Follodrama: La relación de la que salí gracias a mis amigos

Posted In: Follodramas

  • Astrid
    Astrid on #306008

    Hola a tod@s, siempre leo y comento los temas en los que tengo conocimientos o los que he experimentado en mis propias pieles. Y la verdad hoy me he quedado preocupada leyendo a una chica con un follodrama en el cual decía que estaba triste y que no sabía que hacer por la situación que tenía. Espero que también me lea y se sienta aliviada de que la cosa haya acabado bien y pronto. Y a tod@s las que estáis en la misma situación os ayude a salir de ella y daros cuenta del panorama en el que vivís.

    De esto hace muucho tiempo, tenía 17-18 años. Conocí a un chico un año mayor que yo, alto, rubio ojos azules, buena constitución y según lo que me dijo con familia italiana (resultó ser falso), con el cual coincidía en mi tienda de comics habitual, con el tiempo descubrimos que teníamos muchas cosas en común. Así que un día decidió pedirme para salir, yo estaba soltera y acepte, pensé ¿por qué no? se le ve majo.

    Yo vivía en un pueblo y el en la ciudad a 20 min, así que yo cogía el bus para ir a la ciudad, ya que siempre lo había hecho para quedar con mis amigos. La primera vez me vino a buscar y nos encontramos de camino, me llevaba una rosa. Pensé que romántico!! que atento!!. Íbamos andando sin rumbo fijo y me dijo de ir a su casa a coger unas cosas, en realidad un juego de cartas, para ir luego a la tienda de comics, acepte. Fuimos a su casa, y yo me quede cortada en el salón, me dijo que tranquila que podía entrar en la habitación.¡Sorpresa! la cama hecha y bueno la habitación más o menos recogida. Empezó a besarme y bueno podéis haceros una idea de lo que pasó. Si me preguntáis como me sentí en ese momento pues os diré que estaba en las nubes o en los mundos de yupi. Por la tarde volví a mi casa y nada todo normal, chateamos por skype y tal por la noche, todo muy bonito y genial. Podría decir que era una relación muy normalita con sexo, comida y demás.

    Así como avanzaba la relación, pues los chicos de la tienda sabían que estábamos saliendo, sus amigos también y el circulo más cercano pues también, conocí a su familia y todo bien. ¡Hasta que llegó el día! En un evento friki una chica me empezó a mirar mal, yo no le dí importancia pero me di cuenta de que sucedía algo con esa chica y mi pareja en aquel momento. Al acabar le pregunté a él que qué pasaba con esa chica, me dijo que era su ex, que estaba loca y que era una celosa. Pase del tema sin darle importancia. Lo próximo fue un día que estábamos en grupo y dijeron de salir de fiesta, y el dijo que sí yo dije que sí, a pesar de que era su grupo de amigos pero como iban más chicas.., y en eso que me dijo, no tienes que ir a casa. Y pensé (tonta de mi) tiene razón como lo haré sino para volver a casa. Total que ellos quedaron de fiesta y yo me fui a mi casa. Con el tiempo esta situación se hacia más frecuente, hasta que un día le pregunté si tenía algún problema en ir de fiesta conmigo, me dijo que no que eran sus amigos, etc. No volví a sacar e tema por lo nervioso y agresivo que se puso.

    Empecé a quedarme, de tanto en tanto, a dormir en su casa. Y un día un amigo en común nos dijo de salir de fiesta,pensé buah genial por fin podré ir de fiesta, al principio le daba pereza, pero luego se sumó un amigo suyo. Fuimos a un bareto de la zona de marcha que ellos frecuentaban y ¡tachán! nos encontramos con su ex y amigos suyos. La chica lejos de quedarse con sus amigos, se vino con nosotros y empezó a agarrarse a mi novio y a ofrecerle para beber, yo cogí a mi amigo y tapándome la boca le pregunté si le parecía normal, a lo que el negó con la cabeza. Al rato ya incomoda, le dije que quería irme que estaba cansada, él no quería irse y le dije que por favor nos fuésemos que no estaba cómoda. Salimos del sitio, y la chica nos siguió hasta fuera. Me preguntó que que pasaba y le dije que estaba incomoda con el trato de su ex y que no me parecía normal. Mi amigo iba delante hablando con su amigo y nosotros detrás, y de repente estalló, que siempre hacia lo mismo, que no podía salir conmigo, que era una celosa, que no le daba espacio, mientras decía esto los amigos se dieron cuenta de que me estaba chillando en plena calle haciendo aspamientos con las manos, en ese momento sentí miedo de que me pegase. Le pedí a mi amigo que por favor me llevase a casa, cosa a la que acepto pese a ser las tres de la mañana. Al día siguiente se disculpó acepte las disculpas y no le dí más importancia.

