Apuntarse a un gimnasio es todo un reto para una mujer entrada en carnes y, admitámoslo, no es una decisión fácil. Está a la altura de elegir carrera universitaria, querer casarse o elegir unas cortinas bonitas para el salón. El día que yo decidí apuntarme al gimnasio lo hice sabiendo que entraba en un pequeño inframundo donde sus habitantes llevan una vida paralela y siendo gorda eres como un extraterrestre paseando por el planeta Tierra: llamas la atención sí o sí.

La verdad es que al principio la situación me agobiaba un poco. Decidí comenzar por lo que es la sala pura  y dura del gimnasio, máquinas y pesas, y no me sentía nada cómoda junto a algunos de mis compañeros de faena. Me daban  ganas de decir (con perdón): «Sí, coño, estoy gorda, deja de mirarme» . Es increíble,  pienso que muchos musculosos no han visto una mujer de más de 60 kilos en la vida. Esa mirada clavada en mi culo mientras sudo como una puerca en la elíptica, así como pensando: «Y esta chica, ¿sabrá dónde ha venido?».  Yo creo que lo que les atrae es el movimiento de mis lorzas, que a cámara lenta tienen que verse como una gelatina de fresa tambaleante. ¿O a lo mejor me miraban pensando que estoy «tó buena»? No se por qué nunca llegué a preguntarlo.

Callie Thorpe y Nicolette Mason.

Tras comprobar lo aburridísimo de la sala de pesas y musculación, decido apuntarme a las clases colectivas. ¿Os habéis fijado alguna vez en el comportamiento de las especímenes que habitamos estas clases? Siempre hay alguna chica super tonificada que se saca la flexibilidad de la manga. En este caso, NUNCA, BAJO NINGÚN CONCEPTO, las mires en el espejo. Se que es difícil, a mi me cuesta muchísimo, pero es un error. Todas las comparaciones son odiosas y en este caso, peores. Si la miras solo conseguirás frustarte. Lo único divertido del jueguecito del espejo es que todas lo hacemos y nos miramos unas a otras sin centrarnos en nuestros movimientos. Yo eso de dejar la mirada en un punto fijo lo llevo fatal, chica. Con suerte encontrarás otra gorda y no te sentirás sola; al menos el esfuerzo y el sufrimiento serán compartidos.

¿Y qué me decís de las duchas? Madre mía, ¿es que nunca han visto un michelín? A mi la situación me incomodaba tanto que decidí ducharme en casa. Es tremendo. Sales de la clase, vas al vestuario y ahí se hace el silencio más absoluto y de nuevo volvemos al cruce de miradas rápidas, fugaces, ninjas, entre unas y otras buscando las imperfecciones con las que sentirnos agusto con nosotras mismas. Chicas, en este caso soy carne de cañón (nunca mejor dicho, porque lo que es carne no me falta). Y más aún cuando soy de esas que no voy escondiéndome detrás de la toalla, para que no me vean el vello púbico. Debían pensar que mi cuerpo era algo escandaloso. Eso o, como digo al principio, nunca han visto una gorda en pelotas.

En fin, que lo mejor para sobrevivir a las dos o tres horas de gimnasio semanales es dejarse los complejos en casa y animarse a una misma continuamente. Suena a tópico pero es necesario del todo, porque si no la desmotivación llamará a tu puerta. Lo importante es no dejar de ir, tenemos sobrepeso pero nos movemos. Como asegura Alejandro de Lucía en El Paísla verdadera píldora para todo es el ejercicio. Be happy!

Y tú, ¿has vivido alguna vez experiencias similares en el gimnasio?

78 comentarios

  1. Bueno, hace justo un par de meses que estaba saliendo de la ducha del gym. Voy a mi taquilla y habían varias tias cambiándose, pero una de ellas ya estaba vestida y lista para irse pero imagino que las estaba esperando. Mira, me quito la toalla, me empiezo a secar y la mujer así O_O. No podía dejar de mirarme, al final me la quedé mirando muy fijamente y le dije: te firmo un autógrafo? Evidentemente la mujer se puso supercolorada y se fue. Pero la putada ha sido para mí, porque ahora me da corte encontrármela y voy cambiando los horarios XD

    Comentario by Rebeca Gómez on 26 de febrero de 2014 at 12:21
  2. Esa frase me la guardo para cuando vuelva a pasarme! Besos!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:01
  3. jo pensaba que yo era la única que le daba verguenza ir al gimnasio por la razon de que estoy rellena y me da un palo entrar al gym todo me tiembla y pronto empezare a ir, pero los nervios me pueden no se que haceeeeerrr ;(

    Comentario by iraida Magaly on 26 de febrero de 2014 at 15:01
  4. Yo te digo que ANIMO y a por ello!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 21:09
  5. No te lo piensesss!!!veeee yo ahora estoy enganchada y me siento cada vez mejor.. la vergüenza es el primer día!

    Comentario by MariaC on 27 de febrero de 2014 at 14:47
  6. jaajajjaajajaja Enorme. Seguro que la tía se quiso morir. A mi lo que me flipa de los gimnasios no es que parezca que no han visto una gorda en la vida, sino que hay algunas que son tan perfectas que ni sudan después de una hora de aerobic. Es de coña. ¿Cómo lo hacen? XD

    Comentario by Marta on 26 de febrero de 2014 at 16:22
  7. Mira que no estuviese pensando lo que dice Lorena «esta está to buena»… me parto y me mondo con la gente…
    eso sí cuando ves a gente que claramente tiene un grave desorden alimenticio en el gimnasio (gente que hace 5 claes diarias, no se come una triste manzana en todo el rato y que ves como se queda en el pellejo semana tras semana) nadie dice nada…

    Comentario by Montse on 4 de marzo de 2014 at 20:51
  8. Hay una subcultura de gente cuyo único propósito en la vida es tener la pinta de alguien que lleva metiéndose heroína desde hace 20 años, y el gimnasio es su hábitat natural. La otra especie es la del Schwarzenegger que va a lucir palmito y cuidar sus músculos. A mí las dos cosas me parecen de enfermo con un grave trastorno mental, pero en estos sitios es lo habitual, así que…

