Si eres de pie fino, como yo, casi todas las sandalias te harán daño o te resultarán incómodas. Si además tienes o has tenido alguna lesión, o tienes sobrepeso, sabrás que encontrar sandalias cómodas para verano es misión imposible.

Pues bien, hoy te traigo tres modelos de sandalias cómodas para pies finolis.

Skechers Desert Kiss

Cómpralas aquí

Son de las más vendidas y te cuento por qué. Para empezar, dentro de las sandalias cómodas son de las más monas. Hay que ser realista, hay sandalias preciosas por ahí pero las que nos vienen bien no son precisamente las más bonitas.

Por eso encontrar unas que van genial al pie y encima quedan bien, es una fantasía.

 

Las tienes en un montón de colores y más de 3000 opiniones de Amazon confirman que son las favoritas del personal. Sujetan estupendamente el tobillo y son perfectas para caminar durante horas. Tienen la cuña ideal para los que tenemos fascitis y cosas similares. Son mega blanditas y gustosas. Una maravilla.

 

Crocs Lite Ride

Cómpralas aquí

Al principio nos reíamos de lo ridículos que eran los Crocs y ahora están por todas partes. Estas sandalias de la marca son algo más finas que los zuecos, y la verdad es que es como caminar sobre las nubes.

En general las opiniones son buenas, pero ojo con las tiras porque según tu forma de caminar puede que no sujeten el pie todo lo bien que deberían. Eso sí, cuestan unos 30 euritos. Los colores son preciosos.

 

Clarks Un carely Sun

Cómpralas aquí

Clarks es una marca que asegura calidad, por eso el precio es un poco más elevado que las anteriores (suelen rondar los 70€). Pero estamos ante unas sandalias brutotas pero increíblemente cómodas.

 

 

Post NO patrocinado