Tuve un accidente por culpa de mi hermano

Inicio Foros Querido Diario Familia Tuve un accidente por culpa de mi hermano

  • Autor
    Entradas
  • María
    Invitado
    María on #964090

    Pasó hace 8 años y no hemos vuelto a tener la misma relación.

    Mi hermano y yo nos llevamos casi dos años, siempre habíamos estado muy unidos y teníamos el grupo de amigos en común. Yo soy la mayor y no me importaba que él se uniera a mis planes, compartíamos prácticamente todo y nos llevábamos muy bien, por eso dolió tanto lo que hizo.

    Durante el verano nos fuimos unos cuantos a un festival que estaba en otra comunidad, a unas 5 horas de casa. A nuestros padres no les hizo gracia des del principio, nos decían que aun éramos demasiado jóvenes, que podía pasar cualquier cosa, que eran muchas horas de carretera y un largo etc.

    Yo hacía unos dos años que tenía el carnet de conducir y me sentía más que preparada para conducir 5 horas, además iba conmigo mi hermano, que tenía el carnet desde hacía menos, pero se lo sacó todo a la primera, a mi la práctica me costó bastante.

    Nos íbamos a ir con mi coche, pero finalmente y movidos por la preocupación, mis padres me ofrecieron el suyo. Me dijeron que preferían que fuese con un buen coche que sabían que no iba a dejarnos tirados de repente y que, por favor, tuviésemos mucho cuidado. Lo aceptamos encantados y mi padre, justo antes de irme, me dijo que él prefería que no condujera mi hermano. Le dije que no había problema, que procuraría conducir yo todo el rato y que, si conducía él, le estaría vigilando.

    Llegamos al festival sin problema, conduje 3 horas del tirón, paramos a comer y luego hice las 2 que faltaban. Mi hermano durmió casi todo el viaje y yo fui escuchando la radio y música. Se me pasó bastante rápido. El festival fue una pasada y después de 4 días, cuando tocó volver, vinieron los problemas.

    Mi hermano insistió en que quería conducir él, que yo había conducido toda la ida y que ahora le tocaba. Le dije que prefería conducir yo, que ya me había hecho al coche y que conocía el camino, que como él se durmió, no era lo mismo. Él se puso muy pesado, no entendí de donde le venía ese interés repentino por conducir, pero me costó mucho hacerle entrar en razón y que se sentara en el copiloto.

    Cuando llevábamos un par de horas, volvió a decirme que parase y que quería conducir él. Le dije que yo de momento no quería parar, que estaba fresca y que prefería hacer la pausa cuando hubiese hecho al menos la mitad del trayecto, pero nada, él erre que erre insistiendo en que parase y cambiásemos. Estuve a punto de llamar a mi padre para que hablase con él y que me dejase tranquila, al final el coche era de ellos y tenían derecho a decir quien querían que lo condujese, pero no lo hice porque le vi muy enrabietado y pensé que sería peor. Ahora veo que debería haberlo hecho.

    Seguí conduciendo pensando en que a lo mejor se dormía, pero no tuve esa suerte, siguió de morros, quejándose de todo, sacando temas de hacía años que no venían a cuento… No sé, de repente todo reproches y problemas solo porque no le dejaba conducir. Yo ni le contestaba, solo conducía deseando llegar lo antes posible.

    Hubo un momento en el que apareció un cartel de área de descanso, él me dijo que parase en esa área, le pregunté si era para ir al baño y me dijo que no, que era para cambiarnos.

    Le dije que no iba a parar, él siguió insistiendo. Empezó a tener un tono hostil y amenazante, le seguí diciendo que no. Se cabreó, me dijo que no íbamos a hacer lo que a mi me diera la gana y cuando estábamos delante del desvío para el área de descanso, me cogió el volante y lo giró muy brusco. Un coche que ya se había incorporado a la salida, venía detrás y tuve que dar un volantazo para esquivarlo, el coche nos pitó y nosotros nos chocamos contra unas pilonas que había al borde de la carretera.