    Comentario by Esti on 27 de marzo de 2014 at 15:10
  9. jajajaajja

    Comentario by Elena Devesa on 27 de marzo de 2014 at 16:03
  10. Por situaciones como las que cuentas más de una hemos dejado de ir al gimnasio. Si sumas lo de sentirte observada con la pereza que da ir ya de por sí… apaga y vámonos!
    Deberían montar un gimnasio solo para gente con sobrepeso y que todos podamos bailar felices y estar en pelotas jajajaja

    Comentario by Elena Devesa on 26 de febrero de 2014 at 12:22
  11. Algún día hablaré de mi experiencia en los gimnasios Curves, donde se esconden auténticos cañones de mujeres gorduras! Besos!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:03
  12. Me uno a eso de dejar el gym jajaja. Al final, con lo que me gastaba al mes me compré una bici, unas pesas, y estoy en busca de un aparato de abdominales. A mi ritmo, con mis lorzillas sin espectadores y tan a gusto :)

    Comentario by Cris on 26 de febrero de 2014 at 23:04
  13. Madremía llevas toda la razón!! Ayer en el gimnasio me pasó algo que dije «pero tu de que vas ¿te has visto el pandero?».
    Estabamos en clase de gap e ibamos por parejas. El ejercicio consistía en apoyarnos solo en nuestros codos mientras que el compañero nos levantaba las piernas un poco del suelo. Pues bien empecé yo en el suelo y la mi pareja (que es culoncilla y con piernas gruesas) dice fuerte en mitad de la clase al profesor «Ramón que esta pesa mucho ¿tu crees que yo puedo levantarla? y le dijo el profe claro que puedes solo es agarrarle. Pues bien, tras decir eso el profe ella seguía diciendo que como pesaba y que como pesaba…. Como si yo le diera alergia, me dio una vergüenza que no sabía que hacer así que cuando fue mi turno le agarre igual que ella había hecho conmigo y le dije «a ver si te crees que tu eres peso de pluma». Se me tuvo que notar como me cambió la cara y yo creo que hasta el profe se dio cuenta de que el ejercicio no era para tanto y que lo estaba exagerando…
    Esta chica la tengo vetada para siempre vaya.
    Por lo demás no he tenido así ninguna experiencia cruel en el gym pero si que en mi caso hay veces que los musculitos cuando hablo con ellos y tal a veces me dicen que tengo mucha voluntad y que siga así con esas ganas, pero las miradas se notan… En fin, hay de todo.

    Comentario by MariaC on 26 de febrero de 2014 at 12:24
  14. sabes lo que le pasaba a tu pareja de ejercicio no? Que era una acomplejada! La gente con complejos brutales es la única que reacciona así. Al final solo hay que tenerles pena.

    Comentario by Elena Devesa on 26 de febrero de 2014 at 12:27
  15. JAJAJAJAJA, muero con la gente, de verdad. Hay cada idiota por la vida.. jajajajajajaja

    Comentario by Rebeca Gómez on 26 de febrero de 2014 at 12:31
  16. Opino como Elena… La gente acomplejada es la peor! Un beso y ánimo con tus clases!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:04
  17. Se te debería haber escapado una patada voladora… así sin querer :)

    Comentario by noedb on 15 de abril de 2014 at 15:50
  18. En el gimnasio no, mas que nada porque solo he pisado uno cuando fui a ayudar a mi padre con un trabajo que es tapicero, así que lo único que puedo contar es todas las horas de clases de educación física en el colegio, instituto y sucedáneos,… Mis torpezas y mis pocas ganas de correr, como los demás hacían 4 vueltas sin sudar y yo a la segunda no era persona y quería morir, y nunca he tenido sobrepeso, pero si que tuve mis carnes y que soy una vaga redomada que odia el ejercicio es lo que tiene,… Ahora salgo a caminar y me da igual porque mis pantalones de deporte son tan cómodos que mis muslitos de pollo no se mueven, se quedan ahí prietos y parece que tonificados (mentira cochina, pero, que comodos son), yo solo me enchufo mi música y respiro mas que nada porque si no me asfixio :D
    Felicidades por este primer post!! :D

    Comentario by M. on 26 de febrero de 2014 at 12:32
  19. Muchas gracias! Ante todo lo importante es moverse. Siempre seré una abanderada de la vida saludable! Un beso.

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:14
  20. Yo tengo suerte porque al gimnasio que voy que está dentro de mi residencia nunca hay mucha gente, pero ya perdí ese complejo de «la gorda del gimnasio», de hecho hay que sentirse bien porque hacemos ejercicio y hay mucha gente que no tiene sobrepeso que se la pasa tirada en el sofá en casa. Así que ole por nosotras!

    Comentario by Marilina Pampín on 26 de febrero de 2014 at 12:49
  21. Ole y ole! Yo luzco mis lorzas todo lo que me dejan pero oye, a veces es complicado no sentirse un poco así… Sobre todo jugando a las moradoras en el espejo! Besos!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:18
  22. Has clavado mi horrible experiencia con el gimnasio.

    Comentario by Almudena on 26 de febrero de 2014 at 12:58
  23. Pues hay que superar todo lo que tenga de horrible y dejarse los complejos en casa! Besos

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:18
  24. Pasando de lo que digan o hagan los demás, lo importante es como os sentís vosotras, yo he tardado en aceptarme pero lo he conseguido aunque cuando voy al fisio, médico, traumatólogo, esteticiene, cirujana, etc. me lo recuerdan y me digan: tienes sobrepeso! a lo que yo les contesto: que avispado eres! Tengo sobrepeso porque tuve un accidente de moto que me ha dejado con movilidad reducida, para caminar tengo que doparme, cuando antes iba al gimnasio, trabajaba en 3 sitios, etc. Se ha reducido mi movilidad y mi economía, claro! Así que pasar de lo que digan y miren, porque si vais al gimnasio es para sentiros bien, el resto de la humanidad no importa. Os sigo fielmente, sobre todo a tí Rebeca, tenemos gustos muy parecidos, Besines!

