telefono-muerte
  • Lifestyle

    Te he mandado un guasap, ¿por qué llamas?, ¿por qué?

    Share on Facebook3,126Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Hablar por teléfono está sobrevalorado. Tengo que tener muchísima confianza con la persona al otro lado de la pantalla para sentirme cómoda al hablar sin verla porque me resulta extraña la sensación de estar y a la vez no estar. Pero no os confundáis: no es que no me guste hablar –de hecho, me encanta– pero en persona… o por chat: ¡escribo a la velocidad del rayo!

    Sé que esos a los que tampoco os gusta hablar por teléfono, me entenderéis, porque no puedo estar sola en esto. Hay situaciones que nos desesperan a muchos, seguro.

    • Amigos y familiares insisten en llamar por teléfono. Ignoro la llamada o cuelgo según la confianza… y mando un guasap. Evito dar explicaciones de por qué no he contestado. Pero si alguien pregunta, tengo una colección de excusas para elegir según el momento. Un número privado u oculto no tiene ninguna oportunidad conmigo: jamás contestaré.
    no contestar a número oculto

    ¡Ah, se siente!

    • Rara vez devuelvo una llamada perdida. Y no, no es por no pagar la llamada porque todos los meses me sobran minutos del plan móvil y aún no he conseguido que me los canjeen por datos. Y, como muestra de que no es racanería, confesaré que a quien no gasta guasap –hola, papá– le mando sms de pago. ¡Soy una rebelde!
    • En el mundo cita, creía que estaba a salvo con los chats de las aplicaciones pero no… Hay tíos que no quedaban conmigo si antes no habíamos hablado por teléfono, ¡lo juro! Entiendo que percibes otras sensaciones de la persona, que puedes identificar matices y filtrar si te interesa o no pero, de verdad, no recuerdo nada más incómodo que una primera conversación en la cola del Consum…

    odio hablar por teléfono

    • Sexo telefónico, ¿en serio? ¡Menudo corte de rollo!
    • Puedo pasar semanas sin oír la voz de una pareja si no podemos quedar. Y no, no echo de menos escuchar su voz y lo que hace mientras habla conmigo porque, señores y señoras, la confianza da asco. Nada más que añadir.

    odiar-telefono-golpes

    • Arrepentirme por llamar a quien no debo una noche de borrachera no es algo de lo que tenga que preocuparme. Simplemente no va a pasar.
    • Hay momentos en los que no puedo hablar, que no me apetece o que me pilla ocupada… Mientras intento no perder la concentración, pienso Joder, cuelga ya y manda un mensaje. Respiro aliviada cuando para pero, antes de que me dejen alcanzar el clímax terminar la tarea que me tenía ocupada, insisten.

    ¡Joder, que mandes un puto mensaje!

    • «Yo es que escribo muy lento» es una excusa de vagos que prefieren llamar por comodidad y no perseveran en el arte de la escritura táctil. Mucho menos desde que aparecieron los puñeteros audios, ¡¿qué necesidad había?!

    odio los audios del guasap

    • Pedir por internet siempre es la primera opción: reservar entradas, pedir pizza o chino. ¿Quién quiere hablar por teléfono si se puede elegir lo que quieres con un simple clic? Si somos varios, siempre hago que llame otro porque tampoco me va hablar por teléfono delante de otras personas. Por eso no contesto cuando voy en el bus o el tren, ni en la cola de correos ni en la calle…
    • No hablo por teléfono salvo que no tenga otro remedio. La gente se sorprende de que pueda hacerlo y hasta que sea simpática. ¡Claro que puedo! Pero me supone un esfuerzo que simplemente prefiero evitar.

    colgar-telefono-idiota

    Y bueno, ya sabes, si quieres algo de mí, mejor me escribes. 😉

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Teresa Díaz

    Mujer libre y responsable de sí misma la mayor parte del tiempo. Bruja feminista a mucha honra. Me gano la vida como periodista y diseñadora gráfica en www.teresadiaz.com. Cada día trato de tener, al menos, un momento bonito y dar gracias por ello.

    • Mario Enrique Gonzalez Hernand

      Hola Teresa, primero que todo quiero felicitarte pues llevo poco tiempo leyendo weloversize.com y me encanta!
      Y porqué no pones un filtro para que todo aquel que no este dentro de tu selección, cuando te llame al teléfono le de “ocupado” o “apagado”? (y claro esta que te deje una notificación de quién llamo)

      PD: Me encanto este post, eres muy creativa! Gracias!!

    • Ana G. Ruiz

      Como te entiendo!!!

    • Arancha

      Yo soy igual!!!! Por lo que veo podemos formar un club.
      Trabajo de administrativa y acabo del teléfono hasta las narices, como para que me llamen o tenga que llamar yo! Ni de coña!

    • Maria

      AJAJAJAJAJA yo soy igual! Aunque me llame el chico que me gusta o mi mejor amiga yo siempre pienso “joder, quien pollas se atreve a llamarme??”