    Al cabo de un tiempo, una foto de una quedada de nuestros amigos en común, en la cual aparece con ella sentada en su regazo. Le dije que eso ya me molestaba y que si que empezaba a sentir celos, porque entre que no quería salir conmigo de fiesta y que sabía que ella si estaría, y que ella iba detrás porque él seguía en contacto con ella, pues que ya me sentía mosca. Se volvió loco, como un energumeno con gritos y demás, así que me fui en cuanto sentí miedo.
    Al cabo de las semanas caminando hacia la tienda de comics nos paramos en un parque y me dice que me deja, no quería darme ninguna explicación solo que no quería estar más así que estaba agobiado. Lloré pero seguimos hasta la tienda de comics sin cruzar palabra, al llegar estaban varios de mis amigos que me vieron la cara. Uno de ellos me preguntó y le dije lo que había pasado en privado. Y me fui a mi casa.

    Llevaba una semana sin saber de él, me envía un whatsapp que quería volver, acepto. Todo como al principio atento y demás, pero me doy cuenta de que empieza a a perder los papeles por nada. Un día en la tienda de comics aparecen unos chicos que conocíamos con una chica, la chica empezó a llorar y salió fuera, mi novio insistió en ir a hablar con ella y le dije que siendo todo chicos a lo mejor le iba bien hablar conmigo, me dijo que ni se me ocurriese salir de la tienda y que él se encargaba, al rato los vimos abrazados a través del escaparate. Miré a uno de mis amigos pensando qué coño acaba de pasar, me hizo el gesto de respira y no le di más importancia, llegó la hora de irme y me fui. Por la noche le pregunté que qué había pasado y me dijo que nada, le insistí y empezó a irse por las ramas a ponerse nervioso y a decirme que era una celosa.

    A los 15 días me vuelve a dejar, a todo esto el sexo era cada vez más escaso y porque el insistía a pasar de que yo no quería. Un amigo mio, más mayor, me dijo que abriese los ojos, que no fuese tonta que mirase bien la jugada. Tonta de mi y de mi juventud, no le hice caso y tampoco me daba cuenta de lo que estaba realmente pasando, que era que en realidad estaba con otras chicas. A la semana la misma historia, que lo sentía que de verdad me quería que le diese otra oportunidad, y yo le conteste que me costaba confiar en él con todo lo que estaba haciendo. Me dijo que me lo compensaría que iríamos a la casa que tenían cerca del mar y que seriamos solo él y yo y que no me preocupase, que seria romántico y especial, cedí y fuimos. Al llegar pensé genial camas individuales en la misma habitación, así no habría problemas y trabajaríamos la confianza, ingenua de mi, ese fue mi mayor error hasta el momento. En mitad de la noche se mete en mi cama y me empieza a tocar y a rozar cebolleta, le dije que no que no me apetecía, el seguía le dije que no y me cogió del brazo y me subió el camisón con el que dormía, me aparto las bragas y me la empezó a meter, le dije que parase que no quería, que me hacia daño, conseguí zafarme y le dije que se fuese a su cama que me había hecho daño, yo estaba llorando. Así que cogió se fue a su cama, y desde ahí me dijo que lo sentía que tenía un problema, que tenía muchas ganas de sexo y que necesitaba mucho sexo y yo no se lo daba. Le dije que tras todos los problemas que habíamos tenido en los cuales él me había dejado ya no se cuantas veces, que no iba a acostarme con el por las buenas. A la mañana siguiente como si nada y yo muerta de miedo por lo que podría pasar y yo sin tener a nadie cerca. Me dijo que recogiéramos la casa que nos íbamos. Íbamos caminando y me dijo que se había acabado que volvíamos a la ciudad. Bajé la cabeza, recogí mis cosas y empecé a andar sin decir nada ni mirarle, entré en el bus y me senté y se sentó a mi lado, le dije que se cambiase de sitio y no quiso. Así que al llegar a la ciudad, me baje en la parada más cercana a casa de mi madrina con la que había quedado de estrangis. Me dijo que qué me pasaba, primera vez que mentí a mi madrina con la que siempre había compartido todo y por supuesto última vez que lo hice. Le dije que estaba cansada y que cuando quisiera íbamos a casa.

