entró por el ojo (y el oído) el chulito de turno. Y del trabajo, para más INRI. Amigas, os lo digo yo, donde tengáis la olla no metáis…

    Este elemento era el típico que, por falta de competencia, recibía más miradas en la oficina de las que hubiera recibido por la calle junto con el grueso de los mortales. Aire misterioso, sonrisa de malote, andares estudiados de dandy… Un malote de libro, vaya. Pero qué labia tenía el jodío, era el perfecto encantador de serpientes, ¿os suena? el mismo. Ese del que todas renegamos y de repente te pilla hecha una mierda y tu mente traidora lo eleva al olimpo. Vamos a llamarle “El Canica”.

    Por afinidades varias comenzamos a hablar. Me sentía muy bien hablando con él. A todas horas, se nos iban las horas en el whatsapp raja que te raja.Joder, que labia. Qué buenas conversaciones. De verdad, nadie me entendía como él, nadie me dedicaba tanta atención, tanta amabilidad. En aquel momento estaba tan mal, que me agarré a esas conversaciones como un clavo ardiendo. Me sonaba que alguien había comentado que tenía novia. De repente algo me hizo clic y caí en que no me sentía bien hablando (sin tonteos, sólo hablando) a todas horas con ese chico. Además, él me visitaba a mi sitio en la oficina más de lo “decoroso”. Yo estaba hecha una mierda, necesitaba que algo fuese bien en mi vida, pero algo me rechinaba y no podía estar bien haciendo las cosas mal. Y ojo, que sólo hablábamos por whatsapp y en el trabajo, sin más. Me alejaba y él se enfadaba un montón, demasiado. Le intentaba sacar información de su novia (¿sigues con ella? ¿existe?) y me cambiaba de tema, soltaba evasivas… o me daba a entender que estaban muy mal: un año durmiendo en habitaciones separadas (eso lo supe después y era real, eh? flipad el aguante la peña). Total, que ya un día me planté, le dije lo que llevaba tanto tiempo sacarme: que si tío, que me encantas, Canica, y por esa misma razón se acabaron estas conversaciones (os recuerdo que no eran ni picantonas, ni tonteo, pero si duraban todo el puto día). Ya por fin su ego masculino se dio por satisfecho y me buscó, le rechacé y discusiones varias después me dijo que lo había dejado con su novia. Que quería ir despacio. Vale, bueno, pues si has dejado a tu novia porque claramente te va mal con ella (y si no, ya me lo invento yo para justificar que por fin tengo mi tabla de salvación entre tanto funeral y tanto hospital) salgamos juntos.

    Estuvimos varios meses. Muy raros. Él tenía picos de agresividad, y me forzó varias veces (y lo digo así, a la ligera, pero en su momento lo pasé muy mal). Era un puto loco, vaya. Un tío peligroso y que se le iba la cabeza. Se ponía ultra celoso si quedaba con mi grupo de amigos y estaba mi ex, etc. Pero, yo se lo perdonaba todo, claro, estaba yendo al psiquiatra y ya me había advertido de que las pastillas le hacían estar agresivo. Pero no me dejaba subir a su casa. Ojo a la milonga: es que claro, su exnovia y él se alternaban una semana si, una semana no, para vivir en ella para que al perro de ambos no le afectara la “separación” (os dejo una pausa para que lo interioricéis). Y es que no quería que subiera a su casa y viera las cosas de ella y me sintiera mal. Tampoco me agregaba a Facebook porque iba a ver fotos de su relación y por no hacerle daño a ella no las quería borrar, y por no hacerme daño a mí no me agregaba. Jo, se preocupaba tanto por mí! Y por ella, claro. Qué menos que respetarla ya que su relación que hacía aguas se acababa de terminar. Tampoco podía dormir fuera porque él sólo puede dormir en su cama, perdón, en su sofá porque se lo dijo el psiquiatra. Os recuerdo que llevaba un año durmiendo en el sofá (confirmado por la “ex”). Si ya os veo, estáis poniendo los ojos en blanco y llevándoos las manos a la cara. Tampoco podíamos dejarnos ver en la oficina, para que no hablasen, pero el tonteo que se traía conmigo delante de mi otro pretendiente (le faltó mearme encima) era de todo menos discreto. Ante uno de sus ataques de agresividad (en el trabajo, encima) quise cortar con él. Se fue a mi barrio y me estuvo esperando en el parque. Le vi al pasar con mi perro y sentí una punzada de temor. Iba con mis hermanas y afortunadamente no me vio. Tenía muchísimas llamadas suyas, mensajes. Al final accedí a hablar con él. Me vino a decir que no tenía ningún derecho a dejar de hablarle (todo esto fumando en su coche, cosa que hizo a posta sabiendo que le tengo fobia al tabaco y que él jamás fumaba allí). Super chulo, super prepotente. Que con la que había liado no podía dejarle (comoooorl?? si tu relación hacía aguas y te valía más la pena cortar con tu novia que dejar de hablar conmigo, es tu problema, jamás se lo pedí!!!). Le mandé al garete, le dejé de hablar y en la oficina la tensión se cortaba con cuchillo. Volvió a buscarme, volvió a regalarme los oídos y, efectivamente, como ya ha quedado claro, yo era una especie de despojo humano sin criterio y acepté.

