Cultura

5 Series mierdas de Netflix que en realidad enganchan

Las series de culto están muy bien. Aquellas en las que la trama es tan complicada que requiere toda tu atención también, pero lo cierto es que las series que la gente denomina como malas tampoco están mal.

¿Qué son las series denominadas malas? Sin consultar con ningún diccionario, podemos afirmar que son aquellas con trama sencilla y argumento fácil de seguir, son series de las que casi no te encontrarás spoilers en las redes sociales porque nadie los hará y tampoco verás hordas de gente pidiendo el estreno de la siguiente temporada.

Son series, todo hay que decirlo, que te puedes poner de fondo mientras haces alguna otra cosa, y en las que si te quedas dormido 10 minutinos, podrás reengancharte sin ningún problema. Series mierdas, sí, pero que a mucha gente le molan. Son series, sobre todo, que te arreglan una tarde lluviosa, o no, de sofá y manta, así que vamos a descubrirlas.

 

Jane The Virgin

Chica virgen es inseminada por error de su ginecóloga.  El esperma, cómo no, procede de un tipo de esos que, como diría mi abuela, “quitan el hipo” y que tiene la cartera llena a reventar. ¿Cómo sigue? Se conocen, se lían, se deslían, tienen el hijo, están con otras personas y vuelta a empezar. Es una telenovela lleva al extremo de las mismas y parodiada. Y en un capítulo sale Bisbal. Bulería Bulería. No la subestimes, tiene 4 temporadas y algunas nos mordemos las uñas esperando la quinta.

 

 

Amigos de la Universidad

Reconocerás alguna cara de otras series entre sus protagonistas, un grupo de amigos que rondan los 40 y que forjaron su amistad en aquellos años de universidad en Harvard. Idas y venidas, matrimonios, divorcios, éxitos, fracasos y algún que otro personaje anclado en la universidad. Puede, incluso, que te sientas identificado con alguno de ellos. Podría ser el nuevo Friends pero le falta demasiado, podría ser la nueva Cómo conocí a vuestra madre pero le falta cuarto y mitad, podría ser. Va por la segunda temporada, ha pasado año y medio entre ellas así que si te gusta, no desesperes esperando la tercera.

 

 

Madres Forzosas

Si en los 90 eráis fieles a Padres Forzosos te encantará. Sí no veías esa serie donde salían esas casas de San Francisco tan fotografiadas y el Tío Jesse, es que no eres una persona de fiar y puedes dejar de leer. Madres Forzosas no deja de ser una secuela, un spin off o un llámalo como quieras, donde las niñas de entonces son las que ejercen de madres y tías en esta ocasión. ¿Un plus a su favor? El elenco de la serie son los mismos actores que en la “original”, excepto las hermanas Olsen, que son demasiado divas.

 

 

Amor Ocasional

Es una comedia francesa, con todo el romanticismo y, en ocasiones, lentitud que ello conlleva. Unas amigas treinteañeras contratan un chico de compañía para que su amiga soltera olvide a su ex. ¿El resto? Previsible. Enamoramientos, mentiras que se descubren, enfados…. Todo ello aderezado con un “no sé qué” que hace que te enganche. Prometido.Y descubrirás que hay un Buenos Aires en París….

 

 

Lovesick

Te diría que es la serie mierda por excelencia. Esa que te la pones y cuando te das cuentas estás a veinte mil cosas pero no atendiendo a ella. Póntela de fondo si quieres hacer algo y no distraerte mucho. Sí, no la estoy vendiendo muy bien pero esa es la realidad. ¿De qué va? Chico tiene clamidia y va quedando con todas sus ex para contárselo. En cada capítulo, que lleva el nombre de una ex, el protagonista con ayuda de sus amigos, revive esa relación y le comunica lo de la clamidia. Apasionante, lo sé, pero me la he visto entera.

 

 

PD: Puedes descubrir más series de Netflix aquí y aquí. 

Compartir:

Login