    Comentario by RLLeNaBcN on 26 de febrero de 2014 at 12:59
  25. Muchas gracias guapa! Un besito enorme :)

    Comentario by Rebeca Gómez on 26 de febrero de 2014 at 13:06
  26. No te sientes continuamente juzgada por tener sobrepeso? Desde luego que somos mujeres fuertes y cargadas de paciencia para aguantar a tanto «opinador»… Besos!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:20
  27. Quiero pensar que en verdad miran porque ven que te esfuerzas y se sienten orgullosos de ti.

    De todas formas, suelo ir al gimnasio a horas que no haya mucha gente para que no me vean.

    Comentario by Lucia on 26 de febrero de 2014 at 13:11
  28. Jaja! Creo que la fauna del gimnasio solo se siente orgullosa de sus propios bíceps… Besos!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:21
  29. «Quiero pensar que en verdad miran porque ven que te esfuerzas y se sienten orgullosos de ti.»

    Lo sorprendente (y digo sorprendente porque tendemos a pensar lo peor de la gente) es que en muchas ocasiones es así. Hay gimnasios y gimnasios, y creo que es solo cuestión de encontrar uno donde una esté a gusto.

    Yo adoro nadar y lo he estado evitando casi toda mi vida por la vergüenza que me daba que me vieran en bañador en las piscinas públicas. Ahora he perdido bastante peso (comer mejor, una vida más saludable, etc.), pero aun así cuando empecé a ir me horrorizaba la idea de enseñar mis carnes a deportistas. Y lo curioso es que me he dado cuenta de que a nadie le importan. De hecho, algunas de las chicas que mejor nadan en mi piscina tienen bastante más que una 38. Y mi experiencia en el gimnasio donde iba era similar: mientras vayas a esforzarte y a intentar hacerlo lo mejor posible, eso es lo importante. Y si eres amable con los demás y sociable, les da igual el cuerpo que tengas. Va a haber idiotas, claro, pero idiotas hay en todas partes.

    Otra cosa es que a veces nuestra propia inseguridad nos haga ver miradas y críticas donde no las hay. Ese demonio sí que he tardado en quitármelo de encima (¡y lo que me queda!).

    Comentario by Gabriella on 22 de marzo de 2014 at 21:12
  30. Yo es que con lo caros que estan los gimnasios y luego la pereza que me da ir (porque lo tenia a 4 km y tenia que pedirle siempre a alguien que me acercase) al final me compré un step por 19 euros y cuando hace buen tiempo salgo a caminar por la calle y si llueve y tal pues hago el step. Que no está la situación para tirar cohetes XD.
    Pero vamos que si , que en los gimnasios son muy del rollo «que hace esta muñeca chochona aqui?!». De todas formas yo eso lo he visto más en las marujonas que en los jovenes , con la gente joven no he tenido esos problemas…a ver algun gilipollas siempre hay (es ley de vida) pero en general a mi nunca me han mirado ni mal ni bien , se quedaban concentrados en lo suyo que yo a veces me quedaba «pero esta gente son humanos o robots?» O_o

    Comentario by Silvy on 26 de febrero de 2014 at 13:41
  31. Son robots… Y las marujonas más son robots con rulos y mallas. Ellas son las peores, su tema de conversación favorito siempre es el físico de su vecina y el que ellas tenían cuando eran jóvenes… Años qué paciencia!!!! Besos

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:23
  32. Encima me da una rabia porque luego se ponen «es que la juventud no tiene educación con la gente mayor». Pero si ellos son los primeros que no respetan a nadie!!! , aun recuerdo una chica que estaba en el autobus y estaba como yo de rellenita y cuando la chica se puso de pie porque era su parada dos viejas marujonas empezaron «hay que tener valor para salir asi a la calle» y a la pobre chica se le veia en la cara que estaba a punto de romper a llorar al oir eso asi que cogí yo que iba con mi hermano y solté «Desde luego…hay que tener valor para salir asi a la calle con una lengua tan venenosa , si es que estos yayos de hoy en dia no tienen respeto por nada». Mi familia dice que un dia de estos me voy a meter en problemas por soltar las cosas asi pero mira quien se pica ajos come XD.

    Comentario by Silvy on 26 de febrero de 2014 at 15:20
  33. Me has recordado un día que fui a ver a mi madre a su negocio y al llegar me dice «ay! ha venido mi niña guapa!!» y un viejo horrible dijo por lo bajini «si… guapísima… como se nota que es amor de madre…». Mi madre le lio una que casi le muerde jajaja.

    Comentario by MeryBluuu on 26 de febrero de 2014 at 19:39
  34. Qué barbaridad!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 21:05
  35. Bienvenida Lorena! Lo has clavado jajajajaja yo creo que muchas de nosotras nos hemos sentido así alguna vez. Yo ahora no me puedo permitir un gimnasio, salgo a andar o hago ejercicio en casa; pero me encantarí aprender a bailar, aunque tengo dos pies izquierdos, y no lo he hecho nunca porque me da una vergüenza horrible, porque van a pensar «y esta que hace aqui.» » mira como está»

    Comentario by Monica on 26 de febrero de 2014 at 13:42
  36. Gracias Mónica! Jolin yo voy a clases de baile y es lo mejor que he hecho en mi vida, te lo aseguro. Y eso que soy súper torpe y ritmo cero pero me divierto mucho y me siento muy sexy! Te animo a ello. Besos!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 14:25
  37. Yo dejé de ir a los gimnasios, entre otras cosas, por eso mismo… ¡estaba harta de que me miraran como un bicho raro! De hecho, para mi los gimnasios son prácticamente ya como discotecas: culto al cuerpo y finalidad de ligoteo = postureo en el gimnasio. No hay mucho más (hablo de la gente jóven sobretodo, claro, no de los deportistas de verdad).

    Comentario by Ike on 26 de febrero de 2014 at 14:42
  38. Ay madre mía, el postureo den gimnasio me da para otro post! Un beso!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 15:40
  39. La gente es demasiado tonta….. Yo hace años que no piso un gimnasio y principalmente es por eso… llamadme tonta pero como bien he leido por uno de los comentarios bastante tenemos con la pereza de ir como para añadirle la verguenza de que todos te miren en ese plan. Yo me tiro a la calle, me pongo mis zapas, me voy a la vera del rio y ale, a respirar aire fresco y descontaminado que por alli no hay nadie que te mire eternamente, si acaso alguna mirada de soslayo pero los dejas atras pronto =P

    Besazos!!!

