Después de sentarse y contabilizar 65 dietas diferentes a lo largo de su vida, Anna Guest-Jelley pensó que antes de embarcarse en la numero 66 tenía que probar otras cosas y así fue como descubrió el yoga. Dice que desde el principio era la persona más grande de la clase con diferencia. Esperaba que alguien viniera y me dijera, tú no deberías de estar aquí.

Entonces se dio cuenta de lo mucho que le gustaba el yoga y lo mucho que le hacía estar conectada con su cuerpo y sentirse bien consigo misma. Así que pensó que seguro que no era la única persona de su tamaño que quisiera practicar el yoga y que seguro podía transmitir su mensaje a mucha más gente. Así nació Curvy Yoga.

En que consiste

Curvy Yoga es Yoga positivo, para todo tipo de tallas, formas, edades, habilidades, o nivel de experiencia. Todo el mundo puede hacer este tipo de yoga. Es un portal para profesores y alumnos de todas las tallas que quieren una práctica positiva de ejercicio para su cuerpo que les ayuda a explorar lo que significa aceptarse tal y cómo son.

La idea es tan buena que ha ido creciendo por EEUU y se ha extendido a Canadá, Australia, UK, Nueva Zelanda… Son clases en lugares específicos y aunque por ahora España no está dentro de las opciones de país, la web de Curvy Yoga ofrece clases gratuitas online para que puedas acceder a ellas en cualquier parte, podcast y más cosas en lo que ellos llaman freebies.

Además organizan eventos, conferencias y retiros de yoga para los adictos a esta práctica. Si pensabas que el yoga no era para ti porque solo veías solo para gente súper en forma en las fotos, no podías estar más equivocada. Es una práctica que vale para todo el mundo, solo hay que encontrar buenos profesores.

¿Qué te parece esta iniciativa? ¿Alguna vez te has sentido mal en alguna clase y crees que estarías más cómoda en un entorno así?

15 comentarios

  1. Uoooooooooo me lo guardo (no he hecho nunca yoga, pero me apetece probar, a ver si no me parto la crisma ;D) Gracias!!!!!!!

    Comentario by Banshee on 30 de julio de 2014 at 13:10
  2. Yo hice una vez, pero me pasó un poco como a ella. Ahora leyendo esto no me cabe duda de que todas podemos!!!

    Comentario by Mirella González on 30 de julio de 2014 at 13:14
  3. Sí que es muy importante encontrar un buen profesor que te haga sentirte cómoda y te oriente bien, yo tardé un poco pero ya la tengo. Y ella siempre me ha dicho que el peso no influye tanto como el conocer tu cuerpo, que ha visto a gente con bastante barriga hacer una torsión perfecta porque han aprendido a montar bien la postura. El cuerpo grande no es un impedimento para nada en el Yoga. Recomiendo a [email protected] al menos probar un par de veces hacer Yoga a la primera cuesta saber si te ha gustado o no.

    P.D.- sí que he sentido alguna vez que la tripita me impedía a algún movimiento. Pero ahí interviene la respiración: te vacías de aire y ¡hala! te doblas hasta dónde querías :)

    Comentario by Yolanda on 30 de julio de 2014 at 13:11
  4. Yolanda gracias por darnos tu insight en el tema, la respiración es muy importante la verdad es que yo quiero volver a probarlo otra vez. :)

    Comentario by Mirella González on 30 de julio de 2014 at 13:16
  5. De nada Mirella, gracias a ti por este artículo tan interesante. Prueba a hacer yoga un tiempo y un día de repente te darás cuenta del avance tan enorme que pegarás, en cuanto a respiración, flexibilidad, resistencia…

    Yo lo descubrí hace poco, cuando vi por primera vez fotos de cómo hago yoga, de una sesión al aire libre que hicimos. Nunca se me habría ocurrido que podría doblarme tanto jeje

    Comentario by Yolanda on 30 de julio de 2014 at 16:25
  6. Sí que hay posturas que cuestan, pienso que más por el volumen que por los kilos de más en sí. A mí, mi lomo serrano de por debajo de la cintura me impide hacer la postura sobre los hombros, y el arado me asusta. Además, siento que voy a ahogarme con mis propios pechos! Todo se andará, no? Lo importante es, como dice mi profesor, no compararse con nadie más que contigo misma, ver tu evolución, dónde empezaste y dónde estás y, sobre todo, escuchar tu cuerpo y reconocer tus límites para forzarlos poco a poco y sin dañarte.

