Tiró una piedra contra mi escaparate