    Comentario by M.Carmen Reyes ( Hikari) on 26 de febrero de 2014 at 14:49
  40. Lo importante es moverse M. Carmen! Y dejarse los complejos en casa para poder tomarse el ejercicio como algo divertido! Saludos

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 15:41
  41. Buenas! He ido a muchos gimnasios en mi vida y la verdad es que era tal y como lo cuentas! Lo que pasa es que en el gimnasio no tenía yo complejo, yo qué se, me ponía mis mallas y mis camisetas sueltas y a sudar la gota gorda que para eso estaba allí.

    Ahora estoy yendo a otro aquí en Sant Cugat, el municipal, y de maravilla de la buena. La gente es súper maja en general, gordos y delgados, monitores…, pero es que además tanto la sala de ejercicios como las distintas clases que hay como la piscina (milagro!) están llenas de gente con sobrepeso que hace ejercicio! Con lo que te sientes arropada en todo momento :)

    Arriba esa autoestima :)

    Comentario by Iria María Rodríguez on 26 de febrero de 2014 at 15:13
  42. Me encanta! Supongo que dependerá del tipo de gimnasio, los de barrio son de gente más normalista. En los pinos parece que la gente solo va a figurar. Besos!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 15:43
  43. Lo clavaste linda, yo fui socia capitalista de uno varios años, vamos, q pagaba religiosamente pero fui menos de diez veces. No me siento a gusto en un sitio en el q todo el mundo está obsesionado con el peso y el cuerpo. Yo iba a clases dirigidas y verte en el espejo junto a todos los pibones,… No poder hacer algunos ejercicios, pufff… No se… Baja la moral hasta abajo, así que ahora me dedico a caminar con mi perrita. De vez en cuando la gente me insistie que me apunté… Para qué? Para pagar y no ir? Para bajarme el sueldo ya está el presidente del gobierno. Incluso en la playa me siento más a gusto… gimnasio=infierno

    Comentario by María on 26 de febrero de 2014 at 15:17
  44. Hola María! La verdad es que a veces es muy des motivan te pero lo importante es tener claros nuestros objetivos y centrarnos en ellos. Besos y gracias por tu comentario!

    Comentario by Lorena Gracia on 26 de febrero de 2014 at 15:44
  45. Aprovecho la ocasión para felicitar al Elena y a Rebeca por iniciar un proyecto tan bonito como plural, realmente los post de [email protected] [email protected] suman. Hacen que la realidad sea completa, desde perspectivas tan diferentes, enhorabuena a [email protected]
    Mi experiencia en la piscina, era super graciosa, yo iba a nado libre, y topaba con quien estuviese, clases de niños con madres, de currantes a última hora, de abueletes a primera, según la hora que me convenía. Cuerpos de todo tipo, como en la vida, cuantos mas complejos, mas incomodidad con el propio cuerpo y con el ajeno.
    Puedo decir que fui observada y también observé, la infancia,la lozanía y la vejez, y concluí [email protected] aquí para semilla no se queda nadie.

    Comentario by eva on 26 de febrero de 2014 at 15:46
  46. gracias Eva! Siempre geniales tus palabras :)

    Comentario by Elena Devesa on 26 de febrero de 2014 at 15:51
  47. Yo cuándo iba el año pasado pasaba de todo en absoluto, complejos zero. Ahora la verdad voy en bici a todos lados y paso del gimnasio, me aburre mogollón!

    Comentario by Lidia on 26 de febrero de 2014 at 15:55
  48. Me parece surrealista que haya gente en el gimnasio más preocupada de mirar a los demás que de fortalecer su cuerpo, que al fin y al cabo es para lo que todos vamos.
    De hecho los gimnasios están hechos para gente con michelines, ¿para qué leches iba a ir yo al gimnasio si pesase 60 kilos? Para eso montaría en bici o saldría a dar un paseo todos los días, pero desde luego no me metería en una clase a dar patadas y saltos durante dos horas.
    Yo las únicas miradas que sufro son las de cuando me acerco con cara de angustiada todas las semanas a la báscula a ver cuánto he bajado, y alomejor son sólo 500 gramos, pero para mí es como si fuesen 3 kilos, con lo cual me bajo toda contenta y la gente me mira como diciendo »¿Por qué sonríe la gordi?
    Más me horrorizan a mí las que llevan puestas camisetas de su padre rotas y sucias o las que se maquillan y acaban como un oso panda, así que…QUE MIREN LO QUE QUIERAN.

    Comentario by Mercedes Vázquez on 26 de febrero de 2014 at 16:40
  49. yo tengo que apuntarme porque me operaron hace un mes y estoy hasta buscando compañera de fatiga…porque mis anteriores experiencias han sido de traca.

    Comentario by Carol on 26 de febrero de 2014 at 16:41
  50. Pues yo no he sido aún tan valiente como vosotras. Gorda y sin hacer ejercicio desde el cole, así que mi forma física y mis habilidades gimnásticas brillan por su ausencia.

    Peeeero mientras os leía he pensado «sí, es una mierda, pero si todas han podido, por qué yo no??». Así que gracias a todas por contar vuestras experiencias y demostrarme que aunque es un rollo que te puedan mirar o incluso criticar, el objetivo es hacer ejercicio y sentirnos bien. Y lo pienso hacer! Ya os contaré si lo consigo o si me rajo como una cobarde :P

    Comentario by MeryBluuu on 26 de febrero de 2014 at 19:35
  51. Yo si que pienso que cuando vas las primeras veces cerca de gente que está atlética tienen que pensar que te apuntas al gym para a ver si pierdes por fin esos kilos aunque no va a pasar. Pero mira, una vez me pongo a ello se me olvida un poco, porque aunque tengo mis lorzas tengo (tenía jaja) buena resistencia porque siempre he hecho algo de deporte. Me acuerdo que una vez, solía ir un chico y siempre se ponía a correr en la cinta y yo iba hiper rápido pero nunca corría y siempre miraba y yo ya me mosqueaba… pero resulta que ligaba , jajaja. ayy señor.