    Un fin de semana me fui con mis amigas a la playa. Una de ellas me preguntó que si no le tenía en instagram. Le dije que no. Total, que buscando buscando le encontré. Fotos de él y su si-novia de esa misma noche. Le llamé por teléfono para que me aclarara que coño estaba pasando, me amenazó de mil maneras y… si, su reacción ya me confirmó que andaba con las dos a la vez. La busqué en facebook y se lo conté todo. Tardó un par de días en responderme pero lo hizo. Nos dimos los teléfonos. Dios, como me dolió haberle hecho eso a otra mujer. No tenía ni idea de que seguían juntos, de que llevaban 10 años juntos!!! Ella me pidió perdón por interferir en una historia tan bonita como la nuestra.. Encima!! Bueno fue un momento de sororidad precioso. Pero algo andaba mal. Ella me comentó tan alegrmente que sabía boxeo y que en su día le había roto la nariz a Canica. Me contó cosas un poco truculentas que me dieron por pensar que esa relación no era tóxica, era toxiquísima y a ambos se les había ido la olla bastante. Total, dije, qué menos que me cuente estas cosas, la muchacha está super afectada por lo que acaba de descubrir. Me pidió y rogó que le enviara nuestras conversaciones subidas de tono de cuando ya si estábamos juntos (sexting, vaya), quería saber hasta las posturas, en fin. Cosas un poco turbias. Pero qué menos, joder, ella quería saberlo todo y, dentro de lo razonable, le conté todo. Y entonces me comentó el Canica que si quedábamos esa tarde y me devolvía/le devolvía unas cosas…

    Así que le pregunté a su novia: ¿te vienes? y se vino.

    Él siempre paraba el coche para recogerme en la puerta de mi garaje y esa vez no iba a ser distinto. Estuvimos esperándole dentro hasta que me avisase de que ya estaba y le diéramos la sorpresa. Joder, la chica como se me abrazaba, como sentía todo su dolor y el mío! Y el mensaje llegó “ya estoy”. Como si de una peli en cámara lenta se tratara le dí al botón de la puerta del garaje. Según se iba abriendo se iban rebelando 2 pares de piernas, las mías y las de su “otra” novia. Su cara al vernos juntas… tremendo.

    Nos fuimos a una terracita a “charlar”. Yo me mantuve al margen porque no me sentía con derecho de increparle nada cuando su novia de 10 años estaba allí para darle para el pelo. Y eso que lo único que iba “bien” en mi vida se desmoronaba en mis narices. Detrás de nosotros había unas macetas, no sobrevivieron a esa tarde. El camarero se pasó la tarde regándolas para poner bien la oreja a nuestra “sosegada” conversación.

    Diría que es el final de la historia pero aún continúa.

    Ella quiso ser mi amiga y me iba contando que él quería recuperarla (punzada de dolor aunque totalmente lógico por otra parte, con ella tenía una relación “sólida”). Y a mí eso ya no me apetecía. Una cosa es la sororidad y otra eso. Me empezó a contar todos los detalles íntimos de nuestras relaciones sexuales (que obsesión, le había sonsacado to-do). Y ya ahí confirmé que se le estaba yendo un poco la cabeza. Le pedí que no me escribiera, pasó de mí. Y les bloqueé. Entonces llegó un mail del señoro dándome la patada (JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA jo, me dejó por mail, pobre yo). A todo esto yo hacía días que lo había bloqueado y no había vuelto a hablar con él. Yo ya me había quedado satisfecha con la sorpresita del garaje. No tenía una palabra más que decirle. Pero él necesitaba dejarme, como buen señoro.. XD

    Lo que pasó a continuación fue la peor parte de todas. Empezaron a llegarme “recordatorios de contraseña” de todas mis cuentas (alguien estaba intentando entrar). De repente alguien se hacía pasar por amigos míos en facebook (plagiándoles sus nombres mal escritos y con fotos adquiridas por captura de pantalla. O sea, pixeladas, hay que ser cutre). Ese ser curiosamente sólo me tenía agregada a mí y a ella. Me habló por chat de messenger para tocarme las narices, amenazarme… Y siguió la diversión con otro perfil falso agregando a amigos míos que no se conocen entre sí (luego el vínculo seguía siendo yo) pero con el segundo apellido de ella… Vamos, que no se cortaba un pelo. Le escribí a él y le pedí que me dejaran en paz. Me contestó ELLA de malas maneras diciéndome que si tenía algo que decir, que se lo dijera a ella (¿?). Ojo, yo le había contado la verdad en cuanto la supe y de repente era su enemiga!! Pasé de ella, claro.