    • Natalie Velours Noir

      Ay, amiga mía, como te entiendo!!!! Pensaba que las únicas así éramos mi madre y yo, pero me equivocaba!! Pienso exactamente lo mismo punto por punto!! Y por lo que veo somos muchas más “fobitelefónicas” jajaja

      Muy buen artículo, me ha encantado :)

    • http://rincongatitapresumida.blogspot.com.es Julia

      Me siento muy incómoda cuando hablo por teléfono. Intento evitarlo como sea. Pensaba que era una tontería mía, pero veo que hay más gente a la que le pasa lo mismo!!
      Pudiendo chatear, ¿para qué hablar por teléfono?. Los mensajes de voz también los odio a muerte…
      Para hablar con alguien, sólo me siento cómoda si la otra persona está delante mía, si no, prefiero ahorrar saliva (y un mal rato) y escribirle mensajes.

    • Mado

      Jajajaja, me ha encantado!! Me pasa lo mismo…

    • http://xarcadex.tumblr.com xArcadex.tumblr

      A mi me encanta el silencio. No me gusta hablar. Mi boca y mi cabeza no se llevan bien y una no dice lo que piensa la otra. Y cuando lo hace, lo hace mal XD

      • teresa díaz guzmán

        ay, Arcadex, eso es otro tema y ahí no coincidimos nada! :)

    • Raquel Venancio

      Soy esa persona a la que no le gusta hablar por teléfono… en una familia de telefonoadictas (el femenino es porque somos todo mujeres, no porque sí).
      No entiendo que si te pregunto algo por whatsapp, automáticamente me llames. Y me respondas a la pregunta y ya de paso, me cuentas qué comiste, que compraste, el color del lunar del brazo y lo que te parecía la vestimenta de la vecina de hoy.

      Confieso que a veces apoyo el teléfono en la mesa y sigo a lo mío.

      • teresa díaz guzmán

        jajajaja, ya te vale! yo presto atención cuando me llaman pero reconozco que dejar el móvil en la mesa y poner el altavoz es muy cómodo, y me salva en algunos casos porque puedo seguir trabajando mientras hablo y se hace más llevadero. ;D

        • Raquel Venancio

          Es que ni siquiera me hace falta poner el altavoz: a mi madre, por ejemplo, se le escucha igual de bien! 😛

    • Marta Sanchez

      Pensaba tb q era la única!!!! Me he sentido totalmente identificada,soy yo en todo,en lo de la tarifa del móvil que miro mi factura y hay meses que no he gastado ni un minuto o en lo de las paginas de ligoteo q tb hay tíos q se han negado a más pq no he aceptado hablar por teléfono!!! Y la gente encima no lo entiende y te llaman y es cómo:”que no joder,que no voy a contestar!” o mis padres que siempre me dicen:”no puedes llamar?” pues si,poder puedo pero,no quiero!!! Aunque en su caso la cosa casi que la entiendo porque para poner un “vale” se tiran “escribiendo…” 10 minutos de reloj!!!
      Tu me entenderás cuando cuento que trabajé de operadora y fue el trabajo mas aterrador,incomodo y mortal que tuve,el día antes dormía mal y todo y salia súper estresada, dios/alá/buda sabe lo que luché por cuatro duros!!!
      Ains me ha encantado encontrar a alguien que me entiende en mi NO a hablar por teléfono :) me siento mas arropada desde hoy ^^

      • teresa díaz guzmán

        Marta, yo también fui teleoperadora!! E igual de ahí me viene la manía porque antes de eso pasaba horas y horas hablando por teléfono con mis amigas… ¡Ay, que va a ser eso…! 😉
        Me alegra que te hayas sentido un poco acompañada, ¡no estás sola!

    • terminat2

      Lo de la comunicacion hablada esta muy sobrevalorada, te lo digo yo que la primera parte de mi trabajo es la llamada telefonica, la gente es borde por naturaleza y no se sabe expresar ni hablando , y lo peor es que tienes que escucharla si o si unos monologos que no veas.
      En mi caso como no sea alguien que conozca y ademas tenga ganas de hablar estoy incomunicado para casi todo el mundo. Pesaos que la gente es muy pesada. Ademas lo de los grupos de whatapps de vision obligatoria es la leche, gente que conoces que habla a horas que le da la gana y despues te echa en cara que si no leiste la conversacion.

    • Carmen Muñoz Ureba

      Pensaba que era única en mi rareza anti-teléfono!!! Coincido en todo, absolutamente todo!!!!

    • Lacarmensilla

      ¡No podría estar más de acuerdo! El historial de llamadas de mi móvil son básicamente llamadas perdidas que nunca encontraron su destino porque fueron meticulosamente ignoradas. Hay, sin embargo, dos excepciones:

      1) Mi madre. La pobre mujer aún no entiende el whatsapp y prefiere llamarme (lo cual es casi mejor, porque tarda tanto en escribir que las conversaciones escritas se eternizan). A ella sólo la ignoro un 30% de las veces.

      2) Mis amigos cuando alguien se pierde de fiesta. Ahí no hay whatsapp que valga: son las 3 de la mañana, llevas encima un pedo como un piano y el ̶r̶u̶i̶d̶o̶ música te confunde. Tu amigo no se conecta desde las 12 e ignora tus mensajes inconexos del palo de “dpnd esras??”. Sólo queda, pues, llamarle y soltar berridos por el altavoz en vuestro amoroso afán de reencontraros.

      • teresa díaz guzmán

        aceptadas tus excepciones, Lacarmensilla!

    

    Login