El día que me tiré a un misil.

Posted In: Follodramas

  • Morgan
    Morgan on #306953

    Hoy vengo a contaros mi primer follodrama. Tengo 25 años y el año pasado me fui a vivir a la capital a estudiar, por aquel entonces estaba saliendo con un chico de mi ciudad, menos de un año, y decidimos seguir juntos y que él me viniera a ver, gran error, no duramos ni dos semanas juntos a distancia, demasiadas inseguridades de su parte. Asique ahí me fui yo, una chica, dos maletas gigantes, y un piso con 5 personas más y tres cuartos de baños, a la aventura! La habitación tenía cama de matrimonio y el piso te permitía tener toda la intimidad que quisieras así que cuando aquel imbécil me dio puerta, decidí estrenar la cama con algún ligue de redes que pudiera pillar. Ahí entra este chico, llamémosle Pablo, malagueño, informático, 28 años, bajito de pelo negro y unos ojos azabaches, no hacía falta ni tocarlo para sentir electricidad! Me ponía hiper nerviosa, quedamos para tomar una cerveza por Arguelles en las terrazas y poco hay que decir de que me cayó genial Un amor de chico la verdad.

    La siguiente cita me llevó al museo del Prado (soy forofa del arte asi que imaginense mi caída de bragas) y ya la siguiente le invité a mi casa porque… joder ya tocaba! Que me tenía con el chocho pepsicola y no había manera. Vino tarde, como para las 9 de la noche, justo tenía en mi cuarto el sonido del mar, porque extrañaba el atlántico, además vino medio de sorpresa, ya pensaba que no iba a aparecer, y yo en pijama! Menos mal que son super adorables y cukis y a todos les encanta. Fue entrar por la puerta de mi habitación y… pff me metió un beso que ya les hubiese gustado a las comedias románticas de Hollywood, me empezó a acariciar, a quitar la camisa con sumo cuidado, se perdió un rato entre mis pezones y a mi ya me tenía loquisima cuando mi equitat sexual y mi cachondismo, me hacen bajar las manos hacia su entrepierna y me quedé en shock, si chicas, en shock, esa es la palabra.

    Tengo el problema de que soy ancha vaginalmente hablando, no me vale tirarme cualquier cosa, así que imaginad mi cara cuando veo que ni con la mano la agarro entera de gruesa ni con las dos me dan para agarrarla entera de larga. Fue un …. WTF?? Me tiró en la cama, me agarró y se puso él en plena faena a limpiarme los bajos como si no hubiera un mañana, y si, me corrí, tres veces seguidas! Ya estaba a punto de desfallecer, con la intención de bajar yo también a la faena, y no, sin darme cuenta ya se había puesto el condón y me la estaba metiendo poco a poco, y os juro que me sentí como los muñecos que aplastas y se le salen los ojos, pero del gusto.

    Cuando entró toda, me pide que me ponga encima, y yo ahí nunca he sentido mucho, pero decidí aventurarme, y joder, la mejor decisión de mi vida. Me hizo gritar 5 pisos por encima del mío, y vivía en un séptimo. Así durante 1 hora entera, para luego cambiar de postura y seguir follando como conejos. Para cuando acabó, mi pelo parecía una jungla llena de monos y no podía cerrar las piernas. Al día siguiente en clase, hablo con mis amigos, y me dicen “¿estás bien?” y cuando les conté la historia decidieron llamarla “ el misil”, porque queridas, aquello era un misil, no un pene.

    Respuesta
    Lara
    Lara on #311012

    No tendrás su número aún???

    Respuesta
    An
    An on #311103

    Donde está el drama?

    Respuesta
Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)
Respuesta a: El día que me tiré a un misil.
Tu información:




Login