Ni la vida de los demás es un camino de rosas ni la tuya es una mierda.