    Todo seguía siendo turbio. Yo estaba fatal (no por él, que también, por todo lo que llevaba encima ese año) y le busqué en Facebook. Volvían a estar juntos y encima salían en fotos en el sitio donde él y yo tuvimos relaciones por primera vez y nos encantaba. Que turbio, no había pasado un mes y la había llevado a allí… Les bloqueé. Una cosa es rebozarse un poco en el victimismo y otra hozar en la mierda.

    Y entonces empezó ella a buscarme compulsivamente en Linkedin. Ya sabéis que Linkedin te avisa de las visitas que recibes. Pasó un año y no sólo me controlaba a mí, también a una de mis hermanas (que yo sepa). Le escribí un mail con todo mi cariño. Por favor, si le has perdonado sigue adelante y apuesta por tu relación pero por favor, a mí olvídame. Yo ya estaba viviendo con mi novio de entonces!! No obtuve respuesta, sólo más visitas.

    Y cinco años después, hace un mes, recibí una última visita de ella en linkedin. Y digo última porque por fin descubrí que se puede bloquear a gente en esa página!!!

    Esta semana ha entrado alguien nuevo en mi actual trabajo. ¿Sabéis quien es? Si, el Canica. Estoy casi segura de que dado que esta pesadilla de historia no termina nunca pronto podré describiros su cara cuando me lo cruce. Y alguna que otra anécdota. Sólo espero que a ninguno de los dos (Canica o la Linkedinadicta) les de por volver a darme la brasa.

    Pero bueno, me defendí muy bien una vez y lo volveré a hacer otra si es necesario. Que ya no soy la pringada y la desorientada de hace 5 años. Ay no, amigas, esta vez tengo el radar antigilipollas tremendamente desarrollado.

    Respuesta
    Citrix
    Citrix on #212449

    Y hoy le he visto… Espero un poco para contaros porque conociendo mi vida seguro que en un par de días ha dado 14 vueltas de tuerca.
    Un saludo a las de Facebook. No lo digo por allí porque precisamente me quité el nombre real para que me dejaran en paz. Y no quiero que me identifiquen. Besos!

    Respuesta
    Alba
    Alba on #212459

    Estoy enganchada. Por favor, no tardes, haz un diario… Jajaja Tu pareja actual, ¿qué tal lo lleva? Espero que te dejen en paz.

    Respuesta
    Lydia
    Lydia on #212460

    Madre mía del amor hermoso!! Yo que tú, por si las moscas, guardaría y atesoraría cada prueba que tengas de ésto, porque es acoso en toda regla, y es denunciable.

    Respuesta
    Antonia
    Antonia on #212464

    Ehhhh… Qué fuerte!!
    Estoy flipando con la historia.
    Ya nos contarás qué tal el Canica.
    Que te sea leve la gilipollez humana, querida.

    Respuesta
    Sincera y de frente
    Sincera y de frente on #212472

    Buenas
    Tengo ganas de leer y leer como acaba todo.
    De todas formas creo que podias haber denunciado el acoso por parte de ellos.
    Si te molestaran no te acojones y denunciales.
    Animo

    Respuesta
    Lara
    Lara on #212503

    ¡Hola!
    Puede sonar un poco cabrona pero estoy más enganchada que una mona a esta mierda y necesito más. ¡Por favor, novedades!

    Respuesta
    Lux
    Lux on #212549

    Madre mía!! Jodida pareja de locos!! Yo q soy muy mal pensada, he llegado hasta a plantearme q lo que ella quería era un trío…xq si no…no me lo explicó!
    Quiero saber más!!!! Quiero saber q pasa a partir de ahora!

    Respuesta
    LadyMadrid
    LadyMadrid on #212576

    Ten mucho cuidado xf!!!!!! Me alegro mucho de que salieras de ahi;!!!!

    Respuesta
Viendo 9 publicaciones - del 1 al 9 (de un total de 9)
Respuesta a: Su cara al abrir el garaje
Tu información:




Login