Hace dos meses que tengo este champú de extracto de cebolla de Mi Rebotica y me gustaría hablaros sobre él en este artículo porque me ha sorprendido mucho… ¡y para bien!

 

 

En primer lugar, aunque sea un champú de extracto de CEBOLLA, no huele a cebolla para nada. De hecho, tiene un olor a cerezas intenso que nunca asociarías, sin saberlo, a un champú de cebolla y a mí me tiene muy enamorada. También tiene menos siliconas que otros champús y mi pelo tiene bastante más brillo desde que lo uso.

Antes de elegir este champú, estuve mirando reseñas y sí es cierto que algunas chicas mencionaban que el pelo se le encrespaba al usarlo. Yo tengo el pelo rizado y suelo huir de todo lo que me produzca encrespamiento, pero he usado este champú con un acondicionador después y la verdad es que no he tenido problemas con esto. 

Por otra parte, en la página del producto de Mi Rebotica nos cuentan que las propiedades fundamentales del extracto de cebolla son: estimulador del crecimiento de cabello, antimicrobiano, antiséptico, antiinflamatorio, calmante, antioxidante y antienvejecimiento, entre otras. Todas ellas gracias a los compuestos fenólicos y azufrados que contiene la cebolla. Y también nos cuentan que aunque a ellos, en principio, no le gustan este tipo de “propiedades cosméticas mágicas”, encontraron un estudio clínico que respalda el crecimiento y además también les parecían interesantes sus aplicaciones para cueros cabelludos sensibles, con picores y con caspa. Personalmente, sí que me ha crecido bastante el pelo en esta temporada, pero soy de las que creen que este crecimiento es multifactorial. No sé si ha sido por el champú, por el complemento de levadura de cerveza que me tomo o porque simplemente es la época, así que tampoco me gustaría afirmar rotundamente que gracias a este champú me ha crecido más el pelo. Lo que sí es notado es que tenía más volumen al usarlo y que el pelo se me queda bastante suave.

En cuanto al color, el champú es transparente y tiene una textura gelatinosa. Como hace bastante espuma, no necesitas mucho producto, por lo que dura muchísimo (a mi aún me queda después de dos meses). Y para aquellas que no quieran sulfatos, tienen este champú sin sulfatos disponible también.

 

 

En conclusión, a mí personalmente me ha gustado mucho el champú y se ha convertido en uno de mis favoritos, sobre todo por el olor y el brillo que deja en mi pelo. Con respecto al crecimiento, creo que es necesario más que un champú para conseguir que el cabello crezca sano, pero el extracto de cebolla es un concepto interesante. Y, por último, me he llevado una gran sorpresa con esta marca ya que todos los productos de esta marca utilizan activos 100% naturales y no testan sus ingredientes y productos finales en animales.

PUEDES COMPRARLO AQUÍ