Una semana hablando y está muy pillado