    Comentario by Marian on 26 de febrero de 2014 at 21:54
  52. Yo estoy con Mercedes, cuando veo a las buenorras del gim sufriendo en la cita pienso «anda y tirante en el sofá con un paquete de papa tu que puede!!!!» son ganas de sufrir a lo tonto….

    Comentario by NeDa on 26 de febrero de 2014 at 22:52
  53. Pero si lo piensas bien esos musculitos no siempre han sido musculitos. Seguramente hace algún tiempo también llegaron por primera vez al gimnasio, más perdidos que un pato en un garaje y sin tener ni la más remota de idea de lo que era un abductor!

    Comentario by Gumpowder on 27 de febrero de 2014 at 08:20
  54. Es verdad, nadie nace con músculos, ni tampoco con mollas, a veces nos quejamos de que nos miran pero por ejemplo mi pareja que siempre ha sido deportista cuando ve a un gordo corriendo mientras escupe el hígado a trozos, lo mira con cara de admiración y siempre suelta un !mí[email protected] con dos cojones!. A veces creemos que las miradas son siempre de reprobación.
    Pero desde luego que hay gilipollas en el mundo, gente colocada estratégicamente para joderte el día y hasta el mes. Gente que creo que de alguna forma, se ahorra medicación soltando su mala baba allí por donde va. Haciéndonos sentir tan a disgusto en nuestro pellejo como están ellos con el suyo. Así que sabéis qué? No les demos ese gusto.

    Comentario by eva on 27 de febrero de 2014 at 12:11
  55. Yo me he encontrado eso en el gym, siempre coincido con una chica que una vez me dijo: a por ello!!!. Pero sí es cierto que después de estar toda la vida aguantando miradas y comentarios desagradables tendemos a pensar en lo peor y muchas veces nos equivocamos.

    Comentario by Rebeca Gómez on 27 de febrero de 2014 at 13:32
  56. muy fan de Lorena! me mola mucho este fichaje ;) siempre vuestra: @ydepostrekiwi

    Comentario by kiwi on 27 de febrero de 2014 at 18:17
  57. Bueno, pues yo después de pagar 1 AÑO y no ir empecé el pasado agosto de 2013. A ver, yo en mi vida había ido al gimnasio y en mi imaginación era un cruce de Mujeres, Hombres Y Viceversa con las escenas de la ducha de Carrie. Pues me armé de valor y allí fuí…y me quedé flipada, yo no sé si es porque es de barrio o qué pero allí parecemos todos/as cortados por el mismo patrón: gordas y gordos sudorosos, hombres lobo con espaldas como felpudos, tíos con tatuajes de dragones que con la lorza se han convertido en hipopótamos y luego, claro, una minoría de chicas fibrosas y los cachitas. Con estos últimos decidí el primer día que entré en la sala de máquinas que la mejor forma de perderles el miedo era directamente preguntarles cosas sobre los ejercicios y FUNCIONA!!!!!!Y sobre las tías cachondas siempre hay alguna miradita disciplente en plan superioridad, pero francamente, nada que no pase en la playa o las tiendas de ropa así que me da igual, tengo a los monitores que me tratan superbien y mis viejitos del baño turco a los que les debo parecer una venus de Rubens!

    Comentario by angela on 28 de febrero de 2014 at 10:44
  58. grande Ángela! :)

    Comentario by Elena Devesa on 28 de febrero de 2014 at 15:00
  59. Bienvenida, Lorena!

    Bueno, yo creo que el hecho de sentirnos mal a la hora de ir al gimnasio (o a cualquier sitio) tiene mucho que ver con lo que nos decimos a nosotras mismas y la actitud que tengamos, más que en lo que la gente piense de nosotras porque en realidad no tenemos ni idea de lo que están pensando. Si vamos con el pensamiento de que vamos a ser un extraterrestre o un bicho raro en el gimnasio, lo más seguro es que al final nos sintamos así. Hay que cambiar la actitud. Si te apetece ir a la playa, hazlo; si te apetece ir a la piscina, hazlo, y si te apetece ir al gym, hazlo… no me imagino a Tara Lynn o Anita Marshall con miedo a entrar en el gimnasio porque la gente las va a mirar… no, las mirarán porque son unos pivonazos, aunque no sean las más atléticas del mundo… En los gimnasios hay gente normal, con sus complejos como nosotras, aunque parezca que tengan un cuerpo 10.

    Yo tambien tengo sobrepeso y también me costó al principio dar el paso, pero ahora no me pierdo ninguna clase de step… soy la que mas suda y más roja se pone, pero no se me da del todo mal y me lo paso muy bien :)

    Un saludo, guapas!

    Comentario by Raquel on 1 de marzo de 2014 at 15:04
  60. Super indentificada con este post!!!
    Como te mira la gente en el gimansio, como si jamás hubiera visto un gordo en su vida!!! pero si somos el cliente potencial de un gimnasio, se supone que estamos en baja forma y alli vamos a conseguirlo no???
    Y esas toallas que no cubren y te dejan o las tetas o el chirri al aire???
    Eso si, no hay que darse por vencidas, no pagamos todos lo mismo? pues todos tenemos el mismo derecho!
    Y mi venganza ha llegado ahora, si señora, cuando entra una de estas tipas estiradas (porque delgadas hay de todos los tipos, como gordas, las hay majas y las hay bordes) con el conjuntito recién comprado negro y fucsia (señoras, que pasa con el negro y el fucsia para la ropa de deporte??? es que no existen otros colores???) y se mete a la clase de steps y piensa, uy, si esta gorda está aquí esto debe estar tirado, y se me pone delante y al cabo de 15 minutos se pira porque ni sigue la coreografía ni le da la vida ni la neurona!
    Que si, que estar gorda no significa no estar en forma, y me encanta ir a la revisión médica de la empresa y que me pregunten: ejercicio físico? y le suelto, si, 4 claes a la semana de steps y body pump y que te digan ahhh… como pensando, joder y ahora ya no le puedo cascar el rollo del sedentarismo, la obesidad etc…
    Gran post Lorena!

