Tardé 8 años en entender que el amor de mi vida era yo