Belleza

Opinión: Philips Bikini Genie o los pelillos del chichi siempre a punto

Hubo una época en mi vida en la que me depilaba el chumino al cero. Iba por la vida como una Nancy, con mi chocho pelón y tan feliz. Bueno, mentira, tan feliz no. Porque el dolor que pasaba cada vez que iba a hacerme la cera era inhumano, y la cantidad de hongos, infecciones y mierdas que pillaba era de coña.

Así que decidí abrazar mis pelos y dejar de depilarme. Durante un tiempo guay, pero llegó un momento en el que el pelillo me crecía tanto que parecía una barba. De esto que haces pis y se te queda la barba mojada colgandera que no hay quien la seque. Así que pensé que quizás lo ideal para mi era el término medio. Vamos, ir recortándome el pelo sin rasurar.

Aunque parece una chorrada, el hecho de ser gorda me hacía algo más difícil el poder recortar bien sin rajarme el chumino, así que cuando una amiga me recomendó este bicho, me lancé a probarlo. Se llama Philips Bikini Genie.

 

El cabezal rosa de plástico corta el pelo más largo, ese que os comentaba es selvático total. Con el cabezal de dientes te lo dejas a 0.3 (como se te queda normalmente unos días después de depilarte). Es mi favorito, porque es una forma de dejarlo cortito pero evitar los granitos y rojeces que te salen cuando te rasuras con cuchilla. También evitas así que se te enquisten y por su puesto, LOS MALDITOS PICORES.

Lo venden específicamente para ingles, pero la realidad es que puedes usarlo sin problema en toda la parrusa, labios incluidos. El cabezal de plástico te protege de accidentes (de verdad, que yo soy muy torpe y va como la seda)

Dicen que el cabezal de dejarlo al cero va regular. ¿La verdad? No lo sé porque no lo he probado. Como os comentaba, me niego a volver a pasar sufrimientos cuando el pelo vuelve a crecer. Ahora voy con mis pelillos cómodamente y ahora sí que sí, FELIZ de la vida 🙂 ¡recomendada a tope!

Pincha aquí para comprarlo en Amazon por 25€

 

 

POST NO PATROCINADO

Compartir:

Login