Ronaldo: «No recuerdo que nadie me defendiera cuando me llamaban gordo»