Lifestyle

5 cosas que son mejores que chingar

Creo que [email protected] tenemos claro que follar es uno de los placeres de la vida. De los que más gustirrinín dan, con los que adelgazas sin esfuerzo y son gratis. Vamos, todo ventajas. Y, si ya por hacer el “más imposible todavía”, tienes churri y en la cama sois F-U-E-G-O, ya es de dar las gracias al universo.

Pero estoy segura de que ante determinadas situaciones prefieres mandar el pinchito al carajo antes que dejar de disfrutar de alguno de los siguientes placeres:

  • DORMIR. ¡OH DIOS MIO! Gimo casi tanto como en un orgasmo los viernes noche cuando me meto en cama. Reventada de toda la semana de curro, sábanas limpitas, dormir el sábado hasta las 12 ¡bendito placer! Y si no me creeis preguntad a algún padre/madre primerizo ojeroso.

 

  • COMER. ¿Soy gorda? Sí. ¿Me gusta comer? Oh sí. Pero ya os digo que podía ser modelo de Victoria Secret que la comida sería mi pasión. Pero no comer de ¡hala, embútete! No. Comer guay. Probar mil cositas. Ah, y no ser yo la que cocine ni la que luego tenga que recoger (nací para rica, lo sé). Por ejemplo, los canelones que se marcó mi madre ayer. Impagables.

  • QUEDAR CON MIS COLEGAS. Aquí seré sincera y diré que en alguna ocasión (se cuentan con los dedos de una mano) les he dejado mangados por un pinchito peeeeero, en mi defensa, diré que tenía mucha “hambre”.Quedar con colegas en una tardecita de estas que ya tenemos de solete, con unas cañas-café-refrescos, musiquita de fondo… es un placer. Ya puedo tener el día más mierda del mundo que ellos siempre me lo arreglan. Los problemas compartidos son menos problemas.

 

  • QUE TE SIRVA (O INCLUSO TE QUEDE HOLGADA) LA ROPA DE VERANO DEL AÑO PASADO. Leedme bien: no hay orgasmo en el mundo que se equipare a esta sensación. NUNCA. NADIE. JAMÁS. Que la braguita del bikini del año pasado te quede flojilla y no porqué la goma haya dado de sí es como si te tocase Dios con un dedo. Fin. Y en todo caso no olvidéis que la operación bikini consiste en COMPRARSE OTRO y dejaros de zarandangas.

 

  • UN MASAJE. De pies. De espalda. De piernas. Me da igual. Ya puede venir el mismísimo Thor a darme un meneo que si alguien me ofrece un masaje, Thor puede esperar sentado leyéndose el Cuore. Y si es en la espalda y luego me rasca allí donde yo no llego con los bracitos… hasta suspiro, fíjate.

Probablemente me queden mil cosas mejores que follar en esta vida. Reír hasta que se te salga el zumo por la nariz, meter la nariz en los pliegues del cuello de un bebé, ver amanecer tras toda una noche de fiesta, marcarte un baile sintiéndote Beyoncé, abrazar fuerte a alguien que hace mucho tiempo que no ves…

Bueno, lo que viene siendo: disfrutar de la vida <3

Compartir:

Login