Cosas que tenemos que dejar de fingir que están bien