acoso-sexual-calles1_1
  • Lifestyle

    Cómo sentirse humillada

    Share on Facebook112Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Me ha pasado a mí, queridas loversizers. Pero te ha pasado alguna vez a ti. De hecho, sucede a toda aquella persona a la que se observa aspecto de niña/chica/mujer. Algo tan habitual como los piropos.

    Es un tema del que estamos hartas de leer y de vivir. Y yo me he rebelado contra esta invasión de nuestro espacio personal, con esta falta de respeto constante. Pero hoy me ha salido caro. A lo mejor debí haber hecho oídos sordos como se espera de nosotras si no sonríes, ya que era un hombre de tercera edad y a ver qué esperas de este tipo de personas.

    Pero no, voy y le pregunto educadamente (con la intención de que vea lo que ha hecho mal) que qué me había dicho. Él repitió el piropo. Le respondí que lo sentía, pero que no lo hiciese. Entonces me llamó fea y gilipollas (“gracias” por no llamarme zorra, puta y similares que es lo habitual).

    Ahí sí me encendí. Ya le planteo la cuestión: ¿Así que debo aceptar su piropo porque sino me insulta? No, no me dio tiempo a formularla y ni siquiera lo hice bien porque me interrumpió con un “a mí también me gustaría que me llamaran guapo” (seguro que de un hombre acepta el piropo, claro que sí) y se rió de mí.

    Me bloqueé y me fui con el rabo entre las piernas. Me sentí humillada. Quería respeto y no conseguí dejarlo claro. No he sabido defender bien mi espacio y escribiendo esto tengo rabia por no lograr mi objetivo. Sí, decidme lo que me dice mi padre: tú pasa y no te enfrentes.

    Así no tendrás ganas de pegar a algo, practicar kick-boxing improvisadamente y sólo conformarte con llorar para no quedar como una loca del coño histérica (o más de lo que estés pareciendo). Si así me siento con piropos, no sé qué haré si me violan. Exagero, ¿no?

    Chicas, escribo esto desde el mismo impulso, pero creo que no pido nada difícil, algo básico: simplemente que nos respeten como personas. Y que quede claro que yo acepto piropos de gente conocida a la que le he abierto las puertas de mi persona, no de extraños que les importa una mierda cómo me sienta.

    Seguro que a la próxima reaccionaré mejor. Sobretodo, desearía que desapareciese este tipo de comportamientos.

    Rox Rouge

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Loversizers

    Este post está escrito por un colaborador puntual de WeLoversize. Si tienes algo interesante que contarle al mundo, puedes enviarnos tu textos y propuestas a [email protected]

    

    Login