    A los pocos días, quedé con mi amigo, se lo conté todo, a lo que dijo que él era un impresentable un gilipollas por tratarme así y que no necesitaba a un tío así en mi vida. Que tenía que despertar y salir de ahí cuanto antes antes de sufrir más maltrato, le dije que exageraba pero que si que le tenía miedo y cada vez tenía más miedo a sus reacciones más desorbitadas.

    Como es de esperar me volvió a pedir perdón y me dijo que estaba en tratamiento, que quería verme y estar conmigo. Acepté. Fui a su casa, me dijo que por favor le abrazase que no estaba bien, me tumbé en la cama y le abracé. Me dijo que nos fugásemos a Italia, que quería una vida conmigo lejos de casa y en un pueblecito tranquilo sin nadie, sin movidas con los padres, y demás. Le dije que me lo pensaría me dijo que tenía dos días que el se iba y que si quería ir con el tenía que decírselo ya, le dije que era precipitado. Me fui a mi casa, medité en que si le quería mucho pero que iba a hacer yo en Italia, sin poder hablar con nadie, que tenía que hacer tener hijos y dedicarme a las tareas de la casa porque ni puta idea de italiano hasta el momento. Le dije que no, que no iba a ir, me dijo que él se veía casado conmigo y con nuestros hijos, y que era muy mala persona por no ir con él que no le quería, todo esto chillándome y llorando tanto él como yo. Así que cogí y me fui. (Tonta de mi y de la inexperiencia de no olerme as mentiras que me contaba, ese viaje o tenía organizado para irse con otra una de las tantas con las que me engaño y supé después)

    Al mes de «irse» a italia me vuelve a contactar tenemos que hablar ven por favor, y yo le dije que qué pasaba que cómo iba a ir a Italia, me dijo que había vuelto y que necesitaba hablar conmigo. Le dije que no podía ir. Cogió autobús y se presentó en mi pueblo, me dijo que estaba en la parada del bus que fuese a por él. Inocente y tonta de mi fuí a buscarle. Acabamos en mi casa, por favor perdóname, perdóname, me besó, y ahí ya no supe que hacer. Acabé llorando mientras se ponía encima y me forzaba. Luego me exigió de malas formas que le acompañase al bus que debía irse a casa que no había dicho nada a nadie de que había «vuelto». Yo llamé a mi amigo y le conté lo que había pasado, me preguntó si estaba bien, le dije que no sabía, y me dijo tajantemente que o dejaba esa relación o iba a perder a mis amigos y a todo el mundo por él.

    Un día estando en la tienda de comics, se presentó él y me dijo que quería hablar en privado, mis amigos mirando con cara de no se te ocurra salir fuera a hablar con él después de todo. Pero insistió, perdóname lo siento mucho, no quería hacerte eso por favor borrón y cuenta nueva de verdad. Le dije que necesitaba tiempo para pensarlo. Se fue y le dije que le llamaría para aclarar las cosas. El día que quedamos para en teoría decirle yo que no, porque era lo que me había autoconvencido, nos sentamos le abrazo y le dije que no sabía que hacer que tenía un lió enorme en la cabeza, así que se cabreo, pero no como había pasado tantas veces antes, se calló cogió el móvil y empezó a whatsappear con alguien, sorpresa era una chica con la que hablaba. Le dije que me parecía fatal que estuviese haciendo eso, me dijo que si tan celosa estaba me la presentaba. Me cogió y casi arrastrándome, me llevó donde estaba ella tomando un café, y le dice oye te presento a la celosa de mi novia, y la chica dijo hombre no seguro que tiene sus motivos, así que ahí ya no pude más y se lo dije todo a la chica, y me dijo sí se fue a Italia conmigo y nos enrollamos pero no pasó nada porqué él te quiere a ti. Ahí ya se me partió el corazón completamente. Le dije que se acabó cogí el bus y me fui llorando a casa. Lloré lo que no había llorado nunca, mis amigos me llamaban y no contestaba. Así que decidieron presentarse en mi casa y sacarme de la cama, diciéndome que no merecía nada de eso. Así que me dijeron exactamente que bloquease a ese tío de por todo, que borrase todo, que ellos iban a por mis cosas y que se había acabado.

