Vida sana

El nuevo anuncio con el que se han columpiado los de García Baquero

Yo lo he visto por primera vez hoy, así que no sé si todo el mundo ha podido “disfrutar” ya de él o todavía no, pero yo, personalmente, puedo decir que he flipado con el nuevo anuncio de García Baquero.

¿Y por qué he flipado lo más grande con un anuncio de queso? Preguntaréis.

Pues muy fácil, porque trata con una condescendencia pasmosa un asunto tan serio como la celiaquía.

Y no, no soy celiaca, pero con la ristra de intolerancias alimenticias que tengo, estoy tan concienciada con el tema que no he podido evitar saltar de indignación al ver el anuncio.

Según este spot publicitario, ¿qué creéis que es lo que pasa cuando un celiaco va a un restaurante y se niega a comer queso?

Pues que el camarero se lo sirve en bandeja porque no tiene gluten, mientras otro cliente del establecimiento le mira con cara de guasa y le dice: “Anda, qué…”

Anda, ¿qué?

Porque os voy a confesar, con total sinceridad, que no he sido capaz de sacar nada positivo a ese comentario, ni al anuncio, ya de paso.

Que sí, que el queso será sin gluten (y sin querer  hacer publicidad, menudo pedazo de queso rico. Porque el anuncio será una pena, pero esos señores sí que saben lo que es un buen queso), pero me parece que denota una falta total y absoluta de cualquier tipo de respeto hacia las intolerancias de las personas.

Si tú vas a un bar, dices que no te pongan determinado alimento porque eres intolerante a X y la gente de alrededor te mira y te dice “anda qué…” ¿Tú te lo tomas como algo positivo?

PUES YO NO.

Y menos para un anuncio que van a ver miles (o millones) de personas.

Por varios factores, además:

1: Porque la celiaquía es un problema muy serio que puede desembocar en enfermedades mucho más graves o incluso en problemas de fertilidad.

2: Porque existen formas mucho mejores de comunicar que tus productos no llevan gluten.

3: Porque aunque imagino que la intención de los anunciantes era algo así como dar a entender que es increíble que la gente se piense que su producto lleve gluten, el caso es que muchísimos productos que no deberían llevarlo, resulta que sí que lo tienen, aunque sea en forma de trazas. Y no es ni de lejos correcto, de cara a toda la gente que sufre intolerancias (al gluten, o de cualquier otro tipo) dar por hecho con un “anda ¿qué?” el que tengan que conocer la composición de tus productos por narices. Yo, por ejemplo, conviví durante años con un alérgico a la proteína dela leche y, aunque en teoría un alimento no llevara leche, nos asegurábamos leyendo la etiqueta TRES VECES.

Es más que obvio que la sensación que yo he recibido al ver ese anuncio no era ni mucho menos la que los publicistas y la que la propia marca pretendía trasmitir, pero creo que, cuando como marca vas a ponerte en contacto con una cantidad de gente tan abrumadora como la que ve los anuncios en la televisión, lo ideal es, no solo cuidar la calidad técnica del anuncio, porque técnicamente hay que reconocer que está muy cuidado; sino cuidar más el mensaje y percatarte de qué es lo que quieres transmitir y cómo vas a hacerlo.

¿Lo habéis visto en televisión?

¿Y qué os ha parecido? ¿No creéis que da pie a malentendidos? ¡Se abre el debate!

Anne Sancar

Compartir:

Login