    PD: queremos segunda parte de como conseguir ropa decente para hacer deporte si tienes una talla XL, o porque los señores de Nike han decidido que no van a traer a España su línea de tallas grandes… O señoras que se pasaron años sin poder ir a esquiar porque no encontraban pantalones de esquí de su talla…

    Comentario by Montse on 4 de marzo de 2014 at 21:08
  61. ambos posts vienen en breve Montse! Uno por Lorena y otro por Merce! :)

    Comentario by Elena Devesa on 4 de marzo de 2014 at 21:55
  62. Jajajajaja verdad universal lo de que ven a la gorda dentro de la clase y se creen que está chupado, a mí me ha pasado.
    La ropa XL de esquí sí que existe, doy fe que este finde la estreno. Ya os contaré :)

    Comentario by Merce on 5 de marzo de 2014 at 19:20
  63. Vivan las mujeres sin complejos! Me encanta este sitio! Me hago fan pero ya!

    Comentario by Fátima on 13 de marzo de 2014 at 11:56
  64. Cómo me gustáis chicas! Me encanta leeros porque me siento bastante identificada con vosotras. Vuestro positivismo ayuda mucho, de verdad que sí. Gracias a gente como vosotras me siento más segura de mi misma día a día. Soy de las típicas que leen blogs diariamente pero que apenas comentan (lo habré hecho un par de veces y una de ellas recuerdo que fue para felicitar a Elena por crear su blog «Dresstidos»). Pero bueno, este tema me toca especialmente la fibra así que quería aportar mi granito.

    Llevo ya muchos años metida en el mundo de la danza aquí en Galicia y bueno, no es que empezar en este mundillo haya sido tan radical como ir al gimnasio pero no es la primera vez que la gente se sorprende al verme bailar simplemente por el hecho de que «no se lo esperan». Obviamente no me dicen que no se lo esperan por mi físico (y tampoco es que me lo tome yo en ese sentido) pero es la manera que tienen de decir las cosas.

    No voy a decir que muchas cosas me hayan costado bastante más por el simple hecho de estar más gorda que el resto, (en mi caso mi grupo de baile y mis profesoras siempre me han tratado como otra más) pero parece que estando gorda tienes siempre que demostrar tu valía el doble o el triple. El baile me ha ayudado mucho a ser quien soy hoy en día, por lo que con esto quiero decir que los complejos aunque sea muy muy muy muy muy difícil dejarlos en casa es lo mejor que puedes hacer para no perderte las oportunidades que te da la vida. Sal a la calle, apúntate al gimnasio o a algún deporte y sobre todo DISFRÚTALO!

    Comentario by Merienda on 17 de marzo de 2014 at 15:38
  65. <3

    Comentario by Elena Devesa on 17 de marzo de 2014 at 15:50
  66. Hola, primero artículo muy natural y divertido. Y segundo yo también sufría mucho en el gimnasio ya no sé si porque de verdad me miraban o porque me lo imaginaba yo pero la cuestión es que al final dejé de ir. Ahora paseo o corro por polígonos alejados del mundo jaja

    Saludos sigue así! :)

    Comentario by [email protected] on 30 de junio de 2014 at 13:39
  67. A mí lo que me saca de quicio es que si una gorda va al gimnasio la gente se pregunta «¿para qué va si total…?» y si no va pues la criticarán por no hacerlo. Lo mismo que con la comida. Si haces dieta porque la haces y sino porque no la haces. El caso es estar siempre en el ojo de los demás que se creen con derecho a opinar sobre las vidas ajenas.

    Comentario by Pazmer on 30 de junio de 2014 at 14:58
  68. Hola Pazmer, eso que escribes es muy cierto, y es un claro ejemplo de «la parábola del burro»… Saludos

    Comentario by yipy on 13 de agosto de 2014 at 08:04
  69. Hola Chicas, espero se encuentren bien.. Les comparto mi historia…
    Les cuento que yo era una gordita y ya estoy flaquita, pero con curvas jajaja ( porque ser delgada como un palito, no es bonito jajaja)
    Debido a una etapa de gran estrés, subi mucho de peso, y por lo mismo me empecé a enfermar, entonces cada vez que iba al médico me decían que estaba con sobrepeso y con el azúcar alta… Pero debo decir que mi apariencia física no me interesaba, no me importaba estar con sobrepeso y utilizar pantalones talla 14 ( ahora uso pantalones talla 6 ). Por mi salud, me compré un orbitrek para mi casa y empecé a bailar con videos de youtube en mi cuarto… Iba bastante bien haciendo ejercicio en la casa y luego tuve un esguince de tobillo, entonces ya no pude hacer ejercicio por un mes, luego empecé de nuevo la rutina y al poco tiempo tuve un accidente de tránsito y por 4 meses no pude hacer ejercicio, pasado un tiempo reanudé mi baile y el orbi, y luego de nuevo me volví a enfermar jajaja.. ( es decir no lograba hacer ejercicio por 2 meses seguidos, porque algo me pasaba ), luego ya que estaba sanita de todo, seguí con mis ejercicios en mi casa y bajé de 62 kilos a 58 kilos…
    Al poco tiempo pusieron un gimnasio de una cadena de gimnasios al frente de mi casa, y la verdad yo no quería ir, pero mi mejor amiga quería ir a clases de zumba, entonces nos matriculamos en el gimnasio, casi de primeritas, y la verdad ir a un gimnasio es entrar a un habitat bastante raro jajaja, ahí uno ve de todo jajaja… Y al mes de estar en el gimnasio se me activó una lesión antigua, entonces ya no podía correr, bailar, es decir, sólo podía rehabilitación física, entonces para mí el gimnasio a sido un lugar para tratamiento de rehabilitación y les cuento que tuve que esperar 1 año, para poder volver a correr 10 min… Pero aún con todas mis lesiones y enfermedades nunca dejé de realizar actividad física , aunque fueran poquitos ejercicios los que podía hacer… mis lesiones me han dolido, he llorado, he tenido que medicarme, que tenido frustración, depresión… Pero aún así nunca dejé la actividad física en la casa y ahora en el gimnasio… Lo que hice fué comprarme ropa bonita para ir al gimnasio y de esa manera motivarme, porque yo sabía que ir al gimnasio, para mí significaba dolor físico por mis lesión y frustración emocional por no poder hacer la mayoría de ejercicios… Pero yo sabía que por mi salud, necesitaba bajar de peso, así que empecé a comer mejor (5 veces al día), a tomar más agua y sobretodo a tener fuerza de voluntad y disciplina… Éste mes cumplo un año de estar en el gimnasio y ahorita estoy pesando 52 kilos…
    Pero chicas saben lo que yo pensaba cuando veía entrar a una chica delgada, o gordita al gimnasio?, yo lo único que pensaba, era, que afortunadas son de poder venir al gimnasio, y de no estar lesionadas y de poder hacer ejercicio sin dolor….