    Fue un choque fuerte, saltaron los airbags y antes de que me diera cuenta, se acercaron varias personas a preguntarnos si estábamos bien. Nos bajamos del coche y cuando vi que él también estaba bien, empecé a gritarle y a llorar. Las personas que estaban allí intentaron calmarme y decirme que no pasaba nada, que lo importante era que estábamos bien y que ahora estaba muy nerviosa, que ya lo arreglaríamos después.

    Llamé a mi padre enfadada y aun llorando para explicarle lo que había pasado y, pasado el susto, me dijo como tenía que llamar al seguro y que ellos cogerían mi coche y vendrían para donde estábamos. A todo esto, mi hermano no dijo nada. Solo me miraba en silencio.

    Llegó la ambulancia, la policía, la grúa y mis padres, por este orden. Nos atendieron muy rápido y tomaron declaración al coche de detrás que casi nos comemos. Después de lo que les contó, me hicieron una prueba de alcoholemia que evidentemente dio cero. A mi hermano los médicos le pusieron un collarín y dijeron que estaba en shock, que le diéramos tiempo. Yo, por no buscar líos, le dije a la policía que me había dado cuenta tarde de la incorporación y que por eso me incorporé tan brusca, que fue un fallo de cálculo, un accidente. El otro coche no quiso denunciar nada y nosotros tampoco, así que quedó en poco más. La ambulancia se fue, la grúa se llevó el coche y nos quedamos con nuestros padres.

    Lo divertido vino aquí, cuando de repente, después de todo lo por culo que había dado durante el viaje, lo que me había recriminado y, sobre todo, el volantazo que pegó, dijo que no se acordaba de nada.

    Me dio la risa, no me podía creer lo que estaba diciendo. Le llamé mentiroso, aprovechado, le acusé de casi matarnos por orgullo… Me puse hecha una energúmena. Lo peor es que cargué yo con todo con tal de que no hubiera problemas y él ni si quiera tenía el valor de confesar.

    Mis padres me intentaron tranquilizar y me dijeron que podía ser cierto que no recordase nada, pero es que yo sé que no es posible, yo también estaba en ese coche, yo también me di el golpe, no le pasó nada en la cabeza a nivel físico, es que no, no me lo creo.

    En varios momentos de días, semanas, meses e incluso un año después, le pedí que confesara. Le dije que necesitaba que admitiera los hechos y me pidiera disculpas, que yo ya no confiaba en él y que no entendía tantas mentiras, pero él siempre se ponía a la defensiva y me decía que no pensaba pedir perdón por algo que no recordaba haber hecho. Así que nuestra relación se fue enfriando hasta que, prácticamente, desapareció.

    Cuando lo pienso, aun me da rabia y me gustaría que en algún momento me pidiera perdón. Pero después del tiempo que ha pasado, dudo que lo haga.

    He intentado pasarlo por alto, pero de verdad que podría habernos matados y creo que, al menos, merezco una disculpa.


    Responder
    Hola
    Invitado
    Hola on #964105

    Hola, María .
    Creo que has explicado muy bien la situación del accidente y te has expresado con mucha claridad, esto me ha llevado a epatizar mucho con tu historia y creo que el enfriamiento de vuestra relación es una consecuencia natural y normal de la actitud de tu hermano.

    Al final perderéis los dos pero me parece que él es un niñato que no sabe asumir las consecuencias de sus actos y el problema es que seguramente pasen años y más años y él se enroque en esta actitud infantil que al final os perjudica a los dos.

    Es una lastima pero no dejes que nadie te eche la culpa a ti ni te haga sentir culpable del distanciamiento. El que lo hizo mal fue el y quien os puso en peligro fue el. Un disculpas o tienes razón habría bastado.

    Responder
WeLoversize no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta web por colaboradores y usuarios del foro.
Las imágenes utilizadas para ilustrar los temas del foro pertenecen a un banco de fotos de pago y en ningún caso corresponden a los protagonistas de las historias.

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
Respuesta a: Tuve un accidente por culpa de mi hermano
Tu información: