Moda

Hunkemöller o el paraíso de los sujetadores divinos

Mi vida es bastante mierder, no os voy a mentir. Trabajo como una mula, a veces no tengo tiempo ni de merendar más que un mísero café y encima estoy empezando a tener alergia. Sin embargo, hay algo que lo peta en mi día a día, algo que me hace la diva máxima a la altura de Beyonce, algo que provoca la admiración de mis amigas y las babas de mis potenciales ligues: mi colección de sujetadores.

Desde siempre me había costado muchísimo encontrar sujetadores y acababa recurriendo a la mercería del barrio de mi abuela (vivan los sujetadores color carne). Un día estaba hablando con una amigui y me dijo que mirase en la página Hunkemöller. Yo flipé un poco porque no había oído es enombre en mi vida. Me sacabas de las 5 marcas de ropa de toda la vida y me perdía.

Me metí en la web de la marca y QUÉ FANTASÍA. El primer pedido fue de 7 bragas (una para cada día de la semana), un pijama de satén y dos sujetadores. Era un poco escéptica, pero me enamoraron. Cómodos, bonitos y de buena calidad, justo lo que necesitaba. Empecé a comprar más y más y ahora tengo una colección bien resultona con sujetadores para cualquier ocasión.

¿Por qué os estoy hablando de mis sujetadores? Pues porque Hunkemöller está de promoción.

La campaña se llama Bra Party (me flipa el nombre) y básicamente tú te compras dos sujetadores y el segundo te sale al 50% o 3 sujetadores y el tercero te sale gratis. ¡Además este finde los gastos de envío son gratis! Mola mazo, eh. 

Si queréis renovar vuestro cajón de los sujetadores, estos son mis favoritos según la ocasión:

Para hacer deporte:

123

Para cuando llevo una blusa transparente y quiero que se vea el suje:

123

Para cuando quiero echar un kiki:

123

Para cuando quiero ponerme algo mega básico y que no se note que llevo sujetador:

123

Si os animáis a probar los sujes de Hunkemöller, dejadnos en comentarios vuestras opiniones que siempre nos gusta leeros.

Compartir:

Login