amy-schumer-zoom-b0ff2278-c313-40e5-9eed-1dc21892b73d
  • Lifestyle

    Soltera a los 40

    Share on Facebook545Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    A las buenas tardes, me presento. Me llamo Eva y desde los 35 que solicité el divorcio, ando en busca y captura, con escaso éxito para qué nos vamos a engañar, de mi Adán particular.

    Estas simpáticas muchachas de Weloversize me han conminado a que escriba cuál es la experiencia de estar soltera a los 40 y creedme, para sorpresa de muchas de vosotras, jovenzuelas treintañeras, el panorama masculino existente más allá de los 40 años es igual de desconcertante que el existente entre los 20 y los 30.

    Me explico, cuando leo vuestros post sobre los tipos que hacen bombas de humo, cuando describís punto por punto los estereotipos Tinderianos habidos y por haber (sí, yo también he sido usuaria del Tinder bueno); cuando leo testimonios desgarradores de jóvenes enamoradas, desesperadas, destrozadas por la impavidez con que las dejan/engañan/abandonan/simultanean con otras, etc… Me da miedo comprobar que las cosas, con el paso de la edad, no mejoran. ¡¡¡No mejoran nada!!!

    GIF_144742_cuando_te_preguntan_si_no_tienes_examenes_que_estudiar_durante_navidades

    La diferencia, mis pequeñas kikuyas, es que ante el desamor, la soledad y la traición vosotras, jóvenes, lozanas y rubicundas mujeres sin cargas ni necesidad de dar explicaciones a nadie, tenéis la opción de  escapar con vuestras amigas (un lunes, un martes, un miércoles e incluso un jueves) y emborracharos bebiendo hasta  el agua de  los floreros. Será vuestro intento (no seré yo la que lo denomine como vano o no) de mitigar el “hostiamiento” personal que supone descubrir que la persona que hasta ese momento era la mitad de vuestra naranja, ha resultado ser un mierda con pretensiones.

    Pero en el caso de las divorciadas con hijos, la cosa se complica y mucho. Si quieres emborracharte, siempre tienes que esperar al fin de semana que no tienes niños y, cuando por fin llega, estás tan agotada que a la segunda cerveza te quedas dormida encima de la barra.

    giphy-1

    Y también hay mucha diferencia a la hora de recomponer la vida sentimental después de la ruptura, ¡cuando tienes 30 aún hay miles de peces en el mar! El chico que viene a traer los portes, el administrativo de la notaría a la que llevas los papeles, el que trabaja en contabilidad, el butanero, el electricista… ¡¡¡incluso el cura joven que acaba de llegar a la parroquia!!! Lo cual supone que en un mes o a lo más tardar dos, ¡volvéis a estar dispuestas a comeros el mundo y a que os coman lo vuestro again!

    Pero en mi franja de edad (y ojo porque las edades posteriores lo tienen mucho más fácil, hijos creciditos, menos complicaciones etc.) el mundo hombre nos trae en un sin vivir. Veréis, con 41 años, abarcas un amplio abanico de posibilidades que van (en mi caso vaya…) desde los 37 hasta los 45, ¿qué ocurre pues? Suena prometedor, ¿no?

    Los solteros de 37 años que no tienen hijos pero quieren tenerlos, se encuentran con que una ya tiene cerrado el grifo. Los solteros de 37 años que no tienen hijos pero tampoco quieren tenerlos, no quieren aguantar a los hijos ajenos (cosa normal, porque yo hay días que no aguanto ni a los míos propios).

    ec78e76e4fbffb095f706939fe38a4da

    Los solteros de más de 40 que tienen hijos, suelen estar ultra mega traumatizados, y vienen abanderados como padres del año, lo cual a mí, me suele chirriar bastante. Los solteros de más de 40 que no tienen hijos… Esos son bastante peligrosos, porque resulta que te dan consejos de cómo tienes que criar a tus hijos, de cómo educarlos, de que si fueran ellos su padre lo harían así o asá, y resulta que no. Mira no. Lo de ser padres es una cosa con la que no se puede teorizar, esto no es física teórica, no. O eres padre o no lo eres, y me niego a recibir consejos de nadie que ni siquiera ha tenido una mascota a la que cuidar.

    Y si por fin, en una conjunción de Júpiter Venus y Saturno, conoces a alguien interesante, la odisea de poder intimar ya es de película de Kubrick…

    Situación: acabas de salir de la ducha. Estás sexy, limpia y crees que es buen momento para hacerte unas fotos sugerentes y mandárselas a tu chico. Tratas de encontrar el ángulo en que no se vea ni la celulitis, ni las lorzas ni los 41 años que tienes encima. Y claro, eso lleva su tiempo. Cuando apenas han pasado 3 minutos, después de haber puesto convenientemente el pestillo, oyes cómo intentan tirar la puerta abajo mientras gritan a voz en chorro…

    -Mamaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, estás biennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn???? Por qué no salessssssssssssssssssssssssssssssssss???

    giphy-2

    WARNING!!! ¡ABORTAR MISIÓN CUERPO SEXY! REPITO, ABORTAR MISIÓN CUERPO SEXY!

    Al igual que cuando hablas por teléfono, que solo me hace falta hablar en el idioma élfico para que mis niños no sospechen o no se imaginen cosas raras. Así que te pasas todo el rato con: sí…claro…sí…también…(risitas absurdas), y sufriendo pensando que el otro interlocutor debe pensar que mi vocabulario es tan limitado como mis fotos sexys, o sea, reducido a la nada.

    Autor: Evita Calamidad.

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a info@weloversize.com.

    

    Login