Mi “pareja” me confiesa que no puede evitar tontear con otras.