    Comentario by Eomoi on 30 de julio de 2014 at 17:40
  7. Gracias Eomoi por tu comentario, la verdad que la primera vez que hice yoga, fuí a una clase para probar y no me gustó por eso supongo. Ves que todo el mundo hace cosas y tu no puedes. He visto en los vídeos de Curvy Yoga, que trabajan con unos ladrillos de gomaespuma y me pregunto si se usan siempre, o a lo mejor, están pensados para ciertas posturas a las que no puedas llegar.

    Comentario by Mirella González on 31 de julio de 2014 at 08:58
  8. Yo peso 80 kilos y hago Yoga desde hace un año,me hace sentir muy bien y el peso no ha sido para nada un limite, mas porque mi maestra yogui tiene un cuerpo similar al mio.

    Comentario by IRMA MASTACHE on 30 de julio de 2014 at 20:42
  9. Gracias por la pagina le echo un vistazo a la voz de ya genial lo del Curvy Yoga precisamente hago ejercicio en casa porque no me siento cómoda en los gimnasios, ya que estoy fuera de lugar

    Comentario by Inmaculada Rodríguez Romero on 31 de julio de 2014 at 19:08
  10. Me alegra que le vayas echar un vistazo. Seguro que puedes encontrar muchos vídeos en Internet de como hacer los ejercicios y todo. Yo creo que ahora que tengo menos tiempo, voy a intentarlo en casa también.

    Comentario by Mirella González on 1 de agosto de 2014 at 10:20
  11. creo que..lo diré es probable que el yoga sea el mejor invento de todos los tiempos, sin miedo a exagerar, equilibra cuerpo y mente. Olvidaros de la belleza, la perfección y las chorradas. No es una competición es mas una puesta a punto.
    Me da hasta cargo de conciencia cuando dejo de hacerlo, porque sé, de forma fehaciente, que 5 minutos haciendo una postura, me alivian la tensión cervical y me evitan el pastilleo, que mejoran mi fascitis, que sigo elástica aunque me sobren muchos kilos, que me da energía y me hace feliz.
    Os animo a buscaros un buen maestro y a que lo practiquéis sin dudar.

    Comentario by eva. on 31 de julio de 2014 at 20:53
  12. Eva pues aconséjame, me apunté hace 6 años y no duré más de dos clases. Yo no sé si es porque soy muy nerviosa o por qué, pero me subía por las paredes!

    Comentario by Rebeca Gómez on 1 de agosto de 2014 at 09:55
  13. Rebeca, a mi me pasó algo parecido cuando fuí a yoga la primera vez. Me aburrió un montón. Acostumbrada a bailar que es un sin parar, esto me parecía muy lento. Luego he ido a otras clases que eran distintas, más activas y rapiditas y me gustaron mucho mas :)

    Comentario by Mirella González on 1 de agosto de 2014 at 10:19
  14. Pues Rebeca te tomo la palabra, voy a articular mis ideas al respecto e intentaré aconsejarte lo mejor posible. El yoga enamora.

    Comentario by eva. on 1 de agosto de 2014 at 16:15
  15. No había leído este post hasta hoy y la verdad es que estoy totalmente de acuerdo. Llevo tiempo mirando el modo de hacer home-yoga o yoga low-cost (por mi economía) pero nunca sé por donde empezar exactamente.
    Hace un par de semanas, casualidad, compartí un vídeo en el facebook de un hombre que se rompió las dos rodillas al hacer paracaidismo, pensaron que no volvería a andar y empezó a engordar. Un día, con un personal trainner, comenzó su reto de perder peso con el Yoga, y lo consiguió. 10 meses después del comienzo de su misión, había perdido la friolera de 76kg y poco a poco había empezado a mantener su equilibrio, a andar e incluso a correr cortos tramos.
    Eso me demostró que si algo que quiere de verdad, no hay barreras imposibles de saltar.
    Os recomiendo el Yoga también para relajaros y aprender a manteneros tranquilas y serenas sin ningún estrés.

    Comentario by Koisate on 9 de agosto de 2014 at 02:12

Política de Comentarios de Weloversize

Responsable: We Lover Size SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.