Me encantan los penes, y no me avergüenza decirlo.