    Al principio estuve fatal, pero con el tiempo volví a recuperar la confianza que había perdido. Pero me costó un mogollón volver a tener otras relaciones serias, o relaciones a secas. Iba con pies de plomo con todos los tíos y no me fiaba de ninguno. No quería que nadie me volviese a hacer daño. Con mucho tiempo y paciencia empecé una «relación» abierta con mi amigo y de esa manera empecé de nuevo a vivir y ver las cosas de manera muy diferente.
    Sentí que merecía que se me respetase, que se contase conmigo para hacer planes, que podía hacer lo que me apeteciera, que debía tener a alguien a mi lado que me quiera, que fuese fiel y sincero y que me apoyase. Empecé a quererme y a cuidarme. Todo el mundo empezó a verme mejor y que volvía a ser la misma de siempre.
    Hasta que un día me fui a la tienda de comics porque habíamos quedado con los amigos y tachán ahí estaba, mirándome de reojo. me puse nerviosisima por si me decía algo por si me hacia algo, el chico de la tienda me dijo que los chicos se habían ido al bar de al lado. Mi amigo en ese momento entraba por la puerta para decírmelo el mismo y llevarme con ellos, a mi ex cuando vio que me cogía de la mano y me iba con el tan contenta le comieron los celos y cogió se levantó y se fue.

    A los meses, estando en las fiestas de verano, a las 12 de la noche me llega un sms, flipante a lo que le dije a mi amigo mira esto estoy flipando. Cogió el móvil y le contestó tajante, y de tanto en tanto me enviaba mensajes a los que no contestaba. Así que con la llegada de las redes sociales, eso se convirtió en acoso en twitter, acoso en face, acoso en la app aquella que era como whatsapp en español y solicitudes de amistad en facebook y demás.

    Después de ya bastante tiempo de dejarlo definitivamente, me enteré de la pedazo cornamenta que llevaba por ese chico, de todas las chicas con las que había estado jugando igual que conmigo, de todas las mentiras y demás. Uno de los chicos empezó a estudiar en el mismo sitió al que yo iba y hablando me comentó que estaba con esa chica que lloraba, y que a ellos no les gustaba nada como la trataba, le dije todo lo que había pasado y le dije que por favor hablasen con la chica y la convencieran de que no debía pasar por eso ni ella ni otras más. El chico flipó y delante de mi le envió un mensaje contándole todo. Por lo que me han contado a día de hoy esa chica esta bien aunque también tardó en darse cuenta de que palo iba el tío.

    Hace unos años, le envié una advertencia vía facebook que me dejase en paz o le denunciaba a la policía que estaba harta de sus juegos y sus intentos de seguirme. Se puso como un energumeno diciéndome que no era él y que me diesen por culo y que estaba loca le dije que claro que las apps enviaban solicitudes porque sí con su nombre y su foto. Después de eso jamás he vuelto a saber de él.

    Ya se que es largo y puede parecer un coñazo, pero para todas las que estáis en situaciones parecidas, espero que viendo las jugadas que utilizan estos chicos podáis dejar esas relaciones tan tóxicas y dañinas que no os merecéis, que tengáis valor para decir no y si lo necesitáis denunciarlo. Ser fuertes y si os intentan amedrentar lo detengáis de inmediato. Yo tenía 17-18 años y no era consciente como lo soy ahora de todo el abuso y maltrato que sufrí y no sé donde estaría ahora sin mis amigos no hubiesen intervenido.

    Dos años después, inicié mi relación totalmente sana con quien es mi marido y padre de mi futuro bebé. Al principio me costó soltarme y una vez se asustó mucho porque me vino por la espalda a abrazarme y me puse a llorar no sabía exactamente porque si era porque no tenía esa costumbre o porque me asusté, también me costó muchísimo confiar en él pero se ganó todo mi amor sabiendo lo que me había pasado y ayudándome.

    Chicas después de la tormenta viene la calma, y ojalá ninguna lleguéis a lo que llegué a soportar yo. Gracias por leerme.

    PD: no seáis muy duras, pensad que era joven e inocente y muuuuy tonta y estúpida, eso ya me lo he dicho yo muchísimas veces, y que evidentemente ahora no soportaría nada así ni por el estilo, ni de lejos.

    Respuesta
    leila
    leila on #306166

    Tranquila, no te disculpes tanto por haber sido inocente y de buena pasta. Yo, a la misma edad que la tuya sufrí algo parecido con una violencia inaudita y logré salir gracias al instinto de supervivencia. Todo en esta vida es una lección. Estoy segura que después de todo eso aprendimos lo que merecemos y valemos en realidad. Ese tipo de enseñanzas son las que tenemos que transmitir a las generaciones futuras para que no se repitan los errores en los que caímos nosotrxs. El apoyo sano lo es todo para sobrevivir
    un abrazo :)

    Respuesta
Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)
Respuesta a: Follodrama: La relación de la que salí gracias a mis amigos
Tu información:




Login