    Yo sé perfectamente las miradas que las personas hacen cuando entra una chica gordita a el gimnasio e igualmente cuando entra una barbie que la mayoría del tiempo pasa hablando con el instructor del gimnasio jaja y con cuanto musculoso se topa por el gym…
    Chicas yo he estado en los dos extremos de la balanza, he estado con sobrepeso y ahora tengo un peso corporal, acorde a mi estatura (1.48 mts ) y edad (31 años), y chicas les diré siempre hay complejos en el gimnasio, siempre las personas a uno lo van a volver a ver…
    Por ejemplo ahora que estoy delgada, muchas veces me incomodan las miradas morbosas de los hombres, hay hombres que no disimulan en absoluto y que a uno lo desnudan con la mirada…
    Y si hablamos de las chicas «delgadas» o las que se creen que son «lindas» y creen que todos los hombres del gym las desean y que son las tipicas mujeres que entran al gimnasio, como si estuvieran desfilando en la pasarela de Victoria´s Secret y se creen que son la última Coca Cola del desierto jajaja, esas mujeres de fijo ponen cara rechazo y miradas de burla a las chicas con sobrepeso, y eso me cae tan mal, porque eso lo hacen para sentirse superiores. También me caen mal las miradas «odiosas» que hacen las chicas delgadas o con un «cuerpo promedio» ( ya que ellas quieren ser el centro del universo, entonces cuando se topan con una mujer que tenga también un «cuerpo promedio» o que tiene mejor cuerpo que ellas, o que alza más peso que ellas, entonces eso las enoja y te ponen cara de enojadas y de asesinas en serie jajaja, ya que no pueden sentirse superiores ( esas chicas están loquillas y deshubicadas jajaja) porque el gym tiene como fin el ejercicio y recreación sana, si ellas quieren lucirse, o llamar la atención que vayan a una fiesta o bar, o algún lugar en donde puedan ligar hombres y en donde no le estén poniendo cara de enojadas o de burla a las mujeres que tratamos de aprovechar el tiempo para nuestro bienestar físico y emocional…
    Yo sé bien que es estar gordita y estar delgadita, y conozco las complejos y temores y las diferentes situaciones negativas que se viven, ya que si uno está con sobrepeso se burlan y lo rechazan y si uno está delgada, entonces viene el morbo y el acoso sexual por medio de miradas y palabras…
    Pero lo importante es hacer un poco de actividad física, en el gym , en una piscina, en la casa o en un parque, porque nuestro cuerpo y mente nos lo van a agradecer…
    Bueno ésta fue mi historia, saludos a todas…

    Comentario by yipy on 13 de agosto de 2014 at 08:03
  70. pues si, teneis razon, cuando entraba en el gym o e las duchas era como… ¿qué pasa que soy parte de un espectáculo y nadie me lo ha dicho? llevaba dos años sin hacer nada de ejercicio, dejé el gimnasio y la piscina por mi embarazo y mi dolor d e espalda (si eres gorda te miran, pero si además tienes bombo parece que lleves el letrero «MIRADME, ESTOY GORDA Y ME HAN PREÑADO») y no he reiniciado el ejercicio hasta hace muy poco, pero dejadme decir que me he encontrado con un grupo muy majo de gente que me motiva y anima, y aunque soy la gorda, tambien hay algun que otro gordo, asi que no soy la única, jjjjjjj.
    estoy comenzando a escribir un blog donde explico mis vivencias desde que he decidido vivir cuidandome un poco más, no por estética, principalmente por salud, pero os invito a visitarme y dejar vuestros comentarios.

    https://lamamagorda.blogspot.com.es/

    Comentario by mami lo co on 14 de octubre de 2014 at 10:22
  71. Imagino que cada situación y persona es diferente a la hora de enfrentarse al dichoso gimnasio.
    Yo siempre he ido, de forma intermitente, a varios y diferentes, y nunca me he sentido la rara o q no pegaba. Pq?? Pq quiero cambiar mía hábitos y estar sana me debo sentir mal?? De eso nada!!
    Así q lo mejor es entrar sintiéndose la reina del mambo, con seguridad y soltura, y creedme funciona! Y yo tengo lorzas pá dar y regalar.
    Nunca me he sentido mal ni observada por pasearme por el gimnasio. Es más una vez un mazas no dejaba de mirar en mi dirección y me giré mil veces a ver si había alguien detrás mío al q el muchacho mirara y no!! Era a mi!! La gorda ligó en el gimnasio! Con un cachotas!!
    Chicas, en el mundo hay de todo!! Y no siempre tenemos q ponernos en lo peor, a veces nuestras peores enemigas somos nosotras mismas!!!
    Ánimo y a invadir gimnasios!! Jejejejeje
    Bss

    Comentario by Fatima on 18 de febrero de 2015 at 10:35
  72. En el gym es como en los institutos americanos, tiene su propia fauna jajaja. Yo tengo que reconocer que hace un año que no voy al gim problemas de rodilla, ahora estoy en natación terapéutica… made day made dayyy bañador y gorro horrorosos, pues soy mas feliz que una perdiz…clarooo que cuando salgo en bañador, con estas piernotas que me ha dado el señor…recibo alguna mirada que otra, pero lo gracioso que suelen ser de las «abuelillas» (apodo que uso cariñosamente ya que cualquiera de ellas en este momento me fundiría haciendo deporte en un pis pas) que van a la misma hora aquagym… Me miran de arriba abajo, supongo que pensaran «esta juventud de ahora…esta se queda para vestir santoss » Pero mi super bañador y yo caminamos con mucho estilo por la piscina. A vivir que son dos días :) por cierto espero ese post de ropa de esquí… vuestro blog ha sido mi gran descubrimiento de este año, aunque no participo mucho, os aseguro que os leo a diario… Y debo mi estupenda funda del móvil a Elena!

