Lifestyle

¿Quieres un premio porque te gustan las gordas?

Últimamente hay una oleada de hombres que se llenan la boca diciendo «Eh miradme, a mi me gustan las curvys» vamos, gordas de toda la vida. Y a mi, decidme quisquillosa, que lo soy, pero me chirría tanto esa frase. Primero porque creo que es de superficial y segundo porque luego esperan que se les aplauda o algo por decir que a ellos les gustan las gordas como haciéndoles un favor porque nadie más se fija en ellas, solo ellos por lo buenas personas que son.

Y ya si dicen: “Solo me  gustan las chicas con curvas y las otras no” es aún peor porque es como que estás decidiendo que quieres una persona por su físico no por como es. Por lo tanto eres igual que los que dicen: «Yo solo follo con rubias o con flacas».

 

Con la diferencia de que los tíos por ejemplo que dicen que a ellos solo les gustan las modelos, están orgullosos de ello y además agradecidos de que esas tías se vayan con ellos. Y los de “me gustan las gordas” esperan que se les agradezca a ellos el favor que nos hacen y se les reconozca que a ellos no les importa nuestro físico de orco porque no son superficiales. ¡Y un mojón! Decidme retorcida, que también lo soy, pero es que a mi me suena a eso. Y no me fío un pelo de los tíos que dicen eso. No me  los creo vaya.

¿En serio te gustan todas las gordas? Porque hay cada gorda, fea, antipática, borde, tonta del culo e insoportable, que no es que no se las folle nadie porque son gordas, sino porque no hay quien las aguante.

Las gordas no somos clones, no somos la amiga simpática que siempre sonríe, no somos la amiga desesperada ni fácil que te llevas a la cama cuando las otras te han dicho que no. Hay de todo, pero también existimos muchas gordas selectivas, inteligentes y bordes de narices que no nos vamos con el primer tío que nos dice: “Me encantan tus curvas, donde se ponga una tía con curvas que se quite una flaca”. De hecho esa es la frase que debes de decir para no follar con las de mi especie, listillo. ¿Por qué crees que me estas haciendo un favor? TE EQUIVOCAS.

Recuerdo una famosa que en una entrevista dijo: “ Mi marido, todo y que he engordado mucho, me sigue tratando igual de bien y aún le gusto”. ¿Y qué hacemos? ¿Le damos el premio al marido del año  por no haberte apaleado por engordar? No será lo puñeteramente lógico que se comporte igual si te quiere aunque sea un poco. ¡Que te enamoras de personas no de cuerpos, digo yo! Sino mejor cómprate una muñeca y déjanos en paz.

Esta es la novia perfecta, no habla y siempre sonríe, y tampoco come.

Entiendo que cada uno tiene unas preferencias físicas que le atraen más que otras a la hora del sexo. Pero al final lo que te pone realmente es la química, es una mirada, su olor, la voz, la forma de mirarte, de moverse, de tocarte… Y cuando eso ocurre generalmente el envoltorio es secundario.

A mi me gustan los tíos grandes y altos, en principio, es en los que me fijo. Mas que nada porque por tamaño los veo antes. Pero eso no quieres decir para nada que no me pueda gustar un tío bajito, un tío flacucho, o al paso que vamos y tal como esta el percal hasta una mujer y eso que soy hetero.

Es como si  cojo y digo: «A mi me gustan solo los Jason Momoas, y los demás pues no, así es que sino eres Jason Momoa no me gustas». Pues ya me veo muriendo sola mientras mis trece gatos se me comen los  ojos. Porque Momoa solo hay uno y claro está pillado.  Pero ¿verdad que sería absurdo que solo me gustaran los clones de Jason?, pues igual de absurdo es lo que decís vosotros de que solo os gustan las curvys queridos, igual de absurdo.

Compartir:

Comentarios están cerrados.

Login