Captura de pantalla 2016-03-03 a la(s) 10.33.38
  • Lifestyle

    Tréboles de cuatro hojas o esa gente que nace con una flor en el culo

    Share on Facebook846Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Antes de nada me gustaría advertir que en este post voy a exponer públicamente y sin remordimiento alguno mi odio hacia un tipo concreto de persona. Si tú también odias a estas personas, por favor, disfruta conmigo; si, por el contrario, tú eres una de estos seres tan odiados, adelante, quédate y lee con nosotros.

    deadpool_1

    Pasa y ponte cómodo.

    Empecemos: ¿Qué es un trébol de cuatro hojas?

    trebol

    Po’ esto, ¿no?

    Sí, así es. Pero hoy no me refiero a esa clase de tréboles; hoy vengo a hablar de otro tipo mucho más concreto: las personas tréboles de cuatro hojas. Estoy segurísima de que conoces a alguna. Los tréboles de cuatro hojas son esa clase de persona que lo consigue todo con el mínimo esfuerzo, tienen suerte en absolutamente todos los ámbitos de su vida y todo, todo, todo les sale bien sin ni si quiera ellos intentarlo.

    Son ese amigo que consigue tu trabajo de ensueño y tú no entiendes cómo porque es un maldito inepto, ese compañero de clase que se lleva la matrícula y el amor del profesor con un trabajo mediocre al que le ha dedicado tan solo unas horas, esa amiga que se lleva a SU saca al guaperas que tú llevas intentando ligarte un mes… Esa gente, toda esa gente… ellos, son tréboles de cuatro hojas. Te suenan, ¿verdad? Lo suponía.

    deadpool_2

    Tú, planeando la muerte de ese trébol de cuatro hojas.

    Y luego, detrás de todos ellos, estás tú. Tú, el siempre despreciado trébol de tres hojas, esa pequeña y triste personita que se esfuerza al máximo por todo y nunca consigue los resultados esperados; de hecho, ni siquiera te acercas. Te puedes pasar horas y horas trabajando, de sol a sol, para que luego tu trabajo se tire por el retrete; puedes pasarte días enteros preparando el currículum/portfolio más perfecto de la historia para que luego el del trébol de cuatro hojas impreso en un triste folio en blanco y negro con algún que otro manchurrón sea el elegido; puedes pasarte una semana entera sin dormir para preparar ese proyecto en el que estás dejando tu alma para que luego te digan que es una mierda, mientras que el de tu querido trébol es una maravilla sin precedentes adorada por todos y que ha hecho en exactamente una media hora mientras picaba unos frutitos secos.

    deadpool_3

    Ay mamasita, qué estrés tan grande.

    Pues, ¿saben qué? Que yo personalmente, como trébol normalucho de tres hojas que soy, estoy harta. Estoy harta y quiero reclamar la hoja que me falta o, por si no la consigo, tener el derecho a arrancarle la hoja que le sobra a ese maldito cuatro hojas que me consume la vida con su buena suerte. Quiero mandar a la mierda abiertamente a toda esta gente que se lleva el mérito de las cosas sin merecérselo, quiero que la suerte empiece a estar bien repartida. ¡Pero si es que encima soy buena!

    Por eso, compañero trébol de tres hojas, hoy te pido que te unas a mí y repitas conmigo:

    deadpool_4

    QUE. TE. DEN.

    Y hasta aquí mi demostración de odio de hoy. Gracias por su paciencia y atención.

    PD: Gracias también al genial y maravilloso Reynolds y su increíble Deadpool por ilustrar tan a la perfección este post. 

    Imagen destacada: Material Defectuoso

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Andrea Nuñez

    Canaria aventurera en tierras peninsulares. Estudiante de Bellas Artes. Me encanta dibujar mujercitas, y lo hago todo el rato. Me gustan mucho los lunares porque son tan redonditos como yo, y no me gusta la piña. La piña pincha.

    

    Login