Con la llegada de la Navidad suelen llegar siempre los estrenos más ansiados del año. Saben – Hollywood – que son momentos de reunirse las familias, de estar de vacaciones y tener el espíritu del gasto por las nubes. No hay escena mejor para la industria del cine. Este diciembre no podía ser diferente y así han llegado a nuestras pantallas dos joyitas: Mujercitas y The Witcher. ¿Qué tienen en común? Una visión femenina poderosa a pesar de los tiempos.

Con el permiso de las frikis de Disney y su ansiada Frozen 2 y de las frikis de Star Wars y el ascenso de Skywalker las mejores historias que vas a ver este diciembre en una pantalla son Mujercitas y The Witcher.

Mujercitas es la historia de una familia de cuatro hermanas cada una de un planeta diferente, en el sentido figurado pues estamos en 1860. Estas cuatro hermanas se enfrentan al final de su infancia y al momento de afrontar quiénes son y qué quieren de la vida a pesar de sus circunstancias. Siendo estas, principalmente, que son mujeres, de una familia humilde en 1860.

Mujercitas 2019

The Witcher, por su lado, es la historia de un brujo en una realidad fantástica en un tiempo medieval. Sus aventuras y desaventuras en un mundo en conflicto que le rechaza tanto como le necesita para mantener su paz.

Ambas historias que, a simple vista, sin conocer los libros que hay detrás u otras adaptaciones anteriores, podrían parecer historias radicalmente diferentes, tienen en común algo clave y que tanta falta nos hace: una visión femenina de tiempos nefastos para las mujeres en los que, como cabe esperar, ya las había dispuestas a dar guerra.

Al cargo de Mujercitas esta Greta Gerwig (directora y guionista de Ladybird) y al cargo de The Witcher Lauren Schmidt. Y, queridas, eso se nota. Y de qué forma. Es, en ambos casos, un soplo de aire fresco.

Por un lado, tenemos a las hermanas March. Cada una muy suya, pero a la vez representando grandes caracteres en los que vernos (nosotras y cualquiera) reflejadas más allá de las habituales “heroínas” calificadas (malamente, tratra) como “mujeres fuertes”:  la cabecilla, testaruda, creativa, incapaz de dejar su infancia atrás; la hermana dulce, sencilla y llena de vida capaz de sobreponerse a todo; la vivaz, dispuesta a comerse el mundo, feroz y artística; la inocente, abnegada y sencilla.

Todas propias de su época y al mismo tiempo revueltas y salvajes. Greta es capaz de darles a cada una un candor y un atractivo difícil de ignorar. Las querrás a todas por igual y será porque en todas verás una parte de quien eres y de quien querrías ser.

Mujercitas 2019

No es una historia original (ya ha habido varias adaptaciones antes, además de por supuesto el origen de todo, la novela de Louisa May Alcott en 1868) pero lo que me parece absolutamente loable del trabajo de Greta (para fanses de la de Wynona) es que quita el foco de lo romántico y se lo devuelve a los conflictos de estas cuatro mujeres con ellas mismas y lo que la vida les ofrece.

Por el otro, tenemos tres protagonistas: el brujo, la maga y la heredera. Dos de tres son mujeres. Sí, has leído bien. DOS DE TRES. En tiempos en los que poco o nada teníamos que decir que estuviera fuera del armario o la cocina, seguimos los pasos de un hombre y dos mujeres.

Una es una mujer afrontando un mundo enemigo, con aspiraciones ambiciosas; la otra es una niña que se ve obligada a madurar y a lanzarse de bruces a un mundo hostil para descubrirse y valerse por sí misma para sobrevivir.

The Witcher 2019

Yennefer – la maga; Ciri – Princesa de Circa

Ambas son historias con un importante factor HOMBRE pues en ambas historias el amor tiene su papel y los personajes masculinos son de alguna forma necesarios para que las mujeres lleven a puerto sus emprendimientos. PERO estamos ante dos historias de mujeres con voz propia, sueños propios, caracteres singulares y que no requieren de una relación con un hombre para definirse.

Son dos historias en las que hay un discurrir paralelo de los compañeros. Son instrumentos o elecciones, pero en ningún caso imposiciones ni motivos de existencia.

JODER estamos ante dos historias que se explican por sí solas con la acción de MUJERES llenas de colores, luces y sombras. Sin disculpas, con coherencia y jodidamente inspiradoras.

Un día llegará que esto no nos sorprenda. Pero por ahora no. Estas dos historiazas llevan la firma de dos mujeres en una industria muy penecéntrica y no puede notarse más y yo no puedo alegrarme más.

Señores de Hollywood ¿a qué no es tan difícil hacer historias con mujeres, sobre mujeres y que sean, a su vez, universales? VALE. GRACIAS.

Como nota de cierre, añadir que ambas son una pasada a nivel visual. La fotografía de Mujercitas así como el vestuario os va a flipar y en el caso del seriote que es The Witcher, para los que no conozcáis la saga, disfrutad de lo lindo con el universo tan bien armado y truculento llenito de intrigas.

@tengoquenayque