    Comentario by Carolina on 18 de febrero de 2015 at 12:32
  73. Justamente hoy estaba pensando en todo esto cuando iba al gimnasio jajaja por suerte en mi gimnasio no son todos «modelitos de anuncio» va mucha gente que ha decidido ponerse en forma (pero claro, estamos en febrero, esperemos a Mayo) y en los vestuarios hay 3 zonas claramente diferenciadas … la zona A, las rubias en tanga que van con las tetillas al aire … la zona B, mujeres de entre 30-40 que ya les da un poquito más de pudor y la zona C, las chicas con chicas que se cambian en el baño para no mostrar carne. Pues yo hoy me cambié en la zona A, con mis 113 kg y oye, me he sentido genial, que no soy rubia, pero soy muy sexy.

    Comentario by Vanesa on 18 de febrero de 2015 at 12:48
  74. Pues imaginaros si ademas de eso… ERES LA INSTRUCTORA jajajaj coml te miran…. enserio monada q tu vas a darme clase?? Pero despues de un dia como ayer y cito que fueron 8clases en este orden… : body combat zumba ciclo body pump ciclo body pump zumba y gap …. y te preguntan COMO LO HACES??? DE DONDE SACAS LA ENERGIA? d dos sitios 1- del platal macarrones con chorizo que me he comido y 2- de todas vuestras miradas acusadoras .
    Ole x las gordis q nos gusta en ejercicio!
    X cierto… hoy estoy reventada jajajjaja xo esto que se quede entre nosotras ( q hoy solo tengo 3 clases ..)

    Comentario by susana on 19 de febrero de 2015 at 13:08
  75. jajajaja. con dos cojones¡

    Comentario by nuria on 7 de abril de 2015 at 12:08
  76. Una de las razones por las que nunca quise ir al gimnasio es esa, odio que me miren haciendo ejercicio, pos suerte al vivir en una zona rural, le eche cojones y me dedique ha hacer kilometros y kilometros con la bicicleta, aun asi, creo que es una fobia social, no soporto que me miren mientras hago ejercicio XD

    Comentario by Almudena Montes on 3 de julio de 2016 at 22:41
  77. Hola! Pues buscando ropa de [email protected] para gordas encontré esta entrada y me ha encantado xD Quiero ir lo más mona posible al gym, que ya tengo suficiente con ser la más gorda casi literalmente. No sé si me miran pensando en qué horror de tía. Prefiero pensar que están pensando en que le he echado ovarios para estar ahí o que simplemente más de uno se esté acordando de lo mal que lo pasó cuando empezó. De hecho algun cachas ha venido a corregirme si estaba haciendo algo mal y han sido muy agradables. No quiero pensar en que todos piensan en el asco que les damos o en que debemos ser de otro planeta y qué pintamos allí. Hace como 15 años que no iba al gym. Así que no solo estoy en 104 kilazos, sino que mi aguante es nulo. He intentado meterme a un par de clases y de las dos tuve que irme. La primera porque era haciendo flexiones a tope con todo tipo de saltos y me resultó imposible seguir la clase. La segunda porque directamente me colapsé y tuve que acostarme del yuyu que me dió. Lo que si desmotiva para mi gusto no es ser la gorda, la que se pone roja como un pimiento y suda hasta las orejas, eso ya lo tenía claro cuando me apunté. Lo que me desmotiva es ver que el 99% está en forma y que no hay ninguna clase para nivel principiante. Es en plan, eres una mierda, una inútil y tienes que morirte entre cintas y elípticas si quieres llegar a nuestro nivel de dios para aguantar una clase de cross fit y seguida una de spinning. Pero, no pienso marcharme. Me costó mucho tiempo decidirme a cambiar mi vida y ahora que estoy motivada por fin, me da lo mismo que el mundo se ponga en contra, que me miren mal o que [email protected] se sienta mal de verme allí. Me gustaría que hubiesen mas gordos en mi gym , pero es lo que hay. Lo único que quiero a estas alturas es estar saludable y no morirme cada vez que haga calor o que tenga que caminar 100 metritos. Si estoy más gorda o delgada es secundario y ya vendrá, sólo quiero sentirme bien. Os animo a todos a echarle huevos al asunto. Es muy duro por muchos factores pero lo bien que sienta subir hasta tu casa corriendo por las escaleras y no morirte en el intento no tiene precio. Ánimo a todos!!!!

    Comentario by Hiurmix on 11 de octubre de 2016 at 13:20
  78. Yo estoy en el proceso de perdida de peso ya voy bajando 10 kilos y amo ir al gym , creo que el gym no es para los flacos solamente es para todos , vos pagas para entrenar y ellos tienen la obligacion de tratarte bien y ademas lo que los entrenadores y profes quieren es que vos logres bajar , yo hacia 2 horas por dia pero ahora empece la facultad y no puedo , pero no se trata de si sos gorda o flaca vos te inscribis en un gym por vos , por nadie mas
    a mi me gusta pensar los que estan entrenando hay conmigo van a ver mi transformacion y que les voy a demostrar a todos que yo puedo que no importa cuan gorda este que yo puedo y que con con cada gota de sudor y cansancio estoy mas cerca de lograrlo , y lo digo por experiencia es el mejor sentimiento ver como vas adelgazando y lo felis que una se siente al lograrlo , yo las animo a que no tengan miedo que se puede y piensen esto :VOY A SEGUIR GORDA POR MIEDO A LAS CRITICAS O VOY A DEJAR EL ALMA EN EL GYM Y LOGRAR MI META

    Comentario by Miica Mansilla on 16 de abril de 2017 at 00:42

Política de Comentarios de Weloversize

Responsable: We Lover Size SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.