El cáncer no avisa, el cáncer aparece sin que lo llames, sin que te des cuenta, sin que sepas lo que conlleva tenerlo, sin que nadie te explique cómo llevarlo. El cáncer llega a tu vida, justo en el momento que eres más feliz, justo cuando días anteriores a saber la noticia, en el baño mientras meas, algo tan sencillo como eso, te das cuenta de lo feliz que eres. De que después de lo cabrona que ha sido la vida contigo, (porque tengo que deciros que voy a decir tacos, he tenido un cáncer y puedo decir tacos.)…

A lo que iba, después de lo  cabrona que ha sido la vida contigo, te has dado cuenta de que eres feliz, y que nunca has estado mejor y que si eso es la felicidad ha merecido la pena.

Pero no… parece ser que quien manda ahí arriba o donde sea, decide que no, que no es suficiente y que puedes con algo más. .

Estás en el sofá tan tranquila preparando tu próxima boda y de pronto notas un dolor en el pecho, un dolor y unos bultitos que no se van con los días, que no se van con los meses… y entonces decides que te vas a poner en manos de profesionales, y vas al médico. Y sé que los hospitales están llenos de gente profesional, pero también están llenos de gente incompetente…

Gente incompetente que te dice que te duele el pecho porque te sientas del lado izquierdo en el sofá, claro… pues menos mal que no me acuesto en el sofá si no el tumor estaría en la cabeza! Lo que yo diga… incompetentes…

Un año después, unos médicos profesionales, vamos unos médicos que tuve que pagar, encontraron el motivo del dolor de pecho y los bultos. Y lo demás mejor lo veis en el vídeo. Porque sí, he tenido un cáncer, pero no es todo tan triste!!

Y por eso he realizado este vídeo, para que mujeres, chicas o quien quiera que lo vea sepa que sí, que tener cáncer es una putada, y que no es justo…

Pero que con un par de ovarios, y muchas risas y mucho baile se puede llevar mejor. ¿Te vienes a conocer mi historia??

 

 

Autor: Naara Sirera.

Foto destacada.