Jugando con la ley. Cap. 8: Un trago